El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


sábado, 28 de julio de 2012

PECADO MORTAL.

El asunto de los curas con desviaciones poco santas, no para, al último escándalo de Precht, se agrega el del colegio Apoquindo, que no es precisamente un colegio de curas, pero los que lo dirigen son tan curas o monjas como los mismos curas y monjas. Aquí había una “casita” donde vivían unos auxiliares que “invitaban” a los niñitos a “jugar”. El “guía espiritual” del colegio Cumbres, el sacerdote John O’reilly, también está en el ojo del huracán, y aunque la Iglesia esta vez ha guardado silencio y no lo ha inculpado como a Precht asegurando que los testimonios eran “verosímiles”, el solo hecho de que exista una denuncia en la fiscalía y la prensa lo tenga como la noticia del día, ya liquidó al cura, sea inocente o culpable. El agravante de O’reilly ante los medios, es que fue un acérrimo defensor del sicópata de Maciel, el jefe de la congregación de los Legionarios de Cristo. La última novedad, es el escándalo del Pequeño Cottolengo, una institución de la Iglesia Católica que acoge a personas enfermas y con discapacidad. Aquí, el escándalo consiste en una denuncia por presunto abuso sexual, interpuesta por las autoridades del Pequeño Cottolengo en la Fiscalía de Maipú, producto de una denuncia de un interno del hogar, de 37 años, con discapacidad intelectual. El acusado como supuesto autor es el sacerdote y sub director del establecimiento, Claudio Chávez. Esta historia tiene muchas aristas, y no hay nada claro. Al parecer la Iglesia ya está “espirituada” con estos casos, y al primer signo de “algo”, arrasa con el que sea, o tal vez la Iglesia siempre supo de todo esto y fue cómplice de estas degeneraciones y crímenes, y ahora actúa solo porque no le queda más alternativa. Cada uno que saque sus conclusiones. Esta situación de acusar a curas ya se hizo habitual, y así como antes cualquier cabro chico caía en manos de un sacerdote degenerado y sicópata y se quedaba sin defensa posible ante el poder de la Iglesia, ahora cualquier cura cae en manos de un acusador verdadero o falso, y queda a merced del poder de la prensa. El poder excesivo es malo, sea este de la Iglesia, la prensa, el Estado, los monopolios, o el que sea. A los curas se les dio vuelta la tortilla. Ya era hora.

5 comentarios:

  1. Los errores de la iglesia son innegables pero para mi se esta creando un escandalo inncesario ya que la prensa se concentra más en los curas que en un pedofilo común y corriente .Tambien existen muchas personas que quieren desprestigiar a la iglesia sobre todo la izquierda por lo que aprovechan estos casos

    ResponderEliminar
  2. Carlos. Efectivamente, la prensa prefiere a un cura, sobre todo si es de derecha, que a un pedófilo cualquiera, ya que eso vende más. La prensa abusa de su poder. Todos abusan de su poder, por eso mucho poder es malo. La Iglesia también ha abusado de su poder por siglos, y en Chile abusó al proteger a terroristas. Si todos estos casos de abusos no hubiesen salido a la luz en todo el mundo, la jefatura de la Iglesia aun estaría cubriendo a los degenerados. Aquí no hay nadie que pueda tirar la primera piedra.

    ResponderEliminar
  3. Los abusos no son de la iglesia, los abusos son de individuos que usan su uniforme de cura para tocar niños y niñas.

    ResponderEliminar
  4. Preguntas ¿Qué es la Iglesa? Si te refieres a la iglesia chilena te diría que políticamente es una seccional del PC y moralmente es un antro de perdición, Sodoma y Gomorra, donde la gran mayoría de los curas son homosexuales, pedófilos, algunos mujeriegos.
    No digo que todos son parte de esta célula del PC, hay un pequeño grupo que no comparte esa ideología, pero son mansos borregos que no pesan y se dejan llevar por los lobos -- obispos en su gran mauoría -- con piel de oveja y se que hay una ínfima cantidad de curas que cumplen los votos de castidad, pero son granos de arena en el desierto. Yo creo que hasta esta época llegó la promesa de Jesús a Pedro cuando le dice que tu eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi iglesia y las puertas (poder) del infierno no prevalecerán en su contra. Los mismos curas han pasado a ser la mano desructiva, lo que a lo largo de dos mil años noo pudieron sus enemigos, lo están haciendo sus mismos smiembros.

    ResponderEliminar
  5. Rj. Si, son abusos de personas, pero amparados por el silencio de la institución.

    Hunter. Lamentablemente tienes razón, la Iglesia confunde su supuesta misión con los pobres, con ser de izquierda. La izquierda utiliza a los pobres y a la Iglesia. Y es un antro, siempre lo fue, o no se entendería las matanzas a los “infieles”, brujas, judíos, musulmanes, y otras cosas de ese tipo. Y por supuesto la gran cantidad de “curas gaticas” que hay en todo el mundo.

    ResponderEliminar