El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 27 de junio de 2012

APARECIERON LOS "CHUPAMEDIAS".

Era cosa de tiempo. El éxito arrollador que ha tenido el Costanera Center gracias a toda la publicidad que le han hecho sus detractores, y que si Cencosud la hubiese tenido que pagar le hubiera costado muchos millones de dólares, no han dejado indiferente a los populistas que todos conocemos. Recordemos que el presidente payaso se hizo el loco con la invitación a la inauguración del centro comercial, Lagos y Bachelet, que en su momento colocaron la primera piedra del complejo inmobiliario y se sacaron la foto de rigor, guardaron durante todo este tiempo riguroso silencio hasta confirmar si los atochamientos que anunciaban los que se oponen a cualquier cosa que suene a desarrollo, progreso, y/o capitalismo, se producía. Pues no hay atochamiento, y a estas alturas, ya varios millones de santiaguinos han visitado “la novedad del año para los regalones”. Por lo tanto, de a poco los políticos han ido sacando la cabeza de sus madrigueras, y las críticas se transformaron primero en silencio, luego observaron la reacción del “pueblo”, y ya preparan su desembarco en los dominios de Horst Paulmann. El primero en elogiar la obra luego de confirmar que no hay riesgos a la vista, ha sido -como no- Pablo Longueira, el ex líder de la UDI popular, hoy devenida en UDI populista. El ministro de Economía elogió a Horst Paulmann, durante la cena anual de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) y aseguró que próximamente asistirá al centro comercial Costanera Center. –Pablito se las sabe por libro-. Longueira se tiró de lleno a rendirle pleitesía al empresario al declarar: “Su deseo de que el país contara con 100 Horst Paulmann". Y añadió: "Voy a visitar próximamente las nuevas instalaciones que él ha inaugurado. Ojala Chile tuviese muchos empresarios como él. (Cencosud) es una compañía multilatina, que está en muchos países y esto lo hizo un emprendedor que nació en La Araucanía, que durante su vida ha logrado generar muchos empleos".Y como si todo esto fuera poco, quedó con la guata pelada de frontón al agregar: "Cuando se escriba la historia de cómo se unió América, creo que Horst Paulmann va a ser una persona que va a estar dentro de los registros de aquellos emprendedores que con su talento unieron al continente". Y que la polémica que se generó a raíz del Costanera Center es legítima, pero que hay que evitar dañar espíritus y talentos emprendedores como el del empresario. Por su parte, Paulmann sostuvo que recibirá "con los brazos abiertos" al secretario de Estado y que lo llevará a los 300 metros de altura, que "es algo sensacional". Bueno, la sobada de lomo fue tremenda, como tremendo hubiera sido el escándalo que hubiera armado el ministro junto a su “goma” Peribonio de haber existido algún atochamiento en los alrededores, o si a la gente no le hubiera gustado el Costanera Center. Mi pronóstico es que poco a poco los oportunistas comenzarán a aparecerse en el centro comercial, y ni hablar cuando se inaugure la torre. Incluido el que ustedes ya saben para sacarse la foto de rigor.

7 comentarios:

  1. Solo un comentario.... ya lo habías predicho hace meses... solo faltaba saber quien sería la primera cucaracha vendida.

    ResponderEliminar
  2. Heitai. Así es, el Costanera Center se va a transformar en un acontecimiento nacional sin precedentes. Y la primera cucaracha fue el que tenía que ser, hay que reconocerle algo al ministro, no hay político en Chile con más olfato que él.

    Y tengo la impresión que la inauguración del centro comercial no es nada comparado a lo que será la torre y su mirador en el último piso. Si Paulmann, que de tonto no tiene nada, permite el ingreso masivo al mirador a un precio módico, se transformará en el hito turístico más grande de Santiago y tal vez de Chile. No me extrañaría que haya que pedir hora con semanas de anticipación para subir. ¿Y los fuegos artificiales de año nuevo desde la terraza?. Se verían de todo Santiago.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Máximo:

    A mi no me parece nada raro que Longueira haya sido el primero que se haya dado vuelta de carnero y ahora este "lamiendo zoquetes" a Paulmann. Porque? Porque para mi el fue el artífice de la UDI "populista", el fue creo el primero (estoy en duda con Lavin) que se acercó a la Cancertacion ofreciendole acuerdos populares, ha sido de los pocos ministros de economía que lleva a cabo proyectos que solo crean mas desigualdad y pobreza solo por complacer a la izquierda, ni siquiera los ministros de la Cancertacion lo hicieron.

    Longueira esta es la misma senda de Velasco, en donde se adherirán a los iconos populares y que la gente siga para que les sirva en sus ansias de poder y de la presidencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Antes que empezara a hablar con el asesinado Jaime Guzmán, debo reconocer que me encantaba Longueira, lo encontraba serio, centrado y exponía sus ideas sin importarle si agradaban o no. Después que le pegaron al irse a meter a un local de votación y que Guzmán dejó de hablarle, hubo una metamorfosis, un cambio total en Longueira, de serio se transformó en payaso, de tener sus ideas en un sólo sentido, hoy tiene una mezcla de ideas zurdos-derechistas, lo que es una aberración, de actuar de acuerdo a su conciencia, agradaran o no, hoy es un patético populista actuando sólo en base a lo que digan las encuestas y el populacho. El populacho quiere educación gratis, él grita por la gratuidad, los frescos quieren estacionamiento gratis en los centros comerciales, manda a su goma Peribonio a hacer el ridiículo e incluso él, antes que los centros comercilaes reaccionaran, se declara autor de la iniciativa en cuanto a que los cobros eran ilegales y que había que llevar a los propietarios o administradores a los tribunales para que respondieran de esa ilegalidad. Cuando se dió cuenta que la había embarrado, hizo mutis por el foro y dejó abandonado a su suerte a su goma quien al final logró un acuerdo peor de lo que habia, Longueira y Peribonio tuvieron el parto de los montes.
    Entonces, sabiendo que Longueira se ha convertido en un personaje extraño, errático, que opina de acuerdo a lo que piensa el zurderio y el populacho, estaba claro que iba a mantener distancia de la obra de Paulmann, pero ahora, viendo que el zurderio ha cesado en su vociferación contra Costanera Center y la gente le ha dado su aprobación, bueno, el se sube al carro de la victoria y loa al empresario al que incluso tuvieron por las cuerdas. Recordemos a la Rosa clausurando el Jumbo de Bilbao y teniendo por la cuerdas otro de esos locales y la Rosa no iba a actuar por su cuenta frente a peces gordos. Entonces que hoy lo alabe me parece una hipocresía impresentable. Parafraseando lo que decian los rojos a los marinos yanquis que visitaban Valpo. "Longueira, go home"

    ResponderEliminar
  5. Rodrigo. El primer bacheletista-aliancista fue Lavín, y el segundo fue Longueira. Ahora el ministro está dedicado al populismo desatado, por eso estoy seguro de que si se hubiesen ocasionando atochamientos, estaría junto a su goma Peribonio destrozando a Paulmann, al mismo al que hoy le prende velas. Es un oportunista.

    Hunter. Tu sabes que he escrito varias veces sobre Longueira, y que siempre postulé que la UDI popular, cuyo líder indiscutido es el ahora ministro, es a mi en tender, la única alternativa viable para competir contra la izquierda y tener una base popular para poder llegar al poder y hacer un gobierno de derecha que se sustente en la gente. A mi también siempre me gustó Longueira, y lo veía como presidente, pero desde que le salvó el pellejo a Lagos, cuando lo lógico era dejarlo a su suerte, y ahora que se transformó en un populista, he cambiado de opinión. Precisamente por lo que tú dices, que Longueira siempre habló de frente y sin importarle las encuestas, y que siempre combatió a Piñera, es que era la última persona de la que me esperaba este cambio tan radical.

    ResponderEliminar
  6. Efecto de los focus groups. El gobierno ya asumió que es visto como populista y está tratando de cambiar esa percepción, pero es imposible.

    Longueira no fue a la inauguración del costanera center, ese era el momento de hablar, no ahora bajo la certeza que los tacos de 40 cuadras no se produjeron.

    ResponderEliminar
  7. RJ. El mote de populista ya no tiene vuelta para el gobierno.
    Ahora vendrá el espectáculo en que todos se fotografiarán al lado de la famosa torre.

    ResponderEliminar