El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


martes, 18 de septiembre de 2012

CHICHA IRRENUNCIABLE.


Al parecer, las empanadas, el asado y la mayonesa de ayer estaban en buenas condiciones. Aquí estoy de nuevo. Fue solo el susto provocado por el terrorismo mediático de las autoridades sanitarias-totalitarias del Estado de Chile.

El Mercurio de hoy, asegura que en Chile se perderán este año, US$ 2.700 millones por los 15 feriados que tendremos durante 2012. Corresponde al 1% del PIB. Casi tres veces lo que se espera recaudar con el alza de impuestos. Sabemos que están en carpeta de los políticos populista varios más. Permisos, licencias y feriados irrenunciables de todo tipo y para todos los gustos. Viva Chile, viva la igualdad, vivan los derechos irrenunciables y viva la vagancia. Mientras se pueda.

Los US$ 2.700 millones que se pierden, no les importan a casi nadie. La gente piensa que eso lo pierden los “ricos”, y aunque los llamados ricos, que en su gran mayoría no lo son, pierden mas dinero, son los no-ricos los que terminan perdiendo mas a través de menos crecimiento, menos empleo, menos recaudación fiscal, y la sensación ambiente en los ‘ricos” de que Chile va para abajo, por lo que hay muchas cosas, negocios e inversiones que dejan de hacerse. La generación de riquezas se basa en las expectativas. Las expectativas lo son todo, y la falta de ellas es fatal. Pero vaya alguien a hacer entender esto al populacho bárbaro. Es perder el tiempo.

El otro día me compré una botella de chicha Mendoza, aun no la he abierto. Me mira y yo la miro, pero no hemos avanzado más allá de eso.
La verdad es que yo no tomo, pero siempre me compro una botella de chicha para el “18”, tal ves por tradición. Recuerdo que cuando yo y mis hermanos éramos chicos, íbamos con mis papás al “Aravena” en “El Monte”, servían un “surtido casero”, prietas con puré, arrollado huaso y de malaya, pernil y otras armas de destrucción masiva como estas. Bebidas, vino, y por supuesto un jarro de chicha. También íbamos al “Almendral” en San Felipe a pasear, y mi papá se compraba una botella de chicha “Mendoza” para llevarse a la casa. 

Va quedando menos del feriado irrenunciable ideado para ganar elecciones. Todo sea por mantener la paz social mientras duran los días de ocio y la posterior resaca. El lunes, con seguridad, volveremos a los cambios constitucionales, la asamblea constituyente, la encuesta Casen, y a contar pobres. Después de todo, las ilusiones duran lo que nos demoramos en volver a la realidad.

4 comentarios:

  1. ¡felicitacioes again!...la buena pluma al servicio de buenos argumentos.

    Anduve por Los Vilos (no ahora, no me muevo de la casa pal l8 salvo que, como les contaba, me hayan arrastrado el sabado por ahi...) me contaban que por esto de las elecciones que tu citas Maximo, llegaron de Stgo con proyectos dem mejoras municipales.

    "les vamos a mejorar la caleta"
    ---pero si ya la echamos abajo y esta en otra parte, nuevecita

    "les vamos a remodelar la Plaza de Armas"
    ---pero si ya lo hicieron el año pasado

    Y no me acuerdo de un tercer caso.

    El Estado en accion, botando la plata de la Sra Juanita que, quiza ni lo sepa, paga la quinta parte de todo lo que compra en Iva oculto en los precios, para mantener zanganos y derroches sociales...con plata ajena

    ResponderEliminar
  2. Andrés. Lo que cuentas de Los Vilos, sucede porque ya no saben que mas hacer con el dinero de los contribuyentes. Lo botan sin compasión en cosas innecesarias. El día que el boom del cobre se termine, veremos que pasa.

    ResponderEliminar
  3. Me extraña Máximo que Mañalich, la Rosa, la Cecilia, y el mafioso te tengan tan temeroso. No le hagas caso, la vida es corta y hay que disfrutarla y una buena comilona de vez en cuando no viene mal jajaja.
    Meh, ahora al "Mercurio" le dió por preocuparse por los miles de millones que se pierden por tantos días feriados anuales y no había dicho ni pío por los 10 proyectos que crena feriados hasta por motivos que dan risa.
    Por lo demás, en la farra en que estamos inmersos, decirle al populacho y a los populistas las pérdidas que implican tantos feriados es como hablarle a una pared y al gobierno menos le interesa, en este caso son 5 días de paz social, nadie se acuerda de la Camila y sus vándalos, que respiro para Piñera y eso bien vale algunos cientos de millones de dólares que el país pierda, además, tanta fiesta y tomatera capaz que influya favorablemente en las encuestas

    ResponderEliminar
  4. Hunter. Son los cuatro jinetes del Apocalipsis. Traen puras malas noticias del fin del mundo. Jajajaja.
    Es cierto. Ni al populacho bárbaro ni a los políticos igual de bárbaros les importa nada de nada. Salud!!!!.

    ResponderEliminar