El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 25 de diciembre de 2011

LEY DE DIOS, Y LEY DEL HOMBRE.

Karadima, el cura abusador de menores y frescolín, que fue condenado por la justicia de Dios que imparte el Vaticano a una vida de “oración y penitencia” por sus fechorías, y que no fue condenado por la justicia de los hombres ya que según los denunciantes, el cardenal Errázuriz dilató la situación para que el caso pudiera prescribir, vive en una residencia de la iglesia católica, sale a comer a restaurantes, fue visto relajándose en las termas del corazón, me imagino que puede tener cable e Internet, y ahora fue visitado por el cardenal Ezzati con regalo de pascua incluido para celebrar la navidad. Como vemos, el castigo que recibió por llevar una vida de abusos a menores fue la protección de la iglesia y una jubilación a cuerpo de rey. Ya lo dijo hace unos días el mismo Ezzati que sonríe casi tanto como nuestro presidente, Karadima no está en una cárcel y puede salir cuando quiera. El que aclaró esta situación fue Juan Pablo Bulnes, el abogado del cura abusador de menores, dijo el señor Bulnes que su cliente “Esta apenado y se siente muy solo”. ¿Pobrecito el curita verdad?. Esta solito y sin ningún seminarista a quien echarle mano.
El escándalo de la semana es en esta ocasión la grabación que difundió CNN Chile a propósito de dudas en la asignación que hizo el poder judicial de la modesta suma de 63 mil millones de pesos para la construcción de diversos juzgados a lo largo del País. El problema consiste en que un solo empresario se adjudico el 83% del trabajo y fue una oferta única (sin competidores), ¿será que nadie mas se interesó o se enteró de estas inversiones millonarias?. Existan dudas. En una reunión entre los ministros, Sergio Munoz dijo que podía existir colusión ¿parece que está de moda la palabra verdad?, pero el ministro Milton Juica desestimó esa posición, dijo que no había delito, y que si informaban esto al ministerio público para que lo investigara “se iban a las pailas”. El ministro Juica parece ser de la idea de que la ropa sucia se lava en casa, tal como opina el Vaticano. Nunca había visto tanta concordancia entre la ley del hombre y la ley de Dios, al menos, para juzgarse a si mismos.
¿Y que dijo el gobierno del caso “irse a las pailas”?. El ministro de justicia Teodoro Ribera dijo que los dichos del ministro Juica fueron en un contexto “coloquial”. Increíble por decir lo menos. El ministro Andrés Chadwick dijo que el caso lo tendrá que aclarar la propia corte suprema. ¿Los acusados aclarando el caso?. También increíble. Y el ministro Rodrigo Hinzpeter lo encontró “delicado” y partidario de que lo investigue el ministerio público. Eso ya es más razonable. En general, el gobierno no se quiere meter, parece que ya tienen suficientes líos con el poder judicial.

4 comentarios:

  1. Aparte de oportunistas, los del quinto gobierno concerta y de izquierda salieron cobardes.

    ¿No habrá acaso acá plata regada desde la suprema a miembros o cercanos de este gobierno?, al final sabemos que no es algo imposible, y es lo que le falta a estos tipos para ser un gobierno 100% concerta.

    Y el delincuente juica ¿por qué dijo lo que dijo?, no sea cosa que exista por algún lado un sociedad anónima, que en la tercera sublicitación se lleve una tajada y tenga por socio a un tal juica, o pariente de algún juica, sino ¿por que tanto miedo?

    ResponderEliminar
  2. Heitai. Como dice el chavo del ocho: eso, eso, eso. ¿Tajada en una licitación de un solo oferente en la administración publica?. La única duda que tengo es a quienes y cuanto.

    ResponderEliminar
  3. En el caso Karamida, la verdad que el Vaticano cometió un error, simplemente debió haber expulsado a dicho sacerdote y no a una vida de oración y penitencia, porque eso no es chicha ni limonada, él no es miembro de una orden de claustro, que por lo demás ya ni existen y por lo tanto no podía ser condenado a una reclusión forzada. Por otra parte las mazmorras de la Inquisición tampoco existen y el Vaticano no tiene atribuciones para aplicar penas corporales y por lo tanto, pese a la vida de penitencia y oración, lógico que Karadima puede salir cuando se le ocurra del convento donde se encuentra. La Iglesia, al andar siempre con medias tintas se mete sola en problemas, sabian los obispos que la resolución del Vaticano no era una reclusión perpetua para el curita, pero no aclararon el asunto y hoy es escándalo nacional que Karadima ande en las calles, porque el común entendió que Karadima no vería en su vida la luz del sol poco menos.
    En cuanto al escándalo del Poder judicial demuestra claramente que los supremos no sólo son prevaricadores sino que también andan en extraños manejos que tienen las características de delito. Pero ya ellos declararon que no había delito. Se atreverá algún juez a iniciar una investigación contra los supremos? No hay suicidas en el P. Judicial, así que el asunto morirá de muerte natural.
    Pero si Juica, no se como llegó a supremo, bueno si, en realidad lo se y todo Chile lo sabe, dijo que la colusión la cometian personas jurídicas y la Corporación Administrativa no lo era. Error porque las personas jurídicas no son sujetos de delitos, quienes responden penalmente son sus administradores, gerentes, de hecho no hay un juicio contra "La Polar" sino contra sus ejecutivos.
    Juica ha sido tan errático en sus dichos y explicaciones que hasta el rojo-burgués Paulsen lo criticó duramente en su programa radial, pero de ahí no se va a pasar, ni el gobierno, ni menos el congreso, de mayoría concertacionista, se van a involucrar

    ResponderEliminar
  4. Hunter. Así es, yo también pienso que todo quedará en nada. Karadima seguirá paseando de lo lindo y comiendo en restaurantes, y en la corte suprema encontrarán el tecnicismo legal o la interpretación de la ley que los deje libres de polvo y paja. ¿Y la plata?. Eso ya es pasado, ya se la repartieron y se acabó el asunto.

    ResponderEliminar