El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


martes, 20 de septiembre de 2011

CURRICULUM VITAE



NOMBRE: Juanito Pérez Pérez. (pero me dicen “el vivo”).
EDAD: 38 años.
DIRECCION: Calle Presidente Salvador Allende # 1973. Villa Fidel Castro. Pudahuel.
EDUCACION: 4º medio rendido. Escuela A-384 “Compañero Che Guevara”.
ESTADO CIVIL: Soltero.
HIJOS: 1 con la Thiffany, 1 con la Chrisstell, y 1 con la María (pero le dicen “Mandy”).
DEMANDAS POR ALIMENTOS: 3.
HOBBIES: Celebrar el “18”, el “19”, y si se puede el “20 y 21”; El 1º de Mayo; El “11” (en la noche, en una fogata) y El año nuevo. Las Zapatillas Nike, Los celulares de ultima generación, los plasmas de 42”, y la “chela” (pero bien heladita). Aparte de eso nada más.
PRETENSIONES DE SUELDO: El mínimo imponible, (para no perder los beneficios sociales).
PROFESION: Pobre. (38 años de experiencia).

Hay muchos Juanito Pérez (alias “el vivo”) en Chile. Son tal como dice su curriculum, pobres profesionales. Viven de ser pobres, de los subsidios, de la educación, salud y vivienda gratis, de reclamar en la inspección del trabajo por cualquier cosa, de votar por la izquierda, la Thiffany de las pensiones de alimento que Juanito nunca paga, de una “movida”, de una “peguita” cuando la “movida” no resulta, del favor del suegro el compadre o el cuñado. Y sobre todo, de lo mas importante, de averiguar que día se hará en su casa la encuesta para llenar la ficha de protección social, ahí se juegan la vida, el plasma lo guarda la vecina, las zapatillas de 80 lucas se fondean debajo de la cama, el refrigerador tiene que estar “pelado”, el equipo de música gigante con mas luces que árbol de pascua lo guarda el compadre, desconectan el celular que parece computador, se ponen la peor ropa, dicen que la abuela esta enferma y que el tío que no han visto en 20 años esta cojo, al cabro chico lo dejan con los mocos colgando y a “pata pelá”, aseguran que no encuentran “pega” y “lloran la carta”. La asistente social que lo entrevista, que seguramente es socialista o comunista, y que tiene esa pega por algún “pituto” del partido, hace como que le cree, lo mantiene en la lista de los pobres, cuida el cliente para la concertación, y todos contentos.
El socialismo fomenta esta sinverguenzura. Los políticos de izquierda que viven del estado necesitan a los pobres profesionales, que también viven del estado, y viceversa. Así se mantiene el círculo perverso de la pobreza, de la flojera y de la desidia. Mientras tanto, los contribuyentes pagan y pagan impuestos, los que para quien los paga son siempre altos y para los que viven de ellos son siempre bajos.



7 comentarios:

  1. Jaja... Y UFFFFFF!
    Que agregar, Yo como ejemplo conozco un perla con 4 taxibuses, un par de taxis, dos casas... yyyyy..

    se atiende él y su familia en los hospitales como indigente además por supuesto de haber votado siempre por la concerta, y pagar el mínimo a su gente.

    ResponderEliminar
  2. Excelente, como siempre.

    Estoy tratando de aprender a usar Twitter, pues podría ser un buen medio para difundir los excelentes blogs de nuestros amigos. Ya puse en mi cuenta el suyo don Máximo y veré qué sucede. ¿Aumentan los lectores?

    Creo que sería bueno que los que tienen cuenta Twitter la dieran a conocer a la comunidad. La mía es @Jorval.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Heitai, el caso que tu mencionas no solo es de un “pobre profesional”, ese ya es un cara de palo profesional y MBA.
    Jorval, le agradezco sus palabras, se ve que pensamos prácticamente igual y que nos molesta este tipo de abusos, que es mas común de lo que la gente cree, yo conozco muchos casos como este, y le puedo asegurar que esconder los artículos de valor antes de una encuesta es ya una costumbre. En cuanto a Twitter, yo tampoco tengo y no lo se usar, pero si usted puede divulgar este blog hágalo con confianza. En cuanto a los lectores, algo aumentan, aunque el blog es aun muy nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Maximo, una vez más una nota tuya, un aporte que por lo menos desde mi humilde opinión concuerdo en todo contigo. Nada más que agregar en tu tema..comunismo y pobreza.
    Lo que me conmueve, me asusta es que no solo son ellos que están en esta actitud.
    La “derecha económica” es igual o peor.
    En todo el año ,para llegar a la cima en estos días de fiestas patria, no solo el pobre, si no de clase media hacia abajo, usa su canasta de tarjetas…no tengo idea como lo hacen para ser titulares de este naipe…..compran comida a crédito. “Me lo merezco”, “hay que pasarlo bien”…hay que pasarlo bien un instante tomando lo que no tengo y comiendo lo que me daña.
    ¿Y quien fomenta y vive de esto?
    Adoro virtualmente a Don Hermogenes, aprendo día a día con él, con una excepción, su opinión de los Isapres. Nuestro “humilde” presidente fue mandado por Sr. Claro a Hawerd, para después junto al compañero insertar lo que quebró al pueblo, la tarjeta a crédito.
    Las Isapres, son un robo sin verbo, substantivo, no vale ni la pena navegar para buscar, simplemente un robo.
    En el día de hoy, me llamaron 3 instituciones para ofrecerme un avance en efectivo por mi buen comportamiento. Me siento extraña que una multitienda me diga si sirvo o no sirvo en esta sociedad. Este, nuestro gobierno quiere, necesita el tonto útil.
    Es muy penoso y muy, mucho más grave que el movimiento estudiantil.
    Una de las razones que me inspiraron en mis horas de escritura ,dedicar un tiempo, un pequeñito homenaje a Felipe Cubillos. Máximo, veré como es la técnica de este blog y te lo mando como segundo comentario, si no aporto queda la mágica tecla ELIMINAR.
    Si cierro este comentario con las ganas, el anhelo que de la llamada “derecha” salga un líder, un líder sano que opaca a lo que tu relatas.
    Gracias por tu bienvenida, gracias por crear un espacio virtual de expresión…, ah y soy mujer!
    Heike

    ResponderEliminar
  5. Hola Heike, Concuerdo contigo en el asunto de las tarjetas, comprar comida a crédito es una señal de que algo malo esta pasando. En cuanto a las Isapres, es un sistema que tiene que resolver las pre existencias, la transparencia en los planes, y varias otras cosas, pero si no existiera un sistema de seguros de salud privado que compitiera con Fonasa, este último sería aun peor, hay que mejorar todo lo necesario, pero no terminar con el. Me puedes mandar el comentario que tu quieras, por ningún motivo lo eliminaría. Espero, igual que tu, que aparezca un verdadero líder en la derecha, que sea capaz de exponer las ideas de nuestro sector en forma clara para que la gente las entienda, y sobre todo, que hable sin complejos. Gracias a ti por tu comentario y saludos. Y me imaginaba que eres mujer.

    ResponderEliminar
  6. Cuando vi anoche en el Mega el programa denuncia sobre los abusos que se cometen en la fichas de protección familiar, donde se falsean los datos, permitiendo que poderosas empresarias obtengan bajos puntajes que las dejan dentro del 30% más pobres, me convencí que este país, perdonando la expresión, está cagado.
    Cómo es posible que la mujer de un terrateniente, dueña además de la pastelería de Cañete, aparezca en esas fichas con un poco más de dos mil puntos, que le permite obtener subsidio para la educación de sus hijos y una pobre de solemnidad, no tiene derecho a nada por figurar con más de once mil puntos.
    Otra, una empresaria de S. Antonio, dueña de 10 colectivos aparece también con tan bajo puntaje que obtiene subsidio para educación de su hija y para pago de agua, mientras que una mujer que vive en un campamento, entre la basura y el barro tampoco tiene derecho por el alto puntaje que se le otorgó.
    Fueron 4 casos los mostrados, pero seguro que son miles los abusadores. Con razón los pobres siguen igual, si los miles de millones que el gobierno destina a gasto social va a dar a inescrupulosos que no tienen ninguna necesidad. Como he dicho siempre, es la raza,

    ResponderEliminar
  7. Hunter. Alcancé a ver los últimos 5 o 10 minutos del programa que tu mencionas, pero como en todo programa de televisión, solamente ponen en el aire lo mas escandaloso y lo políticamente correcto. Las mujeres que ahí aparecían, no son pobres, son sinvergüenzas y cara de palo. Lo que te puedo asegurar, es que esto mismo lo hacen personas que el estado considera pobres, (no les sobra la plata, pero tampoco les falta), yo conozco una infinidad de casos entre mis trabajadores, los vengo escuchando durante años sobre esconder los artículos suntuarios donde la vecina cada vez que saben que los visitará la asistente social, esta gente no es pobre, pero vive como tal para poder recibir los subsidios, son los que yo llamo pobres profesionales. En Chile, la pobreza es muchísimo menos de lo que se dice, pero el sistema esta corrompido totalmente y refleja una realidad ficticia. Te aseguro que estos casos no son una excepción, son lo habitual.

    ResponderEliminar