El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 27 de noviembre de 2011

PERDIDA DEL SENTIDO COMUN.

El “movimiento-estudiantil–comunista”, apoyado tácitamente por la concertación, tiene al gobierno de la derecha “boutique” por las cuerdas, unos quieren instaurar en Chile el socialismo bolivariano con el que también sueña una parte de la concertación, y el resto solo pretende volver al poder, y para cumplir este objetivo han resuelto implementar un golpe de estado “democrático”, que no es mas que no dejar gobernar y crear una situación de caos tal, que provoque un cambio de opinión en los electores basada en el miedo. A su vez, el gobierno ha reaccionado ante esto no reaccionando, no denunciando el hecho, sonriendo, y esperando que algo pase. Como solamente un sector ataca y el otro saluda y sonríe, la época del terror ha llegado para quedarse, el plan de la izquierda esta rindiendo sus frutos, por lo que la táctica no solo no cambiará sino que se seguirá profundizando. Prueba de ello fue el ataque salvaje que sufrieron las personas que presentaban un libro en el club Providencia, y todo esto como diría un comunista, “solo por pensar distinto”.
Los principales responsables de lo que está pasando son sin duda los que no defienden públicamente sus ideas, los que practican esas ideas en su vida privada y laboral, pero quieren aplicar otras distintas para dirigir la vida privada y laboral a los que no consideran como ellos, es decir “el pueblo”, en otras palabras, todos nosotros, incluidos los que votamos por ellos.
Producto de esta situación, el país está irremediablemente dando un peligroso giro hacia la izquierda, la alianza se izquierdiza, la concertación por consiguiente se izquierdiza aun mas para no perder a sus electores, y la extrema izquierda de Vallejos, Gajardo, Martínez, Navarro, Girardi, Ominami y el resto de los bolivarianos chilensis comienza a dictar la agenda, y a definir el bien y el mal.
Lo que se supone que es la derecha, está mayoritariamente desconcertada, inmóvil y temerosa viendo como todo se viene abajo, y no ha encontrado nada mejor que sumarse a la mayoría para tratar de sobrevivir, total, aun hay impuestos que subir, plata que gastar y tiempo por delante antes de terminar como Grecia y el resto de los países europeos que han vivido décadas de vagancia y ahora pagan las consecuencias. La única tranquilidad que les va quedando a los políticos chilenos es que el desastre que están ayudando a crear, probablemente le explote en la cara a los que vengan después de ellos. Aun hay tiempo. Aun hay patria ciudadanos. ¿Por cuánto tiempo?. Los políticos suponen que por el suficiente.

4 comentarios:

  1. Esa izquierdización generalizada de la clase política es profundamente decepcionante. Y resulta irritante que el movimiento ultra-izquierdista de la Confech pretenda posicionarse como representante de la ciudadanía.
    Todo esto es muy penoso y hasta repugnante para quienes pretendemos hacer nuestras vidas sin interrupciones u obstáculos.

    ResponderEliminar
  2. Cristian. La izquierdización de la política es el proceso natural que se produce cuando los grupos de poder organizados (gremios, sindicatos, ecologistas, etc.) quieren influir en el estado para obtener beneficios que no corresponden. Es el estado entonces el que decide por las personas. Eso es lo que estamos viendo hoy en Chile, la pérdida de poder de decisión de los que se supone son los representantes de las personas (una persona, un voto) en manos de minorías organizadas. Los que pensamos distinto, siempre tendremos que luchar contra eso, es una lucha que nunca termina.
    Pasando a otro tema, estuve viendo tus blog y me parecieron bien interesantes.

    ResponderEliminar
  3. Al gobierno le incomoda el movimiento estudiantil, pero sólo porque les afecta en las encuestas. Para Piñera y su pequeña mafia (Lily, Hinzpeter, Platovsky, Lamarca, Fantuzzi), el verdadero problema de Chile son tipos como Carlos Larraín y Jovino Novoa, a ellos los quieren destruir aunque terminen con 0% de aprobación.

    ResponderEliminar
  4. Revistajupiter. El principal problema de la derecha “boutique”, es que la verdadera derecha como C. Larrain, Novoa y muchos otros que hoy parecen que se “dieron vuelta la chaqueta” pero que en el fondo siguen siendo de la verdadera derecha son mayoría entre la gente de nuestro sector. Por eso es que quieren gobernar RN a la fuerza, y por eso quieren destruir a la UDI.

    ResponderEliminar