El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


martes, 24 de julio de 2012

FABRICA DE SOCIALISTAS.

El presidente de excelencia 24/7 de la Alianza por un Chile Socialista, dio a conocer nuevos datos de la encuesta Casen de 2011, los que indican que la diferencia de ingresos entre los más “ricos” y los más “pobres” cayó de 46 a 35 veces. En chileno, eso quiere decir que bajó la desigualdad. El payaso sonriente declaró: “En Chile hemos logrado avanzar, más de 700 mil empleos creados, un alto porcentaje ha sido para mujeres y las familias más vulnerables”, e indicó que de acuerdo con las cifras, las familias del 10% más pobre han aumentado en ocupación y empleo en un 10%. “Más personas más pobres han logrado encontrar un empleo, y esa es una muy buena noticia”, dijo el presidente de algunos chilenos, ya que hay otros que lo quieren derrocar por ser de derecha. (Si, eso piensan algunos nobles, grandes y hermosos, aunque usted no lo crea). Si a esto le agregamos los subsidios y aportes estatales de todo tipo que reciben las personas de menores recursos, la diferencia de ingresos se reduce de 35,9 veces en 2009 a 22,6 veces en 2011. Luego de esta gran noticia, y como nuestro primer mandatario es aficionado a la parafernalia, no pudo evitar decir que: “La acción del Estado disminuye la brecha (…) es el más bajo en nuestra historia, desde que se mide la encuesta Casen, pero tenemos que seguir trabajando”. Yo no se si ustedes se han dado cuenta, pero las declaraciones del presidente se contradicen. Dice que la desigualdad bajó producto de la creación de 700.000 empleos (lo que es cierto), en su mayoría para personas de menores recursos (lo que también es cierto, y de ahí el aumento en el ingreso y por lo tanto la baja en la desigualdad), empleos que el gobierno se ha cansado de decir que fueron creados por ellos (lo que todos sabemos que no es cierto, ya que los empleos los crean las empresas), y se jacta de la “ayuda social” que bajó la desigualdad 22,6 veces, sin decir que esa ayuda es producto de los impuestos que pagan las empresas y las personas, es decir, todo lo que se ha logrado ha sido gracias a los particulares, ya que directamente (creando empleos o subiendo sueldos), o indirectamente (pagando impuestos), han creado toda la riqueza. Producto de toda esta información parcial o falsa que el gobierno le entrega a la gente, los “pobres” entienden mal, y por lo tanto creen lo que no es, y no se enteran de lo que es, y la supuesta victoria del gobierno se transforma en una victoria a lo Pirro, ya que se gana pero se termina perdiendo, ya que la gente se acerca cada vez mas al gobierno que supuestamente les resuelve los problemas, y se distancia cada vez mas del mercado que supuestamente es la causa de sus problemas. Y todo esto para subir en las encuestas. Si el gobierno le contara la verdad a la gente mas pobre, y les explicara que eliminando el sueldo mínimo, los muchachos que egresan de una escuela de mentira podrían encontrar un empleo por supongamos 100 lucas, y a su vez podrían aprender un oficio en su trabajo, en lugar de estar parados en la esquina del pasaje pensando en puras leseras, lo que les permitiría en un futuro y si le ponen empeño aprender a hacer algo que les permita ganar un mejor sueldo, se terminaría la pobreza ya que el umbral de esta para los cálculos que hace el gobierno es de $72.000. Después de todo, es el mismo gobierno que segura que el aumento del ingreso y la disminución de la desigualdad se produce básicamente por el aumento del empleo. En consecuencia, mientras el sector privado crea empleos, el gobierno con su discurso, ha montado una fábrica de socialistas, quienes suponen que el Estado es la solución y no el problema.

6 comentarios:

  1. Esta frase es fatal: “La acción del Estado disminuye la brecha (…) es el más bajo en nuestra historia, desde que se mide la encuesta Casen, pero tenemos que seguir trabajando”. Lo único que está haciendo darle más argumentos a la izquierda y abriendo el apetito voraz de ésta de que el Estado tiene que hacer todo. Frase del payaso.

    ResponderEliminar
  2. Javier. Así es. Y lo más detestable de todo esto, es que él, mejor que nadie, sabe como funciona todo esto.

    ResponderEliminar
  3. Los subdsidios ayudan pero lo que proclama la izquierda es crear todo un aparato burocratico para ayudar a la gente , la derecha en cambio proclama el otorgar la ayuda de la forma más directa posible evitando la burocracia

    ResponderEliminar
  4. Las personas que conforman "la opinión pública", es decir, la mayoría socialista del país, no entienden que el alza de sueldo mínimo provoca desempleo y sobre todo en el quintil más pobre que es menos capacitado e instruido, esto lo ejemplificaba Alvaro Bardón con el caso de un dueño de panadería que necesita una persona que barra todos los días temprano en la mañana su negocio ¿Cuánto está dispuesto a pagar? ¿Tal vez $40.000 o $50.000 mensuales? pero no lo puede hacer porque es ilegal y sí lo hace la persona lo puede demandar ante la inspección del trabajo. Como nadie lo contrata esto implica que la persona sigue desempleada, no gana nada, sigue parado en la esquina y por lo tanto, no sale de la pobreza. Imagina que con una pega en la tarde y otra en la mañana ya ganaría $100.000.
    En Chile estamos todos locos!!!

    ResponderEliminar
  5. Máximo:

    Te imaginas si se dijera la verdad entre el mercado y el Estado? Dejan a cientos de guaguas sin la teta del Estado!!!!! Je je je

    ResponderEliminar
  6. Carlos. Eso lo dirá la derecha de verdad, porque estos tipos están creando sub secretarias, superintendencias y demás organismos a destajo.

    Alejandro. Yo siempre le encontraba la razón a Álvaro Bardón. Conozco a muchas personas que trabajaron y estudiaron al mismo tiempo, sin becas y sin regalos como los que hay ahora, y obviamente trabajaban en un Mac Donalds o algo similar por menos del sueldo mínimo ya que lo hacían “part time” para poder estudiar. Con esfuerzo se sale adelante. Las dádivas estatales actuales, están creando una generación de vagos, igual que en Europa. O hay que pagarles mas sueldo porque sí (a costa del empleador), o hay que regalarles la educación. Los derechos son el gran problema.

    Rodrigo. Es cierto. En el engaño masivo a la población estásu negocio.

    ResponderEliminar