El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 16 de noviembre de 2011

IMPUESTOS: BENEFICIARIOS Y BENEFACTORES

Las personas que pagan impuestos, y me refiero a quienes los pagan directamente y a los que saben que los pagan en forma indirecta, generalmente se sienten asaltados por el estado. Los que no los pagan, quienes no saben que los pagan, y sobre todo los beneficiarios directos de estos impuestos, los consideran un derecho que obtienen por ser “pobres”.
Lo cierto es que los países necesitan cobrar impuestos, y se supone que se tendrían que utilizar para el beneficio común. Si el estado construye un puente financiado con la recaudación tributaria, todos pueden hacer uso de él, el que mas impuestos pagó, y el que menos pagó o no pagó nada, en eso tendría que consistir, en cooperar de acuerdo a las posibilidades de cada persona. El problema comienza cuando se quiere hacer ingeniería social, redistribuir ingresos, ejecutar gasto público, pagar favores políticos, o contratar regimientos de empleados públicos a cuenta de los impuestos. Ahí se termina la solidaridad de los que mas pagan, y comienza el abuso de los que no pagan o pagan menos impuestos. Esto ya se podría definir como vivir a cuenta del bolsillo ajeno.
La política tergiversa el sentido de los impuestos, y los transforma en el deber de unos y en el derecho de otros. No se considera el pago de un impuesto como la colaboración de alguien que previamente ha tenido que trabajar para obtener esos recursos, sino que se persigue y se denigra al contribuyente tratándolo casi como a un bandido al que hay que despojar de lo que legítimamente ha obtenido con su trabajo. El éxito económico es casi un delito, y el pago de impuestos cada vez mas altos es el castigo a dicho crimen. La lucha de clases en su máxima expresión.
Los impuestos son para las personas de mayores recursos y para la clase media un gasto, es botar la plata, cuando tendrían que ser una inversión canalizada a través del estado. Generalmente el que paga impuestos no es retribuido de ninguna forma, su dinero sirve para financiar la salud publica, pero el tiene que pagar su propia salud; para financiar la educación publica, pero el tiene que pagar la educación de sus hijos; para construir viviendas sociales, pero el paga su propia casa; el que es empresario ni siquiera es retribuido con una mano de obra calificada por la mala calidad de la educación pública. En fin, podría dar muchos ejemplos similares, para que seguir.
Los impuestos son, en definitiva, gastados, mal gastados, y no invertidos. Como son un gasto, siempre se hacen pocos porque siempre hay alguien esperando recibir algo, por lo tanto solo pueden subir, y solo pueden seguir malgastándose.

11 comentarios:

  1. Yo le agrego a tu post algo más drástico.

    Y no es un asunto menor, es la falta de información de las personas. Si la gente supiera cuanto paga en impuestos, otro gallo cantaría con toda esta tontera de subirlos. Lo curioso es que no sería muy complejo dar a conocer esa información y cosa curiosa, la experiencia me ha demostrado que cuando se explica esa verdad, hasta el más porfiado entiende, la razón es simple, le muestras como el Estado le mete la mano al bolsillo cada vez que compra algo, y eso no le gusta a nadie. Los colectivistas se nutren de la ignorancia de las personas, pero no se necesita mucho para hacer despertarlas, si se trata de su dinero.

    ¿Cuánto costaría para por ejemplo LyD un inserto, en un fin de semana, en los pasquines conocidos, donde se explique el precio del pan?

    Estaría el IVA, 1cat, contribuciones, combustibles, etc.... te aseguro que algo así de simple E INDESMENTIBLE, le abriría los ojos a demasiada gente, que ya no vería con buenos ojos las subidas de impuestos.

    ResponderEliminar
  2. Heitai. La forma de divulgar las ideas es como tú dices, explicando, aunque sea con peras y manzanas la verdad, una y otra vez. Tal como la izquierda cuenta mentiras, la gente que cree en la libertad y tiene tribuna para difundir estas ideas tendría que hacerlo diciendo verdades, son mas difíciles de explicar, pero si no se hace todo estará perdido.

    ResponderEliminar
  3. La verdad, los impuestos sólo benefician a los funcionarios públicos y a los grupos de interés. Los pobres pagan impuestos y reciben como beneficios: liceos en paro, hospitales que no atienden, transporte público caro y malo, etc.

    ResponderEliminar
  4. Tiempo atrás, me puse a conversar con mi nana de años, sobre los impuestos, cabe señalar que ella es analfabeta, conversando sobre el tema le pregunté cuánto impuesto paga Ud., a lo que me contestó, Don Renato, yo no pago impuesto, soy pobre...

    -No crea le señalé...Ud. cuando compra pan le dan la boleta?

    -Sí, me respondió, pero qué tiene que ver con esto?-

    -Resulta le señalé, que a Ud cuando le dan la boleta, Ud. le está pagando al panadero, un 18% de lo que Ud paga por el pan, y este señor, cada fin de mes le paga al fisco "SUS 18%" que este ya se lo agregó al costo de su pan, es decir, por cada cosa que Ud compra, un 18% termina en manos del estado o fisco o erario nacional, lo que sumado resulta que de los 12 meses que trabaja, entre 2 y 3 meses son meses que Ud trabaja, aún siendo pobre como dice, al estado, este es un impuesto cínico, pues al momento de comprar Ud lo paga pero no en ese momento, pero ya está agregado al valor total de su compra...¿Qué le parece?-

    O sea que yo también, siendo pobre, mantengo a esta manga de flojos y burócratas que están en el gobierno?

    -Sí, justamente así es-

    -¡Qué se creen estos cdsm...?-

    -Fin-

    Pero ella estaba convencidísima que NO PAGABA IMPUESTO-

    ResponderEliminar
  5. Revistajupiter. Así es, pero si a los pobres les dicen durante una elección que bajarán los impuestos o que privatizarán los servicios que los atienden mal, votan por el otro candidato. Hay mucha gente que prefiere morir esperando a que lo atiendan en un hospital publico, a que un concesionario “lucre” por administrar un hospital “que es de todos los chilenos”.

    ResponderEliminar
  6. Renato. Si a la gente se le explicara estas cosas como tú se lo explicaste a tu nana, a los políticos los lincharían en público por mentirosos.

    ResponderEliminar
  7. Antes habia informacion de la cadena trigo-harina-pan en el sitio web de la ODEPA, pero ahora no lo pillo: el precio del pan esta para septiembre, el costo de internacion de trigo para la primera semana de noviembre, y la harina... bien gracias, no la pude encontrar.
    Se podrian pedir los datos al ministerio de agricultura o al INE, pero para tener una idea: el costo de produccion, son mas o menos $90+IVA por kg de trigo. Entre cosecha, que la humedad y el gluten y todo lo demas (hay un proyecto de ley para transparentarlo, que es dificil que este implementado para esta temporada) quedamos como a $110 + IVA el kg de granos puesto en molino, y pagan tipo 130 + IVA. Con harta suerte.
    90% se va a harina, por lo que "debería" costar $144+IVA el kg de harina. Y al por mayor, vale tipo $320+IVA el kg (hay otros impuestos tambien).
    No se en santiago, pero aca el kg de pan corriente es tipo $800 con IVA el kg.
    Resumen: al agricultor le costo $110 producir 1 kg de trigo, que le pagaron a $130. El Molinero compro el insumo basico de la harina a $130 y vendió la harina a $320, mientras que el panadero compro el insumo a $320 y lo vendió a público a $648 (precio) + 152 (IVA).
    Dicho de otra forma, el IVA que paga el consumidor en la panadería es del mismo orden de magnitud que la ganancia neta del agricultor. Linda la custión!

    ResponderEliminar
  8. Francisco. Y el estado ni se movió de su escritorio. Esa cuestión si que es linda.

    ResponderEliminar
  9. Ese es el punto Renato, la mayor parte de las personas piensan que no pagan impuestos, pero todos pagamos, es más, el IVA es que el más recauda, lo que implica son las personas de clase media y las más pobres, quienes más aportan para mantener al estado y la manga de incompetentes que lo componen.

    Si las personas se dieran cuenta de eso, repito, el apoyo a los colectivistas se esfuman, por que al final, a nadie le gustan que se metan con su bolsillo, el problema acá es que las personas no se han dado cuenta del asunto.

    Igual busqué el dato del pan Franscisco, con los mismos resultados.

    ResponderEliminar
  10. Si se trata de divulgar ideas en forma pedagógica tenemos al francés Bastiat y al periodista norteamericano, Henry Hazlitt, autor el conocido libro 'Economía en una lección'. Leyendo ayer en Libertaddigital un columnista se quejaba de lo mismo y ponía como ejemplo un documental que realizó el actor Matt Daimon, donde al final, culpaban al capitalismo y no al Estado.Faltan personas de nuestro lado que expliquen bien cómo funciona la economía y que explique que el único rol del gobierno es defender la vida, la propiedad y la libertad, y no meterse a empresario.

    No sé quien dijo que el impuesto a la contribuciones viene del terremoto de 1960. Pagamos por un bien que nos pertenece.

    ResponderEliminar
  11. Javier. Efectivamente desde ese año existen las contribuciones de bienes raíces, y como puedes ver, es otro impuesto transitorio que terminó en permanente. Tal como el impuesto a los combustibles.

    ResponderEliminar