El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


martes, 11 de octubre de 2011

CUANTO LO EXTRAÑO GENERAL.

Los comunistas ya probaron la sangre y no soltarán a su presa. Su naturaleza es así, además no podemos esperar otra cosa, luego de 40 años por fin tienen una oportunidad de desestabilizar la democracia, si cualquiera de nosotros fuese comunista haría lo mismo, yo los entiendo. Esta es su oportunidad, y no la pueden dejar escapar.
Para analizar estas protestas, tenemos que partir de algo que es evidente, los aranceles universitarios son muy elevados en comparación a los sueldos promedio de una familia chilena, eso es cierto. El resto de los temas que están en el tapete, o son falsos, o están mal analizados, pero el de los costos es verdadero. Entonces, como los políticos chilenos irresponsables no hicieron nada a tiempo para resolver el problema, los comunistas se apropiaron de él, pero no para resolverlo, sino para utilizarlo en su propio beneficio. Veamos. La gente apoya a los comunistas porque quiere pagar menos por la educación, no porque sean comunistas, por lo tanto, si este asunto se resuelve, ya sea con becas, disminución de aranceles, rebaja en los intereses, gratuidad parcial, o como sea, la gente que hoy utiliza a los comunistas porque les conviene, dejará de apoyarlos  ya que habrán obtenido lo que buscaban. Esto lo saben los comunistas, por lo tanto, no pueden ayudar a resolver el problema de una forma racional y conveniente para todos, en otras palabras negociar, porque sería para ellos un suicidio ya que los relegaría otra vez al ostracismo. Ya no serían necesarios.
Los comunistas van por la presa, la tienen agonizando, con el colmillo en la garganta. Su finalidad es agudizar, o radicalizar el conflicto (ellos mismos lo dicen) hasta el final, su victoria será desgastar la democracia, el estado de derecho, sublevar a la gente, promover la falta de respeto a la autoridad, y sobre todo mentir, mentir y mentir, en fin, hacer todo lo que sea necesario para pavimentar su camino a La Moneda. No pueden implementar el comunismo sin antes destruir las bases del capitalismo, o la democracia burguesa (esto lo dijo Marx, no yo). Su trabajo es desacreditar el modelo de desarrollo actual, para así ellos proponer una alternativa, que por supuesto la disfrazarán con gratuidad, derechos, igualdad, y demás palabras afines, pero que en el fondo no son mas que distractivos para lograr el poder e instaurar el comunismo. Así lo hicieron en Chile el ’70, así lo hizo Chávez (busquen en you tub sus declaraciones antes de ser presidente, y compárenles con la realidad de hoy día en Venezuela). La historia se repite una y otra vez, y la gente vuelve a jugar con fuego también una y otra vez. Los comunistas son astutos, que duda cabe, y la gente busca el camino fácil. Mientras tanto, el gobierno está paralizado, no se atreve a decirles comunistas a los comunistas, y les está entregando en bandeja la vida de 17 millones de chilenos. Son cobardes, y no se atrevan a dar la pelea.
Cuanto lo extraño General.

7 comentarios:

  1. Tal vez, todo lo que está sucediendo, sea la única manera de poner las cosas en su lugar...a veces los procesos no se entienden en su momento, solo una vez producidos, se ven los efectos.

    Muy probable que la historia y la verdad no encuentran otra forma de expresar que lo que se ha cometido en Chile es una gran estupidez al ignorar y desprestigiar al Gobierno Militar...¡Vaya a saber uno!!

    ResponderEliminar
  2. Renato. Como tu dices, la vida da muchas vueltas, no sabemos gasta donde llegaremos con cada acción, pero una cosa es segura, cada idea, cada movimiento, cada acción, tiene en si misma su propia destrucción, y este “movimiento estudiantil” cada día que se radicaliza mas, comienza a mostrar su verdadera cara. Aún no, pero ellos mismos llamarán a la cordura de la gente con su propia locura. El pinochetismo esta vivo en la conciencia de la gente, y solo falta que esto se pase de la raya para que le gente pida orden y mano dura. Tiempo al tiempo.

    ResponderEliminar
  3. No tengo mucho que agregar. En menos de un año, se me ha incubado un odio enorme contra estas alimañas y no es una expresión retórica, es ODIO, puro y simple, odio a las basuras humanas de la corte suprema, odio a los encapuchados, odio a todos esas mierdas de los ddhh S.A, odio a todos esos chantas con el cartel DENME DENME. No creo ser especial, y no creo ser el único con este odio.

    Quien juega con fuego, se termina quemando. La razón no sirve con estos animales, solo la cuerda y un 7.62.

    Son buenos en algo, eso es cierto, en generar odio, luego no se quejen. Cada hombre es arquitecto de su destino... y cava su propia tumba.... y los de la suprema hacen mérito por su destino.

    ResponderEliminar
  4. Heitai. La palabra gratis mueve montañas, pero yo creo que tarde o temprano la gente se irá cabreando. Esperemos que sea pronto, la cosa no da para más.

    ResponderEliminar
  5. Pasado veintiuno años, se nota que los civiles no les da el ancho. Y sin la última intervención militar, estaríamos como Haití.

    ResponderEliminar
  6. Javier. O como Cuba. La Camila, Gajardo, MEO, y unos cuantos mas, quieren completar el trabajo inconcluso de la UP.

    ResponderEliminar