El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


jueves, 20 de septiembre de 2018

MANO DURA CON ESTOS PAYASOS.


Se acerca el día del fallo de La Haya, y todo por esa maldita costumbre de meternos en todo organismo que exista sobre la tierra. El Pacto de Bogotá nos está saliendo carísimo, mucho más caro que unos 50 F16 con misiles de última generación, y unas 10 corbetas armadas hasta los dientes. Y que los machucaos vengan a buscar el mar, las islas del sur o el triángulo terrestre. A que no lo hacen.

Los países de verdad, los importantes, no se someten a estas cosas raras con jueces zurdos que reparten lo que no es suyo, lamentablemente somos un paisucho de poca monta gobernado por atorrantes dedicados a repartir lo ajeno, y ante la ausencia de esto, a repartir pobreza.

Con toda seguridad Bolivia ganará algo que no tenía y nosotros perderemos algo que debió haber estado en juego. Si esto no lo detenemos, viviremos demandados por vecinos sin nada que perder, y elecciones que ganar a costa de un escándalo con Chile. Aunque ya es demasiado tarde, de todas maneras debemos salirnos de ese maldito pacto que en nada nos favorece, pensando en demandas futuras.





miércoles, 19 de septiembre de 2018

UN BUEN "18".


Este año rompí la tradición, salí “p´al 18”, aunque tomé precauciones. Nos fuimos el sábado como a las dos de la tarde y regresamos hoy miércoles antes de las once de la mañana. Ni operación salida, ni operación retorno, ni nada. Como todo ser civilizado, vivo arrancando de las masas. Las únicas masas que valen la pena se comen con salsa de tomates y queso rallado, a las otras no las trago ni las tragaré jamás.

Coloqué el comedero automático al acuario de peces que la patrona le compro al cabro chico, pero que como se imaginarán debo cuidar yo (el acuario fue el mal menor, me salvé de un perro pulguiento sobre mi cama); metí mi computador en una maletín, mis remedios, y poleras, calzoncillos y calcetines para igual número de días, ¡y listo!, yo no necesito más. Y para allá partimos, con la patrona, mi hija casi abogada y el cabro chico. 

Y eso no fue todo, continué rompiendo tradiciones; ya casi soy un miembro más del FA. Comí empanas, pero de queso camarón; en el camino compré una botella de chicha Mendoza que ni siquiera abrí; prefiero el blanco heladito al tintolio; el asado lo hice en parrilla eléctrica; ni cagando me apersono en una fonda; no me interesa la parada militar, ni el Te Deum, que esta vez ni siquiera transmitieron; sobre mi cadáver me harán bailar, menos aún cueca, y no coloco bandera. Así soy yo poh… ¿y?

La patria es un invento de los que tienen el poder, y viven de los que pagamos impuestos y de los que mueren por ellos en las guerras. Es como Dios, que es propiedad de los curas, quienes viven de nuestros pecados y de la forma en que ellos dicen salvarnos. O de la globalización multicultural atea, un invento de unos pocos para quedarse con el negocio de los curas y los estados nacionales (léase monopolio). Es por eso que yo celebro la semana santa y el “18” a mi manera.

Ahora los dejo por un rato, me encomendaron preparar una pizza con chorizo español, salame italiano y jamón del Jumbo (receta alemana, supongo). Supongo también que acompañada de Coca Cola gringa, café colombiano y te de china o la india. Como ven, todo muy patriota.

¿Y qué pinta Chile en todo esto? Pues bien simple, debemos cuidar nuestro país, porque aquí vivimos y de aquí comemos, no por razones chauvinistas ni sobrenaturales. Es por esto que mi celebración  preferida es el “11”, las demás solo valen la pena para pasear, descansar y chupar.



martes, 18 de septiembre de 2018

NEGOCIOS EN EL PARAÍSO TERRENAL.


Entre la Cristina, el finado de su marido y el simio Chavez, se repartían millones de dólares. Bolsas, maletines, baúles, todos repletos de billetes verdes, transitaban en aviones desde Venezuela a Argentina y viceversa. Algunos sacos con billetes eran guardados en las dependencias de la familia “K”, otros los tiraban por sobre los muros de conventos, con seguridad la mayoría está oculta en el extranjero. Es un gran negocio la revolución anticapitalista. Cuentan las autoridades argentinas, que en una sola pasada se hicieron 50 millones de dólares. Así no más ¿Qué tal?

Estas ratas no solo roban, además quiebran a los países, arruinan a la gente y degradan la vida civilizada. Basura humana regentando lupanares en nombre de quienes votaron por ellos a cambio de “moneas”. Porque digámoslo, el populacho bárbaro que los elije sabe que robarán a manos llenas, sin embargo suponen que le robaran a “otros”, no a ellos, y que parte del botín caerá en sus cómplices manos. Tienen lo que merecen, sin duda. El problema es que nosotros (nosotros somos los “otros”) pagamos la cuantiosa cuenta.

¿Y en Chile? Bueno, ya lo sabemos, “en Chile no pasan esas cosas”, aquí somos todos gente de bien, educados en colegios de curas y de buena familia. No somos como los argentinos y brasileños. Je…je…je…. Claro que no, allá tiene a Lula y la Cristina presos, aquí tenemos a unos en clases de ética, a otros como funcionarios públicos y a la iñora en la ONU dictando cátedra barata.

La corrupción de Lula, Chávez y compañía financiaba a todos los partidos y jerarcas del continente, menos a los chilenos ¡En serio!, ¿no me creen? Pregunten por ahí y verán.

PDVSA y Petrobras son botín de guerra, Codelco no, como se les ocurre. Aunque no nos vendría mal una investigación sobre el contrato en un paraíso fiscal con los chinos, esas ventas a futuro que tal vez ya nos cuestan unos cinco mil millones de dólares, si no es más. Pero eso no es problema, Eyzaguirre cumplió con su deber y luego fue nombrado ministro como si nada. La gordi lo acogió en su seno. Pero tranquilos, que en Chile no pasan esas cosas.

Aquí somos más finos, nada de bolsas lanzadas a los conventos, aquí se hacen contratos en islas paradisiacas. En Chile nadie roba, eso es de rotos oye.

domingo, 16 de septiembre de 2018

A LA CHILENA.


La prensa nos informa sobre dos noticias sobre la encuesta Casen 2017. Ninguna novedad. Uno de cada tres trabajadores no cotiza en el sistema de pensiones. https://www.latercera.com/pulso/noticia/casen-2017-uno-tres-trabajadores-no-cotiza-sistema-pensiones/319531/ Y el aumento de allegados nos hizo retroceder 20 años en el déficit habitacional. http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2018-09-14&dtB=14-09-2018%200:00:00&PaginaId=5&bodyid=3 Así no hay país que resista.

Digamos que unos esperan que “otro” pague su pensión. Mientras otros (o los mismos) esperan que “otro” pague por su vivienda. O si lo prefieren, unos trabajan en la informalidad y otros viven también en la informalidad. Los más formales los tendremos que mantener, hoy, mañana y siempre.

Estas noticias confirman una vez más, algo que ya se ha anunciado en este blog. Unos: El problema no son las AFP, ni que el sistema sea administrado por privados. Y dos: La orgía de inmigración masiva fomentada por el gobierno marxista de Bachelet y los curas marxistas Jesuitas, han formado una masa de nuevos pobres y desarrapados que servirán para continuar y profundizar la revolución.

Pensionados de cien lucas, y poblaciones y campamentos repletos de negritos y morenitos en busca de un futuro que no existe. El Jardín del Edén para recolectores de votos ¿Quiere comer todos los días? ¡Vote por mí!

Barbarilandia retrocede a pasos agigantados. Alzas desmesuradas de impuestos. Educación cada vez más dependiente del Estado. Guerrillas empoderadas en el sur. Concentración económica y colusiones que impiden el desarrollo. Y un populacho bárbaro ignorante que pide más de lo mismo ¿Qué opina la supuesta derecha de todo esto? Bien gracias, ahí están, cuidando el “legado”.

Un país donde la gente y sus autoridades actúan con este grado de irresponsabilidad, no puede pedir milagros.

viernes, 14 de septiembre de 2018

TENIDA DE COMBATE.


Los jóvenes idealistas estrenaron uniforme de combate. A rostro tapado y vistiendo un elegante y moderno overol blanco, se esmeran en rociar con combustible a sus objetivos contra revolucionarios, para proceder a quemarlos vivos. A Carabineros insisten en atacarlos con bombas molotov. Por supuesto que no recibirán ningún castigo, su misión es divina. Todo es parte del sistema democrático, la libertad de expresión y la construcción de un nuevo paradigma.

Tal vez estos futuros parlamentarios y alcaldes se han inspirado en los efectivos de Isis y el Estado Islámico, quienes también a rostro cubierto, aunque disfrazados de color negro, decapitan, degüellan y queman vivos a los pobres desgraciados que caen en sus manos. A unos los adiestran en las Madrazas, a los nuestros en escuelas públicas, gratuitas y revolucionarias ¿Qué diferencia habrá entre un profesor chileno y un Imán Chiita? Poca, ambos utilizan barba y envían a sus discípulos a cumplir con los designios de la religión que profesan ¡Carlos Marx es el único Dios, y Fidel es su profeta!

El Liceo de Aplicación, el Barros Borgoño, el Instituto Nacional, cuna de líderes. Ellos nos guiarán hacia ese paraíso terrenal tan esquivo. Pero paciencia, ese día ya llegará.

Propongo que el programa de educación media vuelva a incluir el ramo de técnico manual. Cursos de construcción de un arma blanca a partir de una cuchara extraída del casino del colegio; fabricación de pistolas hechizas tomando como base un pedazo de cañería del baño de profesores; diseño de cartuchos de dinamita utilizando el cartón de un rollo de confort, y demás ingenios que los pueden sacar de apuros en futuro no muy lejano. La Universidad no es el único camino.



jueves, 13 de septiembre de 2018

CONSPIRACIÓN.


Sí, lo reconozco, yo veo una conspiración, clarita. Y la huelo también, desde hace tiempo ¿Estoy paranoico? No, que va, solo que no soy católico, por lo tanto no creo en la bondad humana, los seres de luz, ni en el arrepentimiento. Menos en el libre albedrio, por supuesto. Entonces, y a pesar de no ser creyente, digamos que soy culturalmente calvinista, y por lo tanto, creo que el hombre tiende a la perversión, a la degeneración, o como dijo mi amigo Juan, a la depravación total.

Para mí no es casualidad que la izquierda invite a los medios a J.A. Kast para maltratarlo; y que el montaje del “caso Villegas” lo haya sacado de circulación ipso facto por acusaciones como “mirar lascivamente”; ni que la farándula pretenda defenestrar del matinal a Patricia Maldonado por “pensar distinto”; y que ahora unas acusaciones banales en contra del profesor Gonzalo Rojas lo tengan defendiéndose de eso, de una banalidad. Sí, creo que todo está concertado.

Entre bambalinas, claro. Unos atacan a este y otros a la otra. Y el de allá a este otro, y así. Cada uno con su propio acusador y su propio verdugo. Eso sí, todos con el mismo juez, “la opinión pública”. Y a todos, menos a Kast, los amenazan con perder su trabajo. Y claro, hay que comer, de vez en cuando que sea.

A don Hermógenes ya no lo invitan a la television, y según su queja, ya no lo publican los medios que lo hacían. Y a la Tere Marinovic la mantiene el marido (según propia confesión), así que le puede dar lo mismo lo que pase.

Pero quienes viven de su trabajo son amenazados con la cesantía y el ostracismo. Parece una caza de brujas. Más bien una caza de derechistas un poco hocicones, y por lo tanto incómodos, de esos que les estropean el negocio, ese que consiste en mentirle a la gente, entonces alguien dice la verdad y ya estamos en problemas.

Sí, yo creo que existe una conspiración. Y sí, creo que esta gente es muy capaz de hacer esto y mucho más. Quieren "limpiar" los medios de voces disidentes. La verdad oficial debe ser incuestionable. 

martes, 11 de septiembre de 2018

¡SALUD!


Y aquí estamos, 45 años después, celebrando el día de la liberación nacional y el inicio del cambio de pelo de un país pichiruche de mierda, a uno donde la libertad personal, social y económica comenzó a institucionalizarse. Bueno…luego retornaron los señores políticos y comenzó la decadencia.

Pinochet, Merino, Guzmán, los “Chicago”, Büchi, Piñera (el bueno) y otros. Un constelación de próceres sin parangón en la historia de este lupanar con vista al mar ¡Un milagro, sin duda!, solo comparable a la aparición de don Diego Portales en el momento en que Chile pudo haber tomado el camino de una interminable guerra civil. Fuimos unos privilegiados. Dos veces…

A partir del “retorno a la democracia”, el vuelito nos duró unos diez años. La presencia de Pinochet, los senadores designados, la constitución del 80, un grupo de concertacionistas decentes e inteligentes y otras variables, “mantuvieron la fiesta en paz” por un tiempo. Pero todo cambió el 10 de octubre de 1998, día en que el ex presidente Pinochet fue hecho prisionero en Londres. De ahí en adelante, la ficción jurídica del secuestro permanente y la toma de control de las instituciones en forma definitiva por parte de la izquierda, el nefasto primer gobierno de Piñera y el “legado” de Bachelet, nos colocan a las puertas de no sabemos qué.

Pero bueno, sigamos celebrando, que lo comido y lo bailado queda en el inventario ¡Salud!