El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


viernes, 30 de septiembre de 2016

EDUCACIÓN SEXUAL.

Además de controlar mentes de acuerdo a su ideología, el libro porno de la Tohá pretende algo mucho más mundano. El estado no quiere gastar plata en mamás solteras ni enfermedades caras como el SIDA u otras. El estado quiere a sus animalitos amaestrados afilando sin parar, así no piensan, aunque con condón, píldora del día después y si todo esto falla, con abortos express. El estado no quiere más hijos indeseados por irresponsables madres adolescentes y no tanto, que luego copan consultorios constantemente por estar mal criados.

El estado no quiere tratar de educar en colegios de mala muerte a cabros inducables. Tampoco tiene lugar en el Sename ni en las cárceles. El estado -y en eso tienen razón los políticos- no puede ni tiene porqué hacerse cargo de cabros chicos engendrados entre tomateras, fiestuzas, sesiones de marihuana, pasta base y, calenturas de adolecentes irresponsables.

El estado no quiere gastar plata que puede ser utilizada en cosas más provechosas, como robar o aumentar la planta de burócratas con amigotes y parentela.  

Y como el estado socialista supone que el ser humano es materia y cosas como esas, entonces los tratan como materia. Así llegamos a este libro. Claro que el libro puede funcionar con condones decentes y no con las cagadas que regala el Minsal.





jueves, 29 de septiembre de 2016

DEL POLVO VIENES, Y EN POLVO TE CONVERTIRÁS.

Si la educación sexual se la entregamos a los curas, los cabros se trauman. Si se la entregamos al estado, los cabros se degeneran ¿Y los padres? Bueno, ellos están muy ocupados, por eso algunos le entregan esa peguita al cura y otros a la alcaldesa de turno.

Y así en todo ámbito. La gallá entrega su libertad a cambio de obtener algo de seguridad. Y quienes reciben esa libertad, además de no entregar a cambio ninguna seguridad porque eso es imposible, aprovechan de quitarle a la gente su dinero y de paso a idiotizarlos, unos con paraísos en el más allá y los otros con paraísos terrenales.

Pienso que tanto la iglesia como el estado están perdidos, Internet les ganó la partida hace rato. Usted hace “click” y obtienen lo que busca. Público, gratuito, de calidad y más rápido que un rayo.

El sexo no es más que un instinto, por lo tanto incontrolable, más aun a esa edad. Si la solución fuera tan fácil como explicarles a las niñitas que el mejor método anticonceptivo es colocarse una aspirina entre ambas rodillas y apretarla fuertemente, y explicarles a los niñitos que las pensiones de alimentos se pagan hasta que el hijo cumple 28 años, no tendríamos la necesidad de publicar libros ni de elevar oraciones, pero no es así.

Este lio del libro porno de la Tohá, las elecciones de intendentes y todo el resto de la parafernalia diaria a la que nos someten los medios, no es más que una lucha por el poder ¿Quién lava más cerebros?. El que gana manda, y el que manda se queda con el billete.


El problema no es el sexo, el problema es el amor romántico. El problema de fondo es tomarse la vida en serio. En fin…, el problema es que somos muy huevones y nos damos cuenta demasiado tarde.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

"REPARTIENDO" EL PODER.

Algunos políticos no quieren elecciones de intendentes; otros sí. Los primeros no quieren elecciones para no perder el poder en las regiones, y los segundos las quieren para quedarse con el poder en las regiones. Todo es siempre, más sencillo de lo que se supone.  

En principio, me parece que todas las autoridades deben ser electas; intendentes incluidos, aunque no sé de qué sirve un intendente, o si su función puede dejar de existir o cumplirla otro ente estatal. Esto es en teoría.

En la práctica, sabemos que terminaremos con más burocracia y pelafustanes tratando de quedarse para sí y sus secuaces con regiones completas, las que con el tiempo podrían contar con diputados, senadores, ministerios y cualquier tipo de organización que cumpla con las nobles funciones de dar empleo a parientes, amigos y enemigos que se quiera tener cerca, y la más importante, robar a manos llenas.

De ahí a declarar la independencia entre vítores, serpentinas, fuegos artificiales y promesas de guerra y huelgas de hambre, habrá solo un paso.  

Casos como el federalismo en Argentina y México y las Comunidades Autónomas en España, son ejemplos de corrupción galopante, burocracia creciente y por supuesto, continuas alzas de impuestos para financiar el show.


En resumen, la intención teórica de descentralizar el poder no resultará, solo cambiará de manos y nos costará más caro. Estamos en Chile después de todo.