El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


viernes, 9 de diciembre de 2011

CUENTATE UN CHISTE.

Nuestro presidente siempre fue proclive a la farándula, el jura que es gracioso y simpático, y por eso es que no entiende porqué la gente no lo quiere, tal vez será porque no es gracioso, menos simpático, y menos aun creíble. Ahora se las da de humorista, y el chiste no le gustó a la “galla” que puso en el Sernam. La Schmidt tiene que haber dicho “no puede ser, que horror gordo” cuando escuchó la última payasada de su jefecito. Parece que esta señora se ha tomado en serio su avance en las encuestas y le ha dado como caja a Piñera, al parecer en el gobierno se acuchillan por un par de puntos en la encuesta del pelado de Adimark, y La Moneda es un acuario repleto de pirañas. Será que le aprendieron al jefe, el que anda de tour por el paraíso en la tierra, cuenta chistes, y pide el cese del embargo económico al fundito que tienen los hermanos Castro con vista al Caribe. Ahí no se le ponen los pelos de punta como al goma que dejó a cargo del boliche aquí en Chile mientras viaja, ni se acuerda de los derechos humanos. Parece que el clima de la isla le hace bien, porque estaba muy sonriente mientras millones de personas viven como esclavos a tiempo completo de los comunistas y el se hace el leso, y hasta le queda tiempo para practicar su mayor obsesión, caerle bien a los comunistas. Pienso que Piñera podría ir al festival de Viña, y tratar de ganarse la antorcha, la gaviota de plata, la de oro, y que le inventen una especial de diamante para ser el único que la tiene y así pasar a la historia, otra de sus debilidades.
¿Quién será mas talibán para sus cosas?. ¿La Schmidt o Mañalich?. Quieren meter preso a un pobre loco que le tiene fobia a las gordas, no quieren que comamos, no se pueden contar chistes, esta señora pidió censurar un comercial del canal del futbol que no le gustó. ¿Y no quieren otra cosita?. Si quieren les doy mi dirección para que vean que como, a que hora me acuesto, si hago ejercicio, y si a mi señora le gustan mis chistes pesados. ¿Porqué mejor no le van a pedir pega a Chávez?. Capaz que el mono (¿porqué se le puede decir mono verdad)? los encuentre muy estalinistas y fanáticos. Y pensar que voté por esta tropa de fanáticos para sacar a la concertación. ¿Falta mucho para el 2014?.

9 comentarios:

  1. La misma ministra elogio a Camila. ¿Por qué no se querelló contra el LUN, por la portada de la comunista? La ministra indignada mueve la colita. Así, así.

    ResponderEliminar
  2. Mañalich es un prohibicionista natural. La Schmidt se está perfilando para ser candidata a senadora y como su ministerio no sirve, tiene que crear conflictos donde ella aparezca como la defensora de los débiles. Lo peor, es que RN y la UDI se la están peleando, tendremos otra Andrea Molina.

    ResponderEliminar
  3. Javier y Revistajupiter. Este par me tiene chato. Si nadie los conociera y aparecen por primera vez en televisión diciendo que son socialistas o comunistas, cualquiera se lo cree.

    ResponderEliminar
  4. La verdad que a mi me tiene chato todo el gobierno, pero la primera que se me atragantó fue esta tipa. Es una feminista trasnochada y para más amargada. Mire que hacer tanto escándalo por un chiste de su jefecito. Acaso no sabía que éste es farandulero y se cree gracioso y simpático y trata de demostrarlo en cada ocasión, aunque no es gracioso, ni menos simpático.
    Yo pienso que esta ministra debe ser solterona, no creo que haya algún hombre que la pueda soportar y si tiene pareja, debe ser un mártir el pobre hombre,
    Para más, algún idiota le dijo a la Schmitd, que era brillante y que la presidencia la estaba esperando y la tontita parece que se creyó el cuento
    Es increible como en este caótico gobierno lo único que le interesa a los ministros es subir puntos en las encuestas, pero no como demostración que lo están haciendo bien, sino que lograr ser el candidato presidencial y así se acuchillan entre ellos sin piedad. Yo creo que a la media docena de candidatos ministros les convendría recordar el cuento de la lechera y no llorar después por la leche derramada.
    Bueno, ya nos quieren prohibir los dulces, lo salado, las carnes rojas, el vino, el cigarrillo, y ahora los chistes. Uta que estamos bien.

    ResponderEliminar
  5. Hunter. Y ahora Mañalich anda repartiendo condones en los colegios. Debe ser porque como los cabros ya no estudian, que se entretengan en algo en las tomas, y que no sea comer súper 8. El ministro de Salud no quiere que las alumnas “engorden”.

    Seguro que por este chiste, la ministra me demanda.

    ResponderEliminar
  6. Despues de los pinguinos el 2006 por algo aumentaron los embarazos adolesentes , que creen ustedes que hacian los estudiantes dentro del colegio cuando estaban en toma?

    Hunter pero la ministra igual esta buena (feminista y todo), ojala que el SERNAM no me denuncie por decir eso

    ResponderEliminar
  7. Carlos. El bautizo de los curagüillas de la “roja de todos” (de todos los curados) tiene que haber parecido Disneylandia al lado de un colegio en toma.
    Me gustaría ver a la ministra en Morandé con Compañía con el Che copete.

    ResponderEliminar
  8. Con esto creo interpretar a muchos: "Aparte de pelota se cree chistoso"

    ResponderEliminar
  9. Renato. Se cree, pero no le creen, ni siquiera cae bien. En todo caso la Schmidt le puso mucho con el chiste.

    ResponderEliminar