El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 11 de marzo de 2012

MALOS AUGURIOS.

El vocero de la revolución comunista de Aysén, Iván Fuentes, anunció que el próximo martes 13 de marzo es el último plazo que tiene el gobierno para solucionar el conflicto austral. Y se encargó de azuzar a la gente diciendo: "La movilización sigue, está todo el mundo atento, acabo de tener contacto con Puerto Cisnes, toda la gente está presta y nos tomaríamos las calles en cualquier parte de la región", ya que si no se llega a un acuerdo el próximo martes se realizará la toma de rutas y que "nos vamos a cerrar la próxima vez como una ostra, porque ya lo hemos hecho todo". Al mismo tiempo, llamó a los habitantes de la región a estar preparados y abastecidos por lo que pueda ocurrir la próxima semana. Pues bien, la gente no se resistió, y algunos prosiguieron con las barricadas -¿lo llevarán en la sangre?-, y debido a que Fuentes es el “presidente” de la zona, y los alcaldes mandan menos que los presidentes, la alcaldesa de Puerto Aysén, Marisol Martínez, le prestó ropa a los manifestantes, y calificó como "hechos aislados” las barricadas y tomas de puentes registradas en la ciudad, luego de que los gobernantes de facto de la zona depusieran “gentilmente” las tomas, barricadas e incendios –pero solo por el momento-. Martínez declaró que: "Los de anoche son hechos aislados pero son producto de la impotencia y frustración ante la lentitud y la respuesta muy escasa y vaga al petitorio de los combustibles, que ya es conocido hace 20 día por el Gobierno". Y para dejar clara la posición del “movimiento” y la suya agregó que "El llamado del movimiento es a mantener la calma y el diálogo, y al Gobierno lo llamamos a responder al petitorio con plazos definidos", y que “solo” quedaba tomado Puerto Chacabuco, a cuyos dirigentes se les solicitó que depongan su actitud “al menos hasta el martes”. –Claro, el martes termina el ultimátum que los gobernantes de Aysén le pusieron al presidente de algunos chilenos-. En todo caso, al parecer no hay de que preocuparse ya que doña Marisol aseguró que las tomas fueron “totalmente pacíficas”. –Seguramente fueron como las tomas pacíficas de la Alameda el año pasado-. ¿No es para tanto verdad?. La verdad es que no entiendo que mas quiere el gobierno, las tomas son pacificas, las barricadas son hechos aislados, lo único que se tomaron fue un puerto, y mas encima les dieron plazo hasta el martes. ¿Qué mas quiere el gobierno?. Por dios, Piñera no se conforma con nada.

2 comentarios:

  1. Fuentes llora en la TV, después es fotografiado lanzando piedras, luego pide al gobierno que detenga la represión y amenaza con no poder controlar a los grupos radicales dirigidos por él.

    No sé que espera la Iglesia para amonestar públicamente al agitador Infanti. Hace 3 años denuncié que Infanti pertenecía a la Teología de la Liberación, no es un simple cura de izquierda como Felipe Berríos.

    ResponderEliminar
  2. Fuentes está esperando al martes para decir que no hay acuerdo por culpa del gobierno. Y de los curas se puede esperar cualquier cosa, defienden a los terroristas, y tapan a sus colegas pedófilos.

    ResponderEliminar