El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 25 de agosto de 2019

TORTA DE LÚCUMA.


El fulano aquel prefiere las tortas de lúcuma. Salió de prisión y lo primero que hizo fue pedir una. Mientras no secuestre al repartidor… A mí no me gusta la lúcuma, prefiero la torta de hojaldre con manjar y pastelera, en “Las Alemanas” de Buin. O cualquier otra en otro lugar, menos de lúcuma. Hasta en eso somos distintos con los comunistas. La lúcuma tiene un sabor raro, como a lúcuma supongo. Los comunistas también saben mal. Y hacen peor.

Carroza se encargará de poner las cosas en su lugar. No es posible que un luchador social muera encarcelado sin deleitarse con los manjares de este perro mundo. Lúcuma quería el huevón. Y se la dieron.

Neruda prefería el caldillo de congrio, y las empleadas de la casa. Lafourcade nos informaba sobre picadas guachucheras hoy extintas, en las que recitaba el “chico” Molina y se emborrachaba Jorge Teillier. No sé si don Enrique tendría empleada en la casa. Oreste Plath nos dejó un legado del Santiago que se fue, para no volver. Mi padre me contaba que en los restaurantes antiguos, esos con piso de tierra, barrica de pipeño a la vista y platos saltados, vendían ranas y criadillas. Qué horror. Compraban chicha en Quebrada Escobares, por Villa Alemana al parecer. A mi gusta la que venden en el “Aravena” de El Monte. No hay otra igual.

En supermercados y pastelerías ofrecen tortas de merengue lúcuma que no llevan lúcuma, es solo una pasta con sabor a algo raro, y la gallá las compra. Ya nada es como antes, ni existen las viejitas con la paciencia suficiente para hacerlo. En la pastelería “El Parron” de La Cisterna venden las únicas tortas con crema chantilly de verdad que conozco. Hoy, casi todo es falso, parece pero no es. Solo los comunistas y un par de cositas más mantienen la tradición de siempre.

Ya no es mucho lo que se puede rescatar. Esos restaurantes finolios donde el plato es demasiado grande, la comida demasiado pequeña y el estilo más que demasiado aspiracional, no los soporto. Un poquito de algo tapado de ramas, cosas de colores y un raspado de salsa de algo raro ¿Será de lúcuma la amarilla? También las hay de arándanos y frutas tropicales mezcladas con jamón serrano tostado y payasadas afines. Guácala. El jamón serrano se debe comer crudo, cortado fino desde la pata con un cuchillo jamonero.

En el centro de Santiago como siempre en tres lugares. La empanadas de queso del “Dos y Dos” del pasaje Edwards, parado frente al mesón, como corresponde. Las pizzas del “Da Dino” de Tenderini con Alameda. Y los sánguches de arrollado del “DJango” de Alonso Ovalle con Serrano, también parado, esta vez frente a un barril.

El fulano aquel sueña con deambular por pasajes y calles de Santiago en busca de manjares que no ha probado en más de veinte años, pero no los encontrará. Ya nada es como antes, ni la lúcuma ni casi nada más. Ya lo saben, solo los comunistas mantienen la tradición, y el Django, el Dos y Dos, el Da Dino y, por supuesto, este humilde y pinochetero servidor.

viernes, 23 de agosto de 2019

EL BOMBERO DEL AMAZONAS.


El payaso le dice a Bolsonaro que lo ayudará a apagar el incendio del Amazonas. Je…je…je… Seguro va a llegar soplando mientras un fotógrafo lo inmortaliza. Y claro, en los incendios chilenos no saben qué hacer. No tienen ni aviones ni agua. Lo único que le ruegan a nuestro señor Jesucristo, y su madre, la señora María, es no pillar a los pirómanos, con el riesgo de que Carabineros, por casualidad y mala suerte, agarren a un mecha de clavos emplumado o algún no-terrorista con el bidón de parafina en la mano. Igual tiene solución el problema, una querella en contra de quienes resulten responsables y zafan.

Qué manera de hacer el ridículo este fulano. Entre él y Lavín nos tienen a todos locos . El Comando Jungla, el Comando Techumbre, el proyecto de “más o menos” 41 horas y otras imbecilidades. Ahora pretende donar un par de mangueras para que rieguen el Amazonas. Seguro sale pasto.

Estos tipos me agotan, pero las noticias son tan ridículas que no puedo evitar la tentación de burlarme de ellos. No parece posible tanta tontería junta, pareo lo es. Al Transantiago lo rebautizaron RED, y todo lo que vieron verde lo pintaron rojo. Seguramente ahora las micros pasan a la hora, los sinvergüenzas pagan el boleto y, el engendro laguista deja de perder plata de lo puro bien que anda todo. Puro filete.

Me gustaría ver para este “18” a Piñera bailando pascuense y a Lavín vendiendo pequenes a la salida de la Municipalidad de Las Condes ¡Llegar y llevar!, ¡llegar y llevar! A luca no más. No sé si estos personajes son más divertidos que peligrosos o viceversa. De todas maneras es mejor burlarse de ellos porque tomarlos en serio sería para que los demás se burlen de nosotros, y con razón.



jueves, 22 de agosto de 2019

LOS FRASQUITOS MISTERIOSOS.


 A veces, El Mercurio entrega noticias importantes. Se olvida de su colaboracionismo con la revolución y su postura anti Trump. Este domingo publicó una notica interesantísima. Anuncia movimientos en el caso del “cruel asesinato” de Neruda, y nos informa de unas muestras desaparecidas que aparecieron de repente.


Leo la noticia y pienso: Solo en Barbarilandia podía ocurrir… ¿En algún país medianamente normal, supongo que esto no estaría permitido. Pero estamos en Chile, y en Chile no pasan esas cosas…

El Mercurio, Reportajes, domingo 18 de agosto, página D7.



miércoles, 21 de agosto de 2019

INDIGNO.


Me dio mucha pena ver la foto que encabeza esta entrada. Pena por los carabineros que hacen el ridículo sobre los techos del Instituto Nacional, esperando a que los apedreen o los quemen vivos ¿Esta vez como arrancarán? ¿Se tirarán al vacío o los rescatará un helicóptero?

Quienes postulan a Carabineros tendrán una vocación. Seguramente desean encerrar a delincuentes, proteger a la gente, no se…, tal vez siendo niños veían desfilar a los uniformados… Qué se yo.  Y ahora verlos así, en lugar de reírme como casi siempre, esta vez lo tomo en serio ¿No será mucho? ¿Quién los envió a esperar en los techos? ¿Quién es el jefe de ellos, el comandante, el general? Yo no le haría esto a mi gente si estoy a cargo. Es humillante y nadie se merece esto.

Y les digo algo más, si yo fuera uno de estos funcionarios, no podría respetar a un jefe que me envía a hacer el loco a cambio para mantener su puesto y cobrar una pensión. Es indigno llegar a estos extremos ¿Y mañana que será?

  

martes, 20 de agosto de 2019

¿SE HARÁ JUSTICIA?


Llegó otro turista, este desde Brasil. Allá se dedicaba al secuestro y rescate. No trabaja desde hace años por estar destinado a una prisión sin helicópteros. Está falto de práctica el hombre, por lo que habrá que capacitarlo para que encuentre en que ganarse la vida. Aquí estará en manos del severo Ministro Carroza, quien se encargará de poner las cosas en su lugar.

Los políticos de la ex derecha aseguran que los beneficios carcelarios en Brasil lo tentarían a huir. En Chile no pasan estas cosas, por eso lo trajeron, para que no se escape. Se supone que aquí estará preso durante 27 años. Claro que sí, no faltaba más.

Luego de cumplir los 27 años (bueno, o algo menos tal vez…) el turista podrá reintegrarse en la sociedad trabajando como diputado o profesor universitario. En una de esas prefiere jubilarse en alguna isla caribeña o Paris. Es cosa de gustos, ¿frio o calor?

Pasando a otro tema, el cura Bernardino Piñera, tío de los tres Piñera (el bueno, el malo y el feo), fue acusado de un abuso sexual acaecido hace solo 50 años. Je…je…je… Uno de sus sobrinos (el malo) dijo: “Me cuesta creer en una denuncia que se hace 50 años después”. Bueno, en Chile se hacen denuncias 45 años después y él las festeja y las promueve desde el Ministerio del Interior.

Estas cosas pasan siempre, un grupo de fanáticos comienza a guillotinar y luego la guillotina no la para nadie. La historia es prolífica en casos de este tipo. Durante la sangrienta Revolución Francesa, miles de Jacobinos partidarios del “Terror”, que promovían descabezamientos en masa, terminaron con la misma suerte. Robespierre guillotinó hasta que lo guillotinaron, y Marat, quien publicaba lista de enemigos del pueblo, murió acuchillado por una opositora. Dignos finales.

Yo espero saber quiénes eran los encapuchados que violaban mientras Poblete, el “pobre” Poblete, que ha sido sacrificado descaradamente para salvar a la siniestra congragación, se regocijaba observando ¡Ah!, y no se olviden de Alberto Hurtado, que destinaba a curas abusadores a otros colegios para que siguieran abusando, pero lejos de él.



domingo, 18 de agosto de 2019

COSAS QUE PASAN...


En Puente Alto, un trio de asesinos acribilló a cinco personas en un local de tragamonedas. Como en Baltimore. No he visto al INDH pronunciarse al respecto. El gobierno no quiere líos y la oposición tampoco. Además, al parecer los muertos no son demasiado importantes, igualito a la señora asesinada a patadas por una banda de ecuatorianos. No es tema.

No, no es tema. Al parecer no eran turistas ingresados por jesuitas, o negros, o aborígenes reivindicando alguna parcelita. No sé si entre los finados habría algún Pedro que ahora se las da de Pedra. Y como a nadie la mató el marido, no pasa nada. Que tanto.

En Chile nadie mata por encargo ¿Cuánto vale un muerto? ¿Cinco por el precio de cuatro? La “opinión pública” culpa a narcotraficantes y bandas de colombianos. Narcos pueden ser, pero bandas de colombianos no creo, según el gobierno los extranjeros que han llegado son toda gente buena, culta y universitaria. Un aporte para el país.

En Viña del Mar, carabineros llegó al lugar de un choque, pero se percató que los ocupantes del automóvil habían sido baleados mientras conducían. Una bala loca sin duda, o dos, u ocho más o menos. O se suicidaron de tres balazos. Esto fue como en Chicago de los años 20. Madre e hijo, cuál de los dos con los papeles más manchados.

Seguro fue un ajuste de cuentas. Sicarios no, en Chile no pasan esas cosas, nadie mata por plata, solo por casualidad y gratis más encima. Espero que el gobierno se querelle en contra de quienes resulten responsables, o los delincuentes podrían pensar que en Barbarilandia las cosas andan al lote y el crimen paga.

En el sur, el machucao que acompañaba a la blanca paloma de Catrillanca está detenido. Lo acusan de robar un auto con violencia (esta vez los pillaron) y de golpear a su abuelo de 87 años y luego repasarlo a patadas en el suelo. El Juzgado de Garantía de Victoria tiene 40 días para soltarlo por falta de pruebas. A los testigos del robo les conviene perder la memoria y, el viejito seguramente perdió el equilibrio y rebotó varias veces. Un profesor de física teórica de alguna universidad zurda podrá emitir un informe validando el rebote.  

La oposición espera que el machucao sea condenado para alegar discriminación. Y el gobierno espera que lo suelten para culpar a los jueces. La prensa en cualquier caso hará su negocio. Así será…

  

sábado, 17 de agosto de 2019

SOCIALISMO, PERO NO TANTO.


Un grupo de jóvenes idealistas con tendencias criminales y aspecto maloliente, destruye con pasión el Instituto Nacional. Una banda de mafiosos de poca monta pretende volver a dirigir el saqueo argentino. Lula, líder sindical y vicario de los pobres y desarrapados de este perro mundo, observa el sol desde la ventana de su celda. El capitalismo cruel, al parecer, corrompió su santificada humanidad socialista. Venezuela es un caso excepcional, sus ideólogos lograron demostrar que lo que parecía imposible podemos hacerlo realidad.

En Chile, jovencitos y no tanto, provenientes de colegios particulares, cuya soberbia es solo equiparable a su ignorancia, su frivolidad, sus ansias de poder, su desprecio por la realidad y su culpa, nos asustan, nos inquietan, al intentar llevarnos por el recto camino que ellos no pretenden emprender.

Nuestra distinguida gentuza vecinal sirve a nuestra causa. El populacho bárbaro reconoce en ellos el peligro inminente. Elegirlos para gobernar nuestras vidas y bolsillos, permitiendo el saqueo de nosotros mismos a cambio de un poco de seguridad no siempre funciona. Estos personajes representan el miedo a perder lo que la inculta clase media aspiracional considera la piedra angular de sus vidas, encontrar lo que no se tiene y gozarlo mientras no aburra.

El populacho bárbaro estará dispuesto a entregar su vida, su libertad, su tiempo, su mente, su dignidad personal, a cambio de algunas soluciones a problemas molestos, a saber, pensiones, salud, educación, pero no a cambio de abjurar a su mayor interés, no retroceder socialmente.

La clase media aspiracional, esa que proviene de familias pobres, que sobrevivieron en barrios pobres, observando la vida de otros pobres, comiendo y vistiendo de acorde a su digna pobreza, pretende una supuesta igualdad que los empareje con sus objetos de deseo, mientras repudia la ansias de igualdad con que la horda los persigue desde sus mismos orígenes para equipararse a ellos. Esa es la parte que desprecian del socialismo, y que nuestros invitados de esta tarde, los jóvenes y no tan jóvenes idealistas, se empeñan en ofrecer, junto a recuerdos que pretenden borrar. Pero están ahí, y ahí continuarán.

Cuando la razón es esquiva, el miedo es nuestro mejor aliado. Por ahora el único que tenemos, cuidémoslo.