El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


jueves, 15 de septiembre de 2011

EL AMOR LOS MANTENDRA POBRES

Los socialistas y los comunistas aman a los pobres, se preocupan por ellos, los adulan y les dicen que sí a todo lo que piden. Lo que pasa es que estos rojos no pueden vivir sin sus queridos “pobladores”. ¿Se imaginan que sería de los  políticos izquierdistas si se acabaran lo pobres?. No sabrían que hacer, un vacío se apoderaría de sus almas (aunque ellos dicen que los hombres no tienen alma, pero bueno), sería cosa de verlos e inspirarían pena, su carita de tristeza conmovería hasta al “facho” mas extremo. No, eso no sería justo; como dijo su santidad infalible: el amor es más fuerte (aunque los rojos no creen en Dios, pero bueno también), por eso es que la izquierda no puede permitir que se acaben los pobres, no pueden vivir sin ellos (ni ganar elecciones tampoco), los extrañarían porque los necesitarían día tras día.
¿Y como solucionan esto los socialistas y comunistas?. Bien fácil, no permitiendo que se acaben los pobres. Mientras mas pobres hay, mas felices son, no ven que los quieren tanto. Entonces, hacen escuelas estatales para pobres, y como los “cabros” no aprenden, siguen siendo pobres, ¿ven que es fácil?. Hacen leyes laborales para desincentivar la contratación de mano de obra, y así los pobres no tienen “peguita” y  no dejan de ser pobres, ¿macabro pero eficiente verdad?. Crean beneficios sociales que solo pueden obtener los pobres, y si dejan de serlo pierden los beneficios, en otras palabras, hacen que no les convenga dejar de ser pobres. ¿Esa si que es genial verdad?. Les dicen que solo tienen derechos y no deberes, y como todos sabemos (menos los pobres, obvio) sin deberes no hay iniciativa, y sin iniciativa no hay desarrollo, y así, ¿adivinaron verdad?, claro, nunca dejan de ser pobres. ¿Maestros verdad?, y los pobres no se dan ni cuenta.
Para mas remate, y como si todo esto fuese poco, los políticos “progresistas”, y sus aliados los periodistas “progresistas”, tratan de fomentar conductas morales laxas entre sus amados votantes (perdón, pobres), por ejemplo, ridiculizan la religión, la familia tradicional, las conductas sexuales responsables, y en general hacen apología de “la vida loca”. Todo esto, conduce a la pérdida de responsabilidades, y como consecuencia a la pobreza material y moral. La idea de todo esto es que los pobres sigan viviendo en la pobreza, como debe ser, y no se conviertan en unos viles burgueses de clase media que ya no necesitan ni les creen a los marxistas (que horror verdad). Todo sea por no perder lo que más se quiere, lo que más se ama, sus indispensables pobres.



8 comentarios:

  1. Genial, excelente la ironia.
    Maximo, tal parece que te fue asignado este Canobbio en calidad de tu "demonio guardian" (en lugar de angel guardian) personal.

    ResponderEliminar
  2. jaja buena Cristian!!! :D

    claro que hay pobres repillos, esos que hacen negocio con ser pobres, que votan por la concerta o los simios surdos, se califican de indigentes en fonasa... y tienen pymes!! conozco a un par de esos "pobres zurdos".

    ResponderEliminar
  3. Cristian y Heitai. A esos “pobres” que hacen negocio con la pobreza, yo los llamo “pobres profesionales”, y un día de estos les voy a pegar una repasada aquí en el Blog.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bueno este artículo! Por supuesto que siempre he pensado precisamente esto, a los DC-marxistas no les conviene que se terminen los pobres. Máximo, prueba enviar este post a cartas de El Mercurio de Santiago, cómo sabes si te lo publican, valdría la pena probar. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  5. Hola Don Jorge (Jorval). Somos muchos los que tenemos claro este punto. Los “pobres”, en la medida que dejan de serlo, comienzan paulatinamente a votar en mayor medida por la derecha. Las personas que comienzan a pagar impuestos y no ha recibir sus beneficios, se convierten de socialistas a capitalistas, es la ley de la vida, y no hay mas.

    ResponderEliminar
  6. Se me olvidaba, no sería mala idea lo de El Mercurio, vamos a ver si se puede.

    ResponderEliminar