El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


martes, 9 de abril de 2013

ASI FUERON LAS COSAS.


Según los informes de Wikileaks, la Iglesia Católica apoyó la PLR a Allende. Obvio, si eso lo apoyó todo el mundo no marxista, tal como apoyaron a cualquier gobierno no marxista de Latinoamérica, Europa, Asia, África, Oceanía, Marte, Venus y la nebulosa Magallanes. Que ahora se hagan los tontos es otra cosa.

En el mismo día que muere Margaret Thatcher, donde la izquierda internacional se ha encargado de recordar su triunfal batalla contra el marxismo, ellos mismos niegan el apoyo de la Iglesia Católica. Se llama inconsecuencia, desinformación y lavado cerebral.

Recapitulemos: Fin de la Segunda Guerra Mundial; comienzo de la Guerra Fría ese mismo día, la mitad del planeta para USA y la otra mitad para la ex URSS, uno de los dos se quedaría con todo, y ya sabemos quien fue.

Entre medio de todo esto, “chilito” no era ajeno a la realidad mundial. Chile, tal como todo el resto del planeta, estaba divido en dos bandos irreconciliables; libertad o estatismo le llaman. Ganamos nosotros, leeerooo leeerooo, leeerooo leeerooo.  

El Vaticano apoyó el golpe-pronunciamiento ya que la alternativa era apoyar a Allende; USA apoyó a la derecha anticomunista, y la URSS apoyó a la izquierda marxista. No había medias tintas porque no podía haberlas, era una guerra hasta la destrucción total del enemigo.

La URSS jugaba a la ofensiva, y USA hacia una guerra defensiva y dejaba que pasara el tiempo a la espera del derrumbe inevitable del marxismo, que culminó con la caída del Muro de Berlín que había construido con tanto amor y dedicación el “Tio Erich”,  el regalón de la ayudista come chicle.

La realidad fue esa, la historia está ahí para quien le interese leerla, comprenderla, entenderla, y así evitar que le metan el dedo en la boca. Hay momentos en la vida de las persona, de los países, y en este caso del planeta entero, en que hay que tomar partido; los valientes como Pinochet, Merino, Thatcher, Reagan, Kissinger, Nixon y el Papa Juan Pablo II, entre muchos otros, lo hicieron. Hoy, la izquierda los denosta; pues no importa, ellos lo hicieron por principios, por convicción, porque sabían que era su deber.

Hoy, los perdedores y los traidores sacan ventaja de un mundo creado por los grandes hombres y mujeres del siglo XX. Da lo mismo. Que digan lo que quieran. Este es el mundo creado por Pinochet y Thatcher, no el ideado por Castro y Lenin. Esa es la única realidad, por mucho que le pese a los derrotados, a los oportunistas y a los arrepentidos.

“Como nada es mas hermoso que conocer la verdad, nada es mas vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad”.

Marco Tulio Cicerón. 106 a.c. al 43 a.c.

13 comentarios:

  1. ¡¡¡¡¡GRANDE MÁXIMO, GRANDE!!!!!!

    Una gran columna que pone las cosas en su lugar, ese lugar que le pesa enormemente a la izquierda cínica y mentirosa...


    ¡¡¡GRANDE!!!!

    ResponderEliminar
  2. Renato. Gracias.
    Esta es la verdad, le guste a quien le guste y le disguste a quien sea.

    Lee la genial columna de hoy en Economia y Negocios de "El Mercurio" de Axel Kaiser.

    ResponderEliminar
  3. Maximo, tienes un gran talento para escribir simple, claro y profundo. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  4. Ciro. Claro que si, aunque muchos lo quieren negar.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. genial

    mas claro adonde

    Estos humanoides infelices jamas han logrado establecer el control y dominio total en sus propositos ,y vez que lo han logrado ,poco les ha durado ,y es por eso que vuelven una y otra vez a la carga y cada vez con mas odio y resentimiento ,a sabiendas de lo que les espera !!

    no seran masoquistas estos desgraciados ???..es decir ...

    les duele..... pero les gusta !!!

    ResponderEliminar
  7. Laninita. Pero pucha que lo intentan, parecen monos porfiados.
    Por lo de monos y por lo de porfiados.

    ResponderEliminar
  8. Max:
    me gustó tu columna de hoy. apuesto que mas de algún upestoso debe estarse retorciendo de dolor y regurgitando en sus propios vómitos mezclados con sangre producto de la úlcera perforante que le ha causado el ver que la historia se escribió de la manera correcta y no de la manera como le gusta (y trata patológicamente de imponer).

    en resumidas cuentas: MAESTRO!!!!

    ResponderEliminar
  9. Jo se. Gracias. A estos tipos los descompone que se contextualice lo ocurrido, sin embargo, el terrorista confeso Teillier, dijo el otro dia en su famosa entrevista, que habia que entender el contexto para comprender lo que hizo el Frente. A ellos nomas les gusta.

    ResponderEliminar
  10. Maximo:
    Carter jugaba a la guerra defensiva, hasta que llegó Reagan.

    Obvio que no les gusta la historia tal como es, ya que ellos estuvieron al lado de los regímenes totalitarios y su discurso de 'luchar para recuperar la democracia' se va a la papeleta reciclable.

    Por la forma que se expresan, les sale no les gusta la libertad. Ellos esgrimen que se Chile se vio envuelto en la Guerra Fría, como si la Izquierda no supiera lo que pasaba al otro lado del Muro, como si no fueran castristas, como si no fueran pro soviéticos, o como si ellos fuesen no responsables de sus actos y decisiones que no tomaron. En mi blog, más de una vez he criticado esa expresión que usan. En el idioma alemán hay una expresión que se llama 'El Espíritu de la época'.

    ResponderEliminar
  11. Javier. Carter valia callampa.
    Me refiero a que era la URSS y sus terroristas los que comenzaban las revoluciones.

    Bueno, eso del espiritu de la epoca es tremendamente cierto. asi ha sido siempre.

    ResponderEliminar