El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


jueves, 15 de diciembre de 2011

MONOPOLIOS, COLUSIONES, Y SHOW POLITICO.

Los monopolios existen, la colusión, arreglines, y prácticas antiempresariales para impedir la competencia también. Desde hace mucho tiempo las he denunciado en este blog y en el Don Hermógenes. Hay que impedir que esto siga sucediendo porque está minando la poca confianza que la gente tiene en el capitalismo. Otra cosa es que el gobierno tome esto como tabla de salvación de su escasa popularidad y se tire con bombos y platillos a denunciar cuanto monopolio existe en este País y que se pudieron formar gracias a las medidas económicas y laborales que aplicaron la concertación y los mismos políticos de la alianza que hoy rasgan vestiduras. Recordemos que los empresarios amaban a Lagos, que LAN mientras fue de propiedad del actual presidente también fue acusada de colusión, que el ministro de obras publicas fue el gerente general de una cadena de supermercados que hoy está siendo cuestionada, que el director del INDAP es sobrino del propietario de los pollos Ariztía, y si seguimos examinando a fondo estas relaciones empresariales en una de esas no queda mono con cabeza.
Este nuevo reality show de la “clase política” chilena huele a oportunismo, escándalo para la foto, y a emporcar el propio nido. Desde el presidente de la republica para abajo saben perfectamente que la única medida que puede terminar con estas prácticas antiempresariales y sinvergüenzas es aumentar la competencia, y para ello ya no hay mas remedio que tomar el toro por las astas y obligar a esta empresas a dividirse, así de duro, así de fuerte, y así de claro. No hay otra alternativa, podrán sacar todas las leyes que quieran, pero los acuerdos seguirán, y cuando este tema canse a la opinión publica y sea reemplazado por un nuevo escándalo de la semana, seguiremos comprando pollos, cerveza, remedios y un cuantuay al precio que cuatro personas decidan entre cuatro paredes, y los jóvenes que pretendan ser nuevos los empresarios se encontrarán con que no es posible porque los acuerdos subterráneos entre los controladores de los monopolios se lo impedirán. No existirán mails, ni llamadas telefónicas, ni papeles que dejen rastros comprometedores, pero tomando un café en el boliche de la esquina mientras se fuman un cigarro y hablan del partido de futbol del fin de semana seguirán decidiendo, esta vez ya sin huellas ni testigos, quienes mandan en el país y como vaciar los bolsillos de los chilenos.

13 comentarios:

  1. Heitai. Es el tema de moda y las encuestas están muy bajas, no hay por donde perderse. Lamentablemente pienso que luego de un tiempo todo seguirá igual, sacarán leyes a la medida, que se note alguna preocupación en la autoridad pero que no le afecten en nada a los monopolios.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Insisto!!!, los problemas del capitalismo y el libre mercado, no se arreglan con más regulación, pues esta acaba ahogándolo, sino con más libertad.

    hoy, en una carta al Director de la Segunda, una persona asevera que la falta de regulaciones hace que en Chile el modelo triunfe para una pequeña minoría, mientras fracasa para una gran mayoría", acaso la regulación per se nos asegura que todos que beneficie a todos, acaso la regulación parte del mundo político, intrínsecamente factible de corromper, lo que sucede que los beneficios que brinda este sistema, nunca los anda proclamando a la ciudadanía con bombos y platillos, llegan más bien silenciosos y sostenidos, elevando desde la base el standard de vidas de las personas, no cabe duda que nuestro nivel de vida, en general, es muchísimo más alto que 30 años atrás, pero como es paulatino, casi lo vamos incorporando sin darnos cuenta, pero el sistema, gústenos o no, ha favorecidos a todos.

    Ahora, que hoy esto no sea así, es un problema que no atañe al modelo, pero que apunta la base misma de este: ¿No será falta de real, efectiva y transparente competencia? bueno sería analizar e investigar qué ha sido realmente de los políticos en este delicado tema, el intervencionismo estatal, ¿hay o no mercantilismo tras todo esto?, porqué motivo se llegan a formar esas cadenas monopólicas de farmacias, supermercados, el caso de la Polar....cómo es que realmente se llegó a gestar?, ¿la legislación o el modelo son los que en definitiva los producen?, por ahí deberíamos empezar a analizar antes de proponer casi a ciegas medidas más radicales.

    Te entiendo tú posición Máximo, pero es en los momentos delicados en que debemos mantener la calma, la mente fría y ser racionales.

    ResponderEliminar
  3. Renato. Yo no soy partidario de regulaciones, ni prohibiciones, ni leyes para cada caso, el estado no tiene que estar metiéndose en las decisiones que toman los privados, cada uno verá que vende, que compra, y a que precios, pero para que esto funcione como corresponde, el estado tiene una sola obligación, y es la única que no cumple, esto es, prohibir los monopolios y las conductas que atenten contra la libre competencia.
    Los monopolios se formaron al alero de la concertación, y ahora se mantienen a punta de lobbys. Ninguna ley podrá reducir la posición dominante que tienen algunas empresas en algunos rubros. O se dividen estas empresas, o el sistema se desprestigiará cada día mas hasta ser reemplazado por el estado cuando un loco como Chávez llegue al poder.
    El propietario del Jumbo comenzó desde cero, el padre de los Ibáñez los dueños del Líder también. Pues ellos saben que eso hoy no es posible.

    ResponderEliminar
  4. Máximo:
    No es sensato dividir las empresas, es como decir que las empresas pueden crecer hasta un cierto punto por que luego se deben dividir.

    Me imagino que las PYMES que intentan competir con las grandes cadenas desearían ser tan grandes, es una aspiración legítima de toda empresa que no debiese ser coartada.

    Lo único que hay que hacer es cumplir las leyes que prohíben estas prácticas(claro que más fácil seria que los grandes empresarios actuaran éticamente pero eso es mucho pedir)

    ResponderEliminar
  5. Carlos. Lo que sucede es que estas prácticas abusivas continuarán, por eso digo que ahora el gobierno está cacareando para subir en las encuestas, pero esto era conocido por todos desde hace años. Es más, una gran parte del crecimiento excesivo de estas empresas se debe a estas mismas malas prácticas comerciales.
    Yo creo ser razonable y se que nadie tendrá los pantalones para dividir estas empresas y permitir nuevamente la libre competencia, pero el costo será un desprestigio creciente y el riesgo que el hastío nos lleve a un Chávez. Ya sabes lo que le pasa a los que juegan con fuego.

    ResponderEliminar
  6. veo a las colusiones como faltas éticas que si no pueden ser solucionadas con nuevos actores en el mercado, el estado debe revisar las barreras de entradas que él mismo creó para crear el cartel o monopolio, antes de sancionarlas

    ResponderEliminar
  7. Revistajupiter. Estoy de acuerdo contigo, las barreras de entrada mas que crearlas, el estado las permitió y las toleró por muchos años, entonces hoy los “chicos” o los nuevos interesados ya no pueden entrar al mercado porque los ya establecidos no los dejan.
    Además, las sanciones no sirven de nada, recordemos que son monopolios o empresas coludidas, entonces las multas las pagarán tarde o temprano los consumidores.

    ResponderEliminar
  8. el estado prohibió fusión nestlé-soprole , pero puso salvaguardias a las importaciones de lácteos; denuncian a los pollos pero fijaron una sobe tasa de 16% para el pollo importado ...

    ResponderEliminar
  9. Revistajupiter. Recuerdo que cuando se firmó el tratado de libre comercio con USA, súper pollo solicitó que a los tutos de pollo congelado de procedencia norteamericana se les aplicara un arancel de importación mayor, y el gobierno de la época accedió a ello.
    Tengo que explicar que en USA el tuto de pollo casi no se consume, por lo que hubiese llegado a Chile a un precio muy conveniente. Entre apoyos y subvenciones estatales, concentraciones económicas que no se controlan a tiempo, y abusos cometidos por empresas que se sienten protegidas, terminamos como estamos ahora, tratando de buscar culpables, cuando todo el mundo sabe quienes son.

    ResponderEliminar
  10. Para mi es innecesario dividir las empresas, no me creo el argumento de que de no dividirlas nos llevara a los mismos pasos que Venezuela.

    La solución la dio clara Revista Jupiter , de esta forma se acabaran esas practicas sin necesidad de dividir empresas.

    ResponderEliminar
  11. Carlos. Dividir las empresas es una medida extrema que nadie se atreverá a aplicar. En todo caso lo que dijo revistajupiter es distinto a lo que tu piensas. El dice que el mismo estado defiende a estas empresas de la competencia, en este caso extranjera.

    ResponderEliminar
  12. no es lo mismo pero se complementan para lograr una verdadera economía de mercado

    ResponderEliminar