El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


jueves, 18 de abril de 2013

BEYER EL "PROGRE".



Y se fue. Era esperable. En la imagen que encabeza el blog de hoy, aparece la votación completa del caso Lucro-Beyer. Los tres puntos a votar fueron: 1) Infracción al principio de probidad. 2) Falta de control jerárquico. 3) No fiscalizar el lucro.

Analizando por encima esta votación, podemos rescatar lo siguiente. Los Senadores de la derecha y ex derecha apoyaron en masa al ministro, incluyendo al ahora independiente Cantero que no repostula a su cargo. El independiente (supuestamente pro derecha) Bianchi, que sí va a la reelección, condenó al ministro por el tercer punto (incluyendo show mediático).

En la Concertacion podemos observar que en su sector más centrista, P. Walker, quien no se reelige en esta pasada, apoyó al ministro; los moderados S. Alvear, A. Zaldívar, I. Walker, y mi concertacionista preferido, H. Sabag, solo apoyaron el tercer punto de la acusación.
En el otro extremo podemos encontrar a parte de la vergüenza nacional parlamentaria acusando al ministro hasta de fata de probidad: Navarro, Girardi, Letelier, entre otros.
Vean el cuadro y saquen sus propias conclusiones.

La votación fue claramente política. La calle quería sangre y se la dieron. Los políticos quieren votos, y esperan recibirlos a cambio de su “gesto”.

Aparte del tema político-vengativo-oportunista-electoral, me parece bien que destituyeran a Beyer, no por las razones dadas que son una farsa malintencionada, sino porque el ministro se lo buscó.

Beyer sostuvo en Tolerancia Cero que el lucro en la educación universitaria está prohibido (lo que es cierto), que es detractor de lucro (lo que es asunto suyo), pero nunca defendió la postura universalmente aceptada de la diversidad, al defender el funcionamiento de todo tipo de universidades (laicas y confesionales; fundaciones y sociedades comerciales; estatales y privadas; docentes y de investigación, etc, etc), diversidad que él mismo esgrime para, por ejemplo, apoyar el matrimonio homosexual, el que por supuesto es mucho mas popular que el libre emprendimiento en nuestro país.

Lo que tampoco explicó el ministro, tal como no lo hace su jefe ni el resto de la ex derecha, es la razón por la que las personas de derecha a secas que creemos en nuestra libertad y en la del resto de las personas (o de lo contrario no sería libertad) tenemos que apoyarlos a ellos.

Otro mas que se “coció solo” por tratar de parecer “progre”. Chao nomás. 

17 comentarios:

  1. Beyer y su caida es el emblema del Gobierno y sus encuestas.
    Por mas que se empeñaron a darselas de "progresistas" peor les fue en manos de los dueños de la "marca"

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. coincido contigo en el asunto de que fue un acto político-vengativo-oportunista-electoral. así como tambien coincido en que el se metió en las patas de los caballos. si hubiera investigado más a fondo, quizás con que mierda nos habríamos encontrado, al mostrar como los mismos "acusadores" también fueron cómplices (sino autores materiales e intelectuales) del lucro en la educación.

      lo que siempre he sostenido que la "venganza para provoste" es una clara señal de desesperación electoral por parte de la concerta. pero esto no solucionará el problema de fondo.

      La concerta necesitaba un chivo expiatorio, la derecha y el mismo se lo dieron en bandeja de plata con la manzana en la boca.

      ahora veamos que pasará con su sucesor, les aseguro que los dardos también caerán sobre el.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. l ministro se lo busco.
    Se te olvidó mencionar, la sacada de los textos de estudio que la homosexualidad era una enfermedad, por presión grupo homo. En ese momento tiró por la borda la autonomía de la razón.

    Además, el mismo que quedó mal parado dentro de la derecha, porque según sostuvo ayer en la tarde, fue un error haber destituido a Yasna Provoste.

    Haré un post desde otro ángulo, mientras tanto estoy terminando otro.

    ResponderEliminar
  6. Andrés. Si lo vemos a largo plazo, en base a la próxima elección, lo que está sucediendo es positivo. Riesgoso también, pero no hay más.

    José. Da lo mismo quien sea el sucesor, la calle lo terminará sacando.

    Javier. La referencia a Provoste fue como pedir clemencia. Yo en su lugar no digo nada. ¿Quería mantener el trabajo por lástima?. Está loco.

    ResponderEliminar
  7. Me parece bien que se haya ido, ya que al invocar a Yasna Provoste, diciendo que le pareció injusta su destitución, lo que estaba diciendo que la acusación en el caso de ella fue una suerte de circo romano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en el caso de Yasna Provoste, existió evidencia que la vinculaba directamente con los desfalcos, ya que ella misma firmó el papeleo y daba el visto bueno de todas las lucas que salieron del Mineduc.

      A raíz de esto, me asaltó esta duda ¿alguien sabe si los autores materiales de dicho desfalco fueron como minimo "juzgados constitucionalmente" o usaron la "solución concertacionista" de cambiarlos de sección o de ministerio para que siguieran robando?

      Eliminar
    2. Rolando. Beyer se arrastro con esa declaracion.

      Eliminar
  8. Encontré este interesante comentario en EMOL:

    "Compartiendo la opinion principal de The Economist es necesario precisar lo siguiente.

    Los parlamentarios que tenemos son los que nosotros, con nuestro voto, hemos elegido.

    Si ahora resulta que no hacen bien su pega y son unos "zanganos" como se escucha decir (y algunos efectivamente no la hacen, para nada... en cambio, otros si la hacen y muy bien...) la responsabilidad es principal e inicialmente de quienes votaron por ellos..., evidente...

    Por ejemplo, el señor Navarro o Girardi estan en el senado porque hubieron ciudadanos que los eligieron igualmente el señor Novoa y todos los demás...

    En otras palabras, un país tiene los parlamentarios que se merecen sus electores... y no a todos los podemos "meter en un mismo saco" ni generalizar... como acostumbra hacer la gente...

    Entonces, el llamado que hace The Economist debiera ser un llamado a los ciudadanos a votar por buenos parlamentarios, que hagan bien su pega... y no endosarle la responsabilidad unicamente a los parlamentarios cuando la responsabilidad principal está en quienes los eligieron, evidente...

    Ahora, como dijo Hitler alguna vez, lo deben aguantar porque los ciudadanos (en la demcoracia alemana) lo habían elegido... con la diferencia que en Chile tenemos un gobierno que si, respeta las instituciones democràticas y no intenta acabar con ellas, como si lo hizo Hitler... despues de haber sido elegido... (en la democracia alemana de esos tiempos...)"

    mas decidor ¿donde?

    (http://www.elmercurio.com/blogs/2013/04/18/11011/acusacion-aprobada.aspx)

    ResponderEliminar
  9. Los ciudadanos seguiran votando por quienes "solucionen los problemas reales de la gente". Ya se acostumbraron a eso.

    ResponderEliminar
  10. Hace ya dos mil años fue formulada esta pregunta por un hombre a quién habían traicionado:

    “Et tu, Bianchi?” -

    ¿También tu, Bianchi?


    ResponderEliminar
  11. La magistral obra

    “Julio César”

    de William Shakespeare - especialmente en el Acto III

    cuando los
    integrantes del Senado
    conspiran contra él sacan sus cuchillos y cobardemente
    lo apuñalan......!!!!!

    .... y el agonizante César reconoce a uno de sus asesinos y exclama:

    “Et tu, Brute?” -

    ¿También tu, Bruto? – y Julio César muere acuchillado...!!!

    Esta es una de las frases más famosas dirigida a un traidor, en este caso:

    "...al senador Bianchi..."


    ..............................


    “Et tu, Bianchi?” -

    ¿También tu, Bianchi...?


    ResponderEliminar
  12. En una entrevista publicada hoy (El Mercurio "C2")

    En esa entrevista Harald Beyer dice:

    "Cuando empezó a hablar Bianchi me dí cuenta inmediatamente cómo iba a votar".

    "Cuando dice que venía a decidir la suerte de este Ministro, esa es la típica actitud del demagogo".

    "Porque no tienen que decidir mi suerte; lo que tiene que decidir es si la acusación tiene mérito o no".

    "Plantearlo así es el discurso de un demagogo que va a votar a favor de la acusación porque están los estudiantes en la galería".

    "Fue un escándalo lo que hizo".

    ¡No fue capaz de citar ni un párrafo de la acusación!

    "Demagogia pura".

    ............................

    ResponderEliminar
  13. Pensar que Bianchi en su momento fue patrocinado por la Alianza.
    Como pecas, pagas.

    ResponderEliminar