El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


sábado, 11 de febrero de 2012

VACACIONES DE VERANO.

Febrero es tradicionalmente el mes mas lento del año, los que no han salido de vacaciones lo ven como la última oportunidad que les va quedando. Los políticos, terroristas, comunistas “estudiantiles”, periodistas de izquierda, y demás personajes que componen la fauna chilena, y que decide el bien y el mal en estas tierras de desmemoriados y oportunistas, está disfrutando de los últimos estertores de este verano, y tratan de salir del estado de sopor antes de comenzar un nuevo año de mentiras, vandalismo, descalificaciones y oportunismo político. Mi hija se lamenta por la cuenta regresiva para volver al colegio. Las cuentas de navidad, año nuevo, vacaciones, patentes, uniformes y útiles escolares tienen a más de alguno con ganas de detener el tiempo, de hacerse el leso, pensando por un momento que el verano será eterno.
Hay pocas noticias para comentar, flaites destrozando la quinta normal, argentinos distrayendo al populacho bárbaro con vientos de guerra, los españoles tratando de explicarse como pudieron caer tan bajo, los chinos tratando de afirmar la estantería que se les viene abajo, dictadorzuelos vitalicios del medio oriente tratando de cuidar su fundito, Chávez engordando como vaca y hablando estupideces, en fin, en muchos lugares del mundo pasan cosas, importantes y de las otras, pero aquí no importan, el verano, que parecía eterno, se comienza a terminar, no es momento para pensar en nada, ya llegará Marzo, y con el la realidad.

A propósito de la quinta normal y de los energúmenos que la visitan. Par evitar los desmanes, el ministerio de vivienda ha decidido cercar la laguna con vallas papales para que los muchachotes no la usen de piscina y baño, cerraron la zona durante tres días para reparar los destrozos, cambiaron el agua con olor a desagüe, aumentaron el numero de basureros, aumentaron el  numero de guardias de 24 a 38 ya que al parecer a los “turistas” hay que mantenerlos bajo vigilancia, y “por si las moscas” solicitaron apoyo de carabineros para que haga rondas a pie y en bicicleta por el lugar. Como vemos, la quinta normal se ha convertido en algo muy parecido a una cárcel, tal vez sea la solución, y así sus visitantes se sientan como en casa.
Por supuesto que ustedes me podrán decir que no toda la gente que asiste al parque se comporta como energúmenos, e incluso me podrán decir que seguramente son una minoría. Pues si, estoy de acuerdo en eso, pero la pregunta que me hago es valida para la quinta normal, para un estadio de futbol, o para las protestas de la revolución comunista. ¿Y no será mejor detener, hacer pagar los destrozos, y encarcelar a los responsables, en lugar de convertir el País en una cárcel para todos?. Bueno, eso sería lo normal en un País normal, aquí nos tendremos que conformar con cercar medio Chile con vallas papales. 

8 comentarios:

  1. Maximo, vale la pena leer hoy en La Tercera el articulo del Chascon Villegas sobre "la invasion de los vandalos", eufemismo para los ex rotos de m....
    Empieza con el asunto de la Quinta Normal y aborda detenidamente el tema.

    ResponderEliminar
  2. Andrés. Ya leí las noticias, ahora voy a los cuerpos de reportajes. Y me falta El Mercurio. Veremos que mentiras traen hoy los diarios. De La Tercera no me pierdo dos cosas, Villegas y Alex Buscheister.

    ResponderEliminar
  3. Otra vez se cae el mito de "el buen salvaje"

    ResponderEliminar
  4. El que inventó ese mito si que era salvaje.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que he estado alejado de los blogs, he querido pasar un verano tranquilo y así tener fuerzas para presenciar la barbarie y la violencia desatada de las hordas rojas desde marzo, sin que el gobierno, a quien le corresponde velar por la mantención del orden y la seguridad pública, se atreva a ponerle atajo.
    Ojalá que el verano termine pronto o los terroristas arrasarán el país con sus incendios intencionales. Vamos mal, mañana peor.
    El problema es la raza Máximo, no tenemos cultura ni educación para cuidar bienes nacionales o de uso público, ni los particulares, y es a todo nivel, aunque el pandero lo lleva el flaiterio.

    ResponderEliminar
  6. Hunter. La cultura, la raza, la educación, nos falta de todo. Destruyeron todo el parque en un solo día, seguramente es record mundial de salvajismo. Lo otro son los rayados de las ciudades, hay sectores que están totalmente degradados, para el zurderio es un acto cultural destruir las ciudades, y mas encima dicen que no hay que rayar edificios públicos, es decir, si le rayan la casa o el local a un particular no es vandalismo. Con esos conceptos no llegaremos a ninguna parte.

    ResponderEliminar
  7. El punto está no existe la cultura de respetar la propiedad tal como ocurre en USA. Por eso, allá ningún norteamericano se le ocurre llevarse todos los diarios, una vez que han insertado los centavos, para sacar los periódicos.

    ResponderEliminar
  8. Javier. Así es, la idea de propiedad privada, y de derechos individuales que vendría siendo en el fondo lo mismo, aquí no se concibe. Por eso las autoridades alegan que en las protestas rayan por ejemplo la biblioteca nacional, pero si le rayan la cortina a un particular no pasa nada. Te cuento, a mi me han rayado la cortina del local en las protestas, y a los pocos días pasa un inspector municipal que me deja por escrito una orden de pintar la cortina, me da un plazo de una semana, y si no lo hago me pasa un parte. Al final, la culpa de que los comunistas destruyan el centro es mía.

    ResponderEliminar