El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 11 de septiembre de 2011

SERA CIERTA TANTA MARAVILLA?

El Ministro Longueira, a quien yo siempre le he tenido un gran aprecio, pero que ahora esta disparando de chincol a jote, esta decidido a bajar la tasa máxima de interés que se aplica a los créditos de consumo. Hoy es de un 50%. Leí en el diario que pretendían bajarla a un 45%, y luego vi que querían un 35%. La medida ha sido bien recibida por todo el mundo, seguramente lo impulsará en las encuestas, y cuando se apruebe, veremos una foto con políticos de todas las madrigueras con las manos en alto y abrazados. Probablemente inviten a la señora Juanita para que esté presente en la ceremonia, y ella, entre lagrimas, mostrará dos colillas de su deuda en una casa comercial o una financiera, el antes y el después.
Noble iniciativa, pero tengo una duda. Busqué en Internet, y el Banco Central informa que en el mes de Junio de 2011, el promedio de los intereses para los créditos de consumo fue de un 26,94%. ¿Qué?. ¿Perdón?. ¿Cómo fue la cosa?. Aquí hay algo que no me cuadra. ¿Habrá efectivamente un beneficio para los consumidores?, ¿o será esto un volador de luces para la galería?. Yo no me atrevo a pronunciarme porque no tengo mas información que esta, pero de que algo no cuadra, no cuadra.
Los detractores de esta iniciativa tan popular, dicen que si prospera, cientos de miles de personas quedarían sin acceso al crédito, hasta el ministro Larrain y el propio ministro Longueira aceptan que es posible. Los que quedarían fuera del sistema, serían los clientes mas riesgosos, en chileno, los mas riesgosos quiere decir los mas sobre endeudados y los mas pobres. Esta parte es la que la gente no entiende, porque razonan de la siguiente manera: Si a una persona le cobran el 50% de interés y paga, si le bajan el interés a un 35% con mayor razón pagaría. Como diría el profesor Salomón, farso farso cajarito Tutu Tutu. Lo que no dicen los políticos por la televisión, es que los “mas riesgosos” quiere decir en realidad que NO PAGAN, por lo tanto, las tasas de interés son tan altas porque es políticamente incorrecto decirle a los “srs. Riesgosos” que no les prestaran dinero, y los giles que si pagan sus deudas, pagan tasas altísimas porque pagan la cuenta del “sr. Riesgoso” que se hizo el leso. Aquí volvemos al tema de La Polar, no es posible que el mercado del crédito se transforme en una chacota, no se puede sobre endeudar a gente irresponsable que si le dicen aquí hay un crédito, responde de inmediato “bueno ya”. Cuando la política y los negocios se mezclan, queda la grande, vean la crisis sub prime en USA, paso eso mismo, y ahí están las consecuencias.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hugo, estas equivocado, es como yo digo.

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre pago, pero la VISA siempre me amenaza con un interés catastrófico. Por suerte nunca me atraso y uso puras cuotas contado.

    Conozco la teoría financiera (soy ing. industrial y MBA) pero desgraciadamente la realidad es distinta.

    ResponderEliminar