El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


sábado, 24 de septiembre de 2011

VISIONES CONTRAPUESTAS.

El Presidente Piñera, siendo candidato, siempre citaba la que según el era una frase del ex Presidente Barros Luco. “Hay dos tipos de problemas, los que se solucionan solos, y los que no tienen solución”. Obviamente, decía que no compartía dicha frase, y que el era experto en solucionar problemas. Hay otro dicho: “por la boca muere el pez”.
Piñera, que es político por ganas de figurar, pero que es empresario por convicción, conoce bien las técnicas de negociación que se necesitan, cuando en frente suyo, hay otro empresario que quiere lo mismo que el: hacer un buen negocio. Domina la teoría de juegos, la teoría de la decisión, el dilema del prisionero, y todas esas cosas que le enseñaron en Harvard, y que el resto de los empresarios, hemos aprendido por tradición familiar y en la universidad de la vida. De tal manera, y ante la posibilidad de perder y ganar; el sentido común, la competencia, y los negocios alternativos, conducen a una solución o al descarte del negocio.
¿Pero y en política?. Aquí la cosa cambia, no es lo mismo negociar con la concertación, que independientemente de las diferencias o similitudes de opinión, son todos parte del mismo juego, y por lo tanto, todos quieren que el negocio continúe; a tener que “negociar” con los comunistas, los que NO QUIEREN negociar, porque este NO ES su negocio y por lo tanto NO QUIEREN que este continúe. El negocio, por supuesto, es el capitalismo, y ellos tienen otro “giro comercial” que se llama comunismo, y que es incompatible con el que existe hoy en Chile.
Aquí es donde entra el ex presidente Barros Luco y su frase, que tiene mas de cierto de lo creen Piñera y sus boys. No se puede negociar con los comunistas, porque su negocio es precisamente no negociar. No se puede negociar con alguien que no tiene nada que perder y todo lo que obtenga es ganancia. Los comunistas no pueden permitir medidas como rebajas en los intereses y un aumento de las becas, porque eso sería mejorar las condiciones de los deudores, y por lo tanto, la validación del sistema actual, y el posible término de las protestas. La fuerza de los comunistas, esta precisamente en los defectos del sistema, por lo tanto, no pueden permitir mejoras a este, porque implicaría que ellos ya no serían necesarios.
El objetivo de los comunistas, es no permitir que el sistema funcione, para de esa forma, ofrecer un sistema alternativo; y el objetivo del gobierno, es el contrario, mejorar el sistema para que funcione, y de esa forma validarlo, y dejar sin sentido las propuestas de cambio.
Esto no es una negociación, es una lucha ideológica. Tenía razón el ex Presidente Barros Luco, este problema, o se soluciona solo, o no tiene solución. En otras palabras, o el “movimiento estudiantil” cae por su propio peso, o sale victorioso. El gobierno, ya no tiene velas en este entierro.

10 comentarios:

  1. Los comunistas y los progresistas siempre se ufanan de que ellos representan a la tolerancia, cuando sus valores son, precisamente, la intolerancia y el sectarismo.

    El valor tolerante consiste en reconocer al otro tal cual es, aunque no nos guste. Los comunistas no aceptan eso. Luego critican a la derecha de ser intolerantes.

    ResponderEliminar
  2. Javier. La extrema izquierda como tu dices, es intolerante, y a mi entender, esto pasa porque es extremadamente ideologizada y materialista. Como tienen un concepto del hombre y por lo tanto de la sociedad en que este vive, que va contra la naturaleza, chocan con la realidad, entonces, pretenden destruir esta realidad porque no les gusta lo que ven, y solo la pueden cambiar en forma momentánea y por medio de la fuerza y la coerción.

    ResponderEliminar
  3. Maximo.
    ¿Como demuestran tu esa mentada naturaleza del ser humano? ¿ Donde está? ¿ tiene comprobación? ¿ Cuáles serían sus principios?
    Fíjate que el único acto innato del hombre que no sea estrictamente físico es la tendencia a la sociabilidad. Nada más. Todo lo demás está por descubrirse. Ahora, si quieres argumentar desde un punto estrictamente filosófico, la puerta está abierta...

    ResponderEliminar
  4. Hugo. A lo que yo me refiero en este blog, es que la “opinión publica” pretende que negocien dos partes que no tienen nada que negociar, porque quieren dos cosas que se contraponen, y la ganancia de uno es la pérdida del otro. No puede haber libertad en un sistema comunista, ni puede haber comunismo en libertad.

    ResponderEliminar
  5. Lo primero que planteas lo entiendo. Lo segundo es lo que te invito a debatir

    ResponderEliminar
  6. Esta frase del francés André Frossard (1915-95), criado por su padre en el socialismo y el ateismo más furibundo, y que luego renunció a ambos, es muy decidora con respecto a la naturaleza íntima de esta ideología :

    ""El socialismo es una metafísica a base de rechazo;
    rechazo de la condición humana...
    rechazo de un Creador y de un legislador supremo...
    rechazo de un órden impuesto, aun impuesto por la naturaleza"

    ResponderEliminar
  7. Cristian. Precisamente por lo que tu dices. Son dos caminos que van en direcciones opuestas. Con el comunismo, o de cede ante el, o se le combate.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, esas frases no están diciendo nada. No son fundamento. Enriquezcamos el debate con los argumentos de tal rechazo a la condición humana; de ese orden del del creador y de la naturaleza; y de eso que el comunismo es una vía sólo de lucha o renunciamiento.
    Un alcance, primero establezcamos que comunismo, socialismo y marxismo no son los mismo, que de hecho se pueden hasta repugnar unos pensamientos con otros.

    ResponderEliminar
  9. Hugo. Utilizando una frase que le escuché al mismo Chávez (con respecto a otra cosa). Socialistas, comunistas y marxistas, “son caimanes del mismo pozo”.

    ResponderEliminar