El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 23 de enero de 2013

LAS DOS UDI.


El libro del senador Jovino Novoa, “Con la fuerza de la libertad”, ha sacado ronchas en la ex derecha. A los destemplados comentarios sobre el libro, que emitió el payaso sonriente, le siguieron las odiosas y desesperadas descalificaciones de “Stalin” Mañalich, quien, vociferando y escupiendo espuma por la boca, trató al senador Novoa de traidor. ¿Traidor de qué, si el senador solo ha escrito la verdad?. ¿Traidor de qué, si la lealtad no es con las personas, es con las ideas?. Las mismas ideas que defiende Jovino Novoa, a pesar de estar en minoría; y las que ha olvidado este gobierno de excelencia 24/7, al venderse por unos miserables votos que lo tiene con un 30% de aprobación y haciendo el ridículo ante todo el país.

Ahora, (era que no), apareció Pablo Longueira desmarcándose de su compañero de partido, y cuadrándose con su actual jefe, el que hasta antes de ser su ministro, fue ¿o es? su más enconado enemigo político. Todo el país lo sabe.

Longueira, defendió las políticas adoptadas por este gobierno, y manifestó que, lejos de alejarse del ideario de la centroderecha, este gobierno “ha sido muy coherente con las ideas que la UDI ha predicado durante 30 años en Chile”. Y agregó: ”Este ha sido un gobierno que nos ha permitido a quienes construimos una derecha comprometida con los sectores más pobres del país, cumplir fielmente los valores que difundimos durante décadas”.

Según Longueira: “Los cuatro gobiernos de la Concertación desde el punto de vista de las ideas fueron gobiernos de centroderecha. Llevamos cinco gobiernos en Chile que tienen el ideario de una centroderecha a nivel mundial y por eso Chile ha progresado”.
Con estas declaraciones, Pablo Longueira ha confirmado dos cosas. Una: Que el actual gobierno es el quinto de la Concertación. Y dos: Que da lo mismo votar por la Alianza o por la Concertación, ya que según el ministro, las dos coaliciones son de centroderecha.

De esta forma, Longueira continúo las descalificaciones a Jovino Novoa, al considerar inconducente el debate planteado por el senador. ¿Inconducente por qué?. ¿No se puede debatir en Chile ninguna idea que no apruebe previamente la izquierda en la Alameda o en alguna barricada?. Pues si es tal como lo presenta al ministro, no hace más que confirmar las palabras del senador Novoa.

Longueira continuó el triste espectáculo, al decir: “A mí me gusta discutir ideas y no consignas, por tanto creo que es muy importante que discutamos cuáles son los proyectos de ley, las materias con las que el gobierno ha traicionado el ideario que la UDI sembró en Chile”.

Ministro Longueira, ¿a usted le gusta discutir ideas y no consignas?. ¿Está seguro?. Pues fíjese que la gente en Chile opina otra cosa. Todos hemos visto como las consignas marxistas, “no al lucro”; “el fin del modelo”; “la causa mapuche”; los chupasangre”, y otras, se han apoderado del debate nacional. Y usted señor Longueira, ha colaborado a esto, al estar preocupado de los baños y los estacionamientos de los centros comerciales, y una larga lista de medidas populistas, al mismo tiempo que le entrega un monopolio vitalicio a las empresas pesqueras. ¿O no, señor ministro?.





8 comentarios:

  1. Longueira ha vivido quejandose de su sacrificio de estar en politica cuando podria haberse dedicado a la actividad privada.....pero no suelta la teta estatal, por ningun motivo, son quejas populistas no mas, esas del "sacrificio" de los politicos...je...je...vieja la consigna.

    Es bueno en todo caso que admita que este es el V Gobierno de la Concertacion. Ya lo habia dicho tal cual el GilPeter en la revista Que Pasa, mucho tiempo atras.

    Ellos lo consideran una gracia pero las encuestas lo estiman una"desgracia".

    Un 30% de apoyo no es precisamente una gracia

    Longueira ha sido siempre el tipico populista, el rey de las consignas populacheras.



    ResponderEliminar
  2. Andrés. Yo siempre aprecié mucho a Longueira, Alguna vez conté que a mí me parece (y me sigue pareciendo), que el proyecto de la UDI popular, con el que comparto varias cosas y otras no, es el único trabajo serio que se ha intentado en Chile para enfrentar a la izquierda, y Longueira es el líder de ese sector de la UDI.
    Lamentablemente, de UDI popular se paso de un viaje a UDI populista, y hasta ahí nomás llegó Longueira y el resto.

    Yo me identifico mucho más con el ala liberal de la UDI, como por ejemplo Novoa, y de otros independientes pro UDI, como Buchi o José Piñera.

    Lo bueno de esta entrevista, es que ya lo podemos confirmar: El gobierno del payaso, el arrepentido y el admirador del borracho suicida, es el quinto de la Concertación.

    ResponderEliminar
  3. Longueira dice hoy que el desempleo bajó debido a las políticas del gobierno, pero no es capaz de nombrar ninguna de esas políticas que bajó el desempleo.

    ResponderEliminar
  4. RJ. Claro, porque tendría que decir que fue gracias a la hemorragia de dinero que ha entrado, y que en algún momento se tendrá que ir.

    ResponderEliminar
  5. Los traidores siempre consideran traidores a quienes mantienen sus principios. Es patético que un sujeto que sólo se ha dedicado en su cargo a prohibir todo a los chilenos en cuanto a alimentación, venga a descalificar a un senador que ha mantenido sus principios y no como ese guatón,(igual que un zurdo de nomenklatura, le gusta prohibir, pero él no se priva de nada) que ha renegado de cuanto adoró en el pasado y sólo por bastardos intereses políticos.
    Yo discrepo un poco, el gobierno no se ha vendido, todos sabiamos que Piñera es un DC de alma y corazón y no iba a hacer un gobierno de ese corte, por ende el payaso ha sido consecuente. Los que se han vendido sin asco son los integrantes de la nueva derecha que conforman la gran mayoría de RN y la ahora UDI populista.
    Reconozco que me pegué un porrazo con Longueira, de un político serio,con futuro devino en un payaso que perdió todo norte. Mire con la que salió ahora,que los 4 gobiernos concertacionistas fueron de ideas centroderechistas. Uta, no tenía buena opinión de algunos idearios de centroderecha, pero si la concertación gobernó de acuerdo a esos principios, mi opinión negativa de la centroderecha se fue a las nubes.
    Pero bueno, siempre la traición se paga y todos estos traidores, arrepentidos de última hora, pagarán las consecuencias en el próximo proceso eleccionario, allí serán barridos por la ola zurda-concertacionista.

    ResponderEliminar
  6. Hunter. Claro, le dicen traidores al resto de la gente para no quedar ellos en evidencia.
    Digo que el gobierno se ha vendido por un punto en las encuestas, ahí caben todos, desde Piñera hacia abajo, ya que solo quieren mantener el poder, independientemente de las ideas que usen para gobernar. Es cierto que nunca se tendría que haber confiado en Piñera, por su historial, pero yo al menos, nunca pensé que llegaría tan lejos, y menos la tropa de arrepentidos en que se ha convertido la UDI.
    Longueira para mi también ha sido una desilusión, pero así está el asunto.
    Y como dices, ya les llegará la hora.

    ResponderEliminar
  7. En esta oportunidad estoy plenamente de acuerdo contigo Máximo en que Mañalich parecía perro con hidrofobia.
    Longueira es otro arrepentido y porqué, simplemente porque quiere acercarse al populacho y poder algún día en su vida, ser candidato a la presidencia. Ahora que es Ministro, y cuando fue Senador adquirió ese gustito por el poder (lo mismo siente Allamand y esta vez consiguió su ambición más preciada).
    Longueira es un fiasco en decadencia y no le creo nada. La centro derecha no lleva los principios que fundó don Jaime Guzmán en la UDI.

    ResponderEliminar
  8. AleK. Ya nos vamos entendiendo, Manalich mostró su verdadero rostro de stalinista.

    Y Longueira se desinflo.

    ResponderEliminar