El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


lunes, 31 de marzo de 2014

TODO SEA POR LOS POBRES.

El proyecto de ley que nos meterá la mano al bolsillo a todos los “ricos” y fascistas neoliberales que vamos quedando en “barbarilandia”, para así ayudar a la creación del paraíso terrenal donde manarán los plasmas, los IPhone, y los títulos gratuitos de médico e ingeniero con doctorados incluidos, ya está en la cueva de Alί Baba y los cuarenta honorables. ¡Agárrense!, la retroexcavadora roja está echando humo.

Lo que no podía faltar es el chascarro populista ideado para la ocasión, después de todo, no solo de muñecas gigantes, mundiales de futbol, bonos marzo, Archivos del Cardenal y realitys repletos de bataclanas vive el populacho bárbaro.
El impuesto a las personas bajará (dicen) del 40% actual, al 35%; aunque hay una excepción, la rebaja no incluye los sueldos de hambre de ministros y parlamentarios, ellos tendrán que “dar hasta que duela” y así predicar con el ejemplo. ¡Zaaaaaaa!. Es para la risa esta cuestión.

La política está llena de símbolos republicanos; señales divinas; discursos apaciguadores; vueltas de carnero, y sobre todo muestras de altruismo sin igual de quienes se sacrifican por el pueblo dejando de lado bienestar y familia. JA.
Por ejemplo, El Senador Alejandro Navarro podría ser el CEO de alguna multinacional con sede en Zúrich o Londres si no se estuviera sacrificando por nosotros. Y yo el muy malintencionado aquí pelándolo de lo lindo. Así somos los reaccionarios que defendemos a dictadorzuelos.

Yo tengo mi camino decidido. Veremos qué pasa con el artículo 14 bis del que algunas veces les he comentado. Se supone que las Pymes no debemos pagar impuestos desde que este subterfugio ideado por alguna mente afiebrada del gobierno de excelencia 24/7 lo redactó con letra chica, aunque la contadora me dice que no me puedo acoger a él por diversos motivos.

Una vez que promulguen la ley y la interpretación a dicha ley, tendré que reordenar mis sociedades e inversiones con la contadora y un abogado (no se crean que son tantas tampoco), para acogerme a este asunto o al que sea, ya que no voy a pagar el 25% de Renta, global complementario,  patentes municipales, IVA, contribuciones, permiso de circulación y no sé qué más ya que no es posible que me roben la mitad o más de lo que gano, y más encima el Estado no me dé nada a cambio por no ser pobre, ni comunista, ni pirómano, ni saqueador de colegios.









23 comentarios:

  1. En 'El Mercurio' de hoy en la sección de Economía y Negocios' hqy titular que intenta hacer la cuadratura de circulo con las reformas económicas de Bachelet: "Gobierno, BID y OCDE analizarán cómo mejorar la productividad en Chile para acelerar el crecimiento", mientras borramos la Fut, el DL 600, le subimos a las empresas un impuesto del 25% y le damos más atribuciones a SII, ya que según ellos, no tienen la capacidad para recaudar lo que pide Bachelet.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veo la razón para no subir el impuesto al 80% y quedamos todos ricos.

      Eliminar
  2. por razones de sanidad mental, no quise ni siquiera leer el proyecto de ley, ya que la info es casi innecesaria. ya han dicho tanto acerca de la reforma que solo puedo llegar a una sola conclusión.

    nos rebajan de un lado y nos lo suben por el otro. las empresas igual van a evadir y la clase media seguirá siendo la encargada de mantener a esta cáfila de parasitos estatales. los que trabajamos seguimos sosteniendo la economía de esta republiqueta, pero con los ineptócratas y corruptócratas que eligieron (porque salieron no con mi voto y gracias al beneplácito de quienes no lo hicieron) la clase media tendrá poco tiempo de duración y pasaremos a ser igualitariamente pobres.

    lo peor es que estos ineptócratas, quieren recaudar, pero no saben cuanto y si eso irá derechamente a las promesas de campaña... lo cual deja en claro que quieren forrarse en el menor tiempo posible para poder abandonar el barco antes que se hunda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos pagaremos mas impuestos, menos los oligopolios que te lo recargaran a la cuenta.

      Eliminar

  3. No pueden reactivar

    Álvaro Bardón

    La gente de la Concertación no puede dar un gran salto hacia el desarrollo, porque no confía en las personas actuando con libertad. No se dan cuenta bien del dinamismo que introduce un comercio internacional plenamente libre, como tampoco del que generaría el desbloquear los recursos y las empresas en manos del Estado. No se trata de en cuánto se vende la Enap, sino de lo que implica terminar con el monopolio petrolero y abrir este mercado a la inversión privada. En una de ésas descubrimos que estamos arriba de puros pozos de petróleo. Como ocurrió con los teléfonos, que antes casi no había, o con la electricidad, donde los gobernantes se rompían el seso para dibujar plata y nuevos proyectos, con la amenaza permanente de racionamientos.

    ¿Aumentarían el empleo y la inversión si el Estado vendiera la mitad de los bosques, la tierra, las islas, las minas y las empresas que posee? ¿Y qué pasaría si se dan permisos instantáneos para cultivar salmón y otras especies marinas? ¿O se termina con la tontera que mantiene a los araucanos en la miseria y reduce la inversión? ¿O se permite a los pobres trabajar y emprender con libertad? Y, para no provocar, no voy a hablar de liberalizar la educación y la salud. Capaz que aumenten la inversión y la calidad, como cuando la dictadura liberalizó la educación superior o creó las isapres.

    En otra ocasión trataré la reducción del Estado y los tributos y lo que significa para el desarrollo. Tampoco me voy a referir a no tener moneda y usar el dólar, porque me podrían expulsar del Colegio de Economistas. A estos amigos les gusta tener tipos de cambio muy altos, como el actual, de modo que impulsen los costos al alza, nos bajen el ingreso real y depriman la inversión.

    ¿Se imagina a la Concertación proponiendo la dolarización, de la que desconfían los economistas que creen que los alemanes, los españoles y los californianos son idiotas, por no tener moneda? ¿O sugiriendo que el tema de la energía nuclear debe conversarse?

    Todo tiene que regularlo el Estado, porque las personas somos idiotas y, al interactuar en los mercados imperfectos, seguro que nos equivocamos. Los riesgos deben prohibirse por ley, como la desigualdad. El trabajador es tonto y el patrón lo hipnotizará para pagarle poco o nada. El consumidor es gil, y si lo engañan en una venta, volverá a reincidir. Todos somos idiotas, menos los gobernantes, que saben cómo debemos trabajar, consumir, educarnos, sanarnos, tener familia, casarnos, invertir.

    Con la excepción de algunos liberales de la Concertación, el resto no entiende que el progreso lo hace la gente de una manera inmodelable y no programable, y que lo que el Estado puede hacer es abrir oportunidades, al eliminar las trabas que se han acumulado desde la Edad Media. Dicen reconocer la importancia de la propiedad y los mercados, pero en el nivel de silabario. Temen que conducirían a una gran desigualdad y pobreza, sentándose en la evidencia empírica ahora disponible y que no existía en tiempos de Marx. No ven, porque no es obvio, el desarrollo que viene enseguida de entregar propiedad y libertad. Y como no lo ven, no piensan mayormente en el tema. Parecen no darse cuenta de que los únicos países desarrollados, donde los pobres tienen trabajo y oportunidades, son los capitalistas, ni de que no existen casos de desarrollo socialista, ni de que las únicas sociedades más o menos igualitarias son las que se debaten en la miseria y el hambre.

    Es fácil reactivar. Lo difícil es superar los prejuicios y la demagogia y reconocer que por décadas hemos hablado puras tonteras. Tomar el riesgo de la libertad y el progreso es siempre difícil, porque no se sabe bien cómo es. Más aún para los socialistas de todos los partidos, que nos creen idiotas y que estiman que las sociedades deben construirse por iluminados y sabios que han recibido una gracia o revelación especial.






    26-09.2002

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bardón, Bardón!!!! ¿por qué nos has abandonado? ¿por qué no hemos sido más prudentes, menos candidos y escuchamos tus palabras tan proféticas que ahora son un hecho plausible?

      ¡porque somos una derecha cagueta y tan ineptócrata como los ineptócratas que nos gobiernan!

      (ese será el lamento cuando tengamos la mierda hasta el cogote y no hayan militares para salvarnos otra vez)

      Eliminar
    2. Muy bueno, como siempre. Y muy actual, tal vez mas que hace 12 anos atrás.

      Eliminar
    3. este gran articulo de Bardon soslaya la segunda intencion del socialista, agrandar la Cueva de Ali Baba para enriquecerse el y los suyos por generaciones a expensas del empobrecimiento ajeno
      ¿ O Uds creen que los hermanitos Castros se han sacrificado durante decadas en el Poder por amor al socialismo ?

      Eliminar
  4. Me permito adjuntar entreviista al pdte de Uruguay, un ex guerrillero Tupamaro. Es muy larga porque el periodista carece del poder de sintesis...pero, podando y tijereteando, se rescatan frases notables, como cuando Mujica señala el descreimiento de la gente hacia los politicos.
    (...y eso que no conocio al Gran Tahur, emblema de la marrulleria y la falta de etica..)


    Lunes 31 de marzo de 2014 | Montevideo - Uruguay

    Mujica: “Los Presidentes somos juguetes del poder financiero mundial”

    ¡no, no me resulto !......a ver si en la noche con mas tiempo le reintento.

    ResponderEliminar
  5. Mejor les reproduzco este articulito de la Pamela Jiles sobre "los pobres funcionarios del Estado "


    Pamela Jiles dijo en THE CLINIC:
    OPINION Por: Pamela Jiles

    Si yo fuera obesa, apitutada y obsecuente, me habrían invitado al almuerzo del día de la mujer en La Moneda. Vestida por las hermanas Ruitort, iría al patio de la Camelias a comer un salmón asoleado y hacerle la pata a la Presidenta, aunque en verdad me pareciera 'muy hija de milico, medio pelo, cero glamour'.

    Si hace dos años hubiera dicho que sí a la oferta de Bachelet, de sumarme a su spot promocional, estaría ahora a la cabeza de una embajada, sería colega de la pléyade de ex amantes de políticos oficialistas que rebosan en los mejores cargos diplomáticos, una forma original de agradecer con fondos del Estado a las sucursales de los hombres públicos.

    Si yo hubiera vuelto de un cómodo exilio en Italia sin haber trabajado ni un día en quince años, ahora sería jefa de partido, intendenta de Santiago o parlamentaria de la Concertación. Me habrían nombrado supernumeraria de Comunidad Mujer, enchufaría a mi hijo mayor a un cargo bien remunerado en la Cancillería y mandaría a dejar la colación escolar de mi hija menor – un sandwich de jamón y palta - en las diligentes manos de mi chofer fiscal, en mi vehículo estatal.

    Si yo fuera una burócrata concertacionista, falsificaría mi curriculum para darme aires doctorales, usaría zapatos reina color blanco, trajes sastre talle 52, comerciaría con autos de lujo en Buenos Aires, publicaría mis novelas rosa en las mejores editoriales de habla castellana o simplemente instalaría un fax en el living de mi casa y cobraría varios cientos de millones pesos por asesorar a Codelco y Gendarmería en materias prescindibles.

    Si yo hubiera obtenido sólo 500 puntos en la Prueba de Aptitud Académica y careciera de méritos intelectuales, hoy sería ministra de Educación.. Mejor aún si no le hago asco al dinero ajeno. Así donaría a las hijas de mis amigos una 'comisión de servicio' de diez millones de pesos para que se vayan de tapas a Madrid, mi hijo ganaría una jugosa beca de post grado en Cambrigde aunque tuviera calificaciones deplorables y acto seguido lo nombraría vocero de gobierno para que inicie desde la cumbre su carrera política. Mi hermanita falta de talento estaría instalada como lectora de noticias en el canal público, igual que Mónica Rincón. Mi cuñado se llevaría para la casa dinero suficiente para fundar diez empresas de ferrocarriles y mi yerno entraría con millonarias ganancias en el pujante negocio de los jarrones estatales.

    Si yo fuera capaz de hacer la vista gorda cuando me conviene, sería hoy la esposa aburrida de un ministro guatón y vulgar que se escapa con una funcionaria de tesorería una vez a la semana, a un departamento de dos ambientes ubicado en el sector de La Lilas y pagado con fondos del ministerio. Yo me vería obligada sólo una vez al mes a mantener intimidad con mi desagradable marido ministro, exprimido de predicar contra la corrupción, agotado de vociferar que la administración es transparente, exangüe de hacer gárgaras con la probidad pública.

    Fuente: The Clinic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Esta buenísimo. La Jiles esta mas que medio loca, pero esto esta perfecto. Jajaja.

      Eliminar
    2. La Jiles está cada día mas loca, pero a veces tiene chispazos de cordura y le salen artículos como éste en que dice uns verdades del porte de una catedral

      Eliminar
    3. ¡tuvo un ataque de cordura! en todo caso me parece bien que haya usado su "posicion influyente" en The cinic para poner ese articulo.

      Eliminar
    4. Respira por la herida de ser la pije comunista, loca y farandulera que nadie toma en serio (hasta ahora).

      Critica a los corruptos y aburguesados; ella está en "la lucha"; dice verdades, sin embargo su discurso no es anti corrupción ni pro mérito, es anti sistémico.

      Eliminar
  6. ¿Cuántos niños de mi generación no disfrutamos del maravilloso Libro de los Porqués? Formaba parte de El Tesoro de la Juventud, una enciclopedia infaltable en las familias con muchos niños y con deseos de que éstos se hicieran afines a la lectura y fuesen personas cultivadas. Aquellos porqués tenían respuestas científicas para la curiosidad infantil ¿por qué no se mezclan el agua y el aceite?¿por qué la marea crece? ¿de dónde obtienen las flores su color? ¿por qué el sol sale de día y la luna por las noches? Y hasta alguna bastante racista: ¿cómo obtienen su color los negros? Ese inocente libro hecho para mentes inocentes jamás respondería preguntas de carácter personal, como por ejemplo ¿por qué me persigue la mala suerte? Y menos de tinte político como una que cuando menos la mitad de los venezolanos y el resto del mundo se hacen a diario: ¿por qué Chávez arruinó a Venezuela? La respuesta más común, la que salta de inmediato es: Chávez era comunista y todos los gobiernos comunistas han sido desastrosos porque liquidaron el aparato productivo y abolieron la propiedad privada con lo cual la población perdió todo incentivo de prosperar. Les pasó a Stalin, a todos los países satélites de la URSS y a Mao, que antes era Tse Tung y ahora hay que decirle Zedong, que para los efectos da lo mismo.
    Pero no es necesario ir tan lejos en el espacio y el tiempo, vamos a limitarnos al continente americano. Fidel Castro arruinó a la floreciente Cuba con solo nacionalizar la producción de azúcar, todas las empresas privadas y promover el exilio de los profesionales mejor formados y de los industriales más exitosos. Cuba no era un país minero o petrolero como Venezuela, fue bastante sencillo hundirla en la miseria. Ya lo dijo ese sabio santón Jorge Giordani que ha manejado la economía venezolana durante Chávez vivo y Chávez muerto: “Solo desde la escasez (y la pobreza) se construye el socialismo”. Para ahondar más la catástrofe, Cuba fue sometida a un embargo y su madrina generosa, la Unión Soviética, se desplomó. Por ningún lado aparece el hecho, ni siquiera la sospecha, de que la causa del naufragio haya sido la ayuda dispendiosa de Fidel Castro a otros países.

    Demos un salto al extremo sur, Argentina era un país floreciente, el granero del mundo lo llamaron en los años 40. Llegó un militar llamado Juan Domingo Perón que de comunista no tenía un pelo, era un fascista formado en la escuela de Mussolini y admirador, además de cooperante, del nazismo hitleriano. Su populismo y el de su esposa Eva, destruyeron la economía argentina que jamás ha podido recuperarse porque jamás ha podido curarse de esa peste que se llama peronismo. Pueden ser peronistas de derecha, de centro o de izquierda pero todos confluyen en la misma incapacidad para dar pie con otra bola que no sea la de fútbol. Cuando llegaron los gorilas que derrocaron a Isabel Perón e instauraron una dictadura sangrienta, fundamentalmente anticomunista, en los 70, tampoco lograron algún bienestar y su dictadura terminó no solo por el fracaso rotundo de la guerra de Las Malvinas sino por el desastre económico en que sumieron a su país. Para seguir con los militares recordemos que Velasco Alvarado, también un populista irredimible, fue una maldición para la economía peruana. Pero miramos, remiramos y ni Perón, ni los militares argentinos de los 70, ni Velasco Alvarado, ni los peronistas posmodernos arruinaron a su país por regalar dinero a manos llenas a naciones vecinas y no tan vecinas. Pero es que tampoco eran ricos países petroleros que cada vez que disparaban un tiro en el Medio Oriente, veían incrementar sus ingresos por la exportación del excremento del diablo…. ¡y que excremento!.

    ResponderEliminar
  7. Y así llegamos al teniente coronel Hugo Chávez Frías, que de golpista fracasado pasa a presidente electo por una indiscutible mayoría, de allí a caudillo y al poco tiempo a clon de Simón Bolívar y semidiós. ¿Cómo se puede culpar de algo o recriminar al hombre que mueve y conmueve a las masas con su verbo encendido de redentor de los pobres? En las cientos de miles de horas que destinó en catorce años de gobierno, para sus “Aló Presidente” y otras peroratas radiotelevisadas en cadena nacional, jamás, ni una sola vez, habló del trabajo como fuente de progreso y de riqueza de un país. Se hizo electoralmente imbatible no solo por el ventajismo y los abusos de poder, sino por ese voto duro de la gente a la que acostumbró a vivir de la dádiva. Muy pocos salieron de la pobreza pero todos amaron a ese distribuidor de maná que les permitió vivir sin trabajar.
    Si tan solo hubiese sido eso, al presidente constitucional Carlos Andrés Pérez lo enjuiciaron y defenestraron en 1993, por un aporte jamás comprobado de diecisiete mil dólares a la campaña electoral de Violeta Chamorro, en Nicaragua. Chávez le envió a Cuba más de 100.000 barriles de petróleo diariamente, en condiciones privilegiadas, además de otras inversiones, créditos blandos, subsidios y contratos mil millonarios como intermediario de importaciones venezolanas de alimentos, bienes y equipos a terceros países. Bolivia, que dos décadas atrás era el país más pobre de América Latina, hoy acumula reservas por 14.000 millones de dólares, las más altas a nivel mundial en relación al tamaño de su economía (China figura en segundo lugar) Todo gracias al dinero venezolano que Chávez envió para un sinfín de desarrollos como aeropuertos, adquisición de aviones, ambulancias, etcétera. Evo Morales a quien tantos creyeron un indiecito ignaro incapaz de ejercer la alcaldía de un villorrio, ha resultado un gerente que bien podría dictar cátedra de economía a los ineptos herederos del Atila de Venezuela. Sigamos con Nicaragua, en la que el dinero venezolano ha construido refinerías, carreteras y paremos de contar. Solo en un trimestre de 2012 la ayuda de Venezuela a Nicaragua fue de 323 millones de dólares. El seudo socialista Daniel Ortega ha sabido utilizar esa ayuda para impulsar el desarrollo económico de Nicaragua, incentivando la inversión extranjera que Chávez expulsó de Venezuela.
    La petrochequera de Chávez sacó del foso del default a la Argentina y, por la relación afectiva que se entabló con los Kirchner, se originó el escándalo de la valija con 800 mil dólares para la campaña electoral de la viuda en ciernes. Pero esa chequera alegre y saltarina, no se quedó encerrada en los límites de América, incluidas las islas angloparlantes del Caribe. En los más remotos e ignotos lugares del planeta el nombre de Hugo Chávez se conoció como una suerte de Papá Noel tropical. Miles de millones de dólares salieron de las arcas venezolanas para mejorar las condiciones de vida en otros países y para abultar las cuentas bancarias de unos cuantos corruptos, estafadores y vividores que engañaron al prócer eterno con pececitos de colores. A un año de su muerte, Venezuela es hoy un país en bancarrota, el de las deudas impagables con medio mundo, el reino de la escasez, el de los pobres y no tan pobres haciendo filas kilométricas desde la medianoche para obtener un kilo de harina de maíz, de azúcar, de leche en polvo, un litro de aceite o un paquete de papel higiénico.

    ResponderEliminar
  8. Y de nuevo pregunto ¿Por qué? La única explicación que me cuadra es la del odio a su propio país, odio nacido de un profundo resentimiento que arrastró desde la infancia, más por el maltrato materno que por las condiciones socioeconómicas de su familia. En su obra “Tiberio, historia de un resentimiento”, Don Gregorio Marañón, quizá el más agudo analista de ese terrible sentimiento, dice: “… al triunfar, el resentido, lejos de curarse, empeora. Porque el triunfo es para él como una consagración solemne de que estaba justificado su resentimiento; y esta justificación aumenta la vieja acritud. Esta es otra de las razones de la violencia vengativa de los resentidos cuando alcanzan el poder. Llegado al poder, el resentido es capaz de todo”. ¿Qué si lo es? Ya vemos a donde nos llevó el resentido mayor y por dónde nos conducen los resentiditos que lo sucedieron.



    Un articulo de Paulina Gamus publicado hoy en "El Pais".

    ResponderEliminar
  9. "Porque el triunfo es para él como una consagración solemne de que estaba justificado su resentimiento; y esta justificación aumenta la vieja acritud. Esta es otra de las razones de la violencia vengativa de los resentidos cuando alcanzan el poder."
    Esto es aplicable para todos los colores del espectro humano como a los detenidos por tortura verdad? Y me llama la atencion lo de llamar gorilas a los militares argentinos

    ResponderEliminar
  10. oye maximo no seas vende humo tu das para mas que para este analisis de la reforma digno de panfleto de vieja pinochetista...

    porque no analizas en que nos perjudica este tema,si nos perjudica,o en que nos puede favorecer... pero por favor no insultes la inteligencia del lector,ni menos la tuya con panfletos picantes como el de hoy.

    ResponderEliminar
  11. "con bajar el sueldo a diputados y senadores no se combate la desigualdad"
    (Camila Vallejo, a BioBioChile, refiriéndose a la reforma tributaria)

    y así dicen que lo que se comenta en este blog es venta de humo...

    ResponderEliminar
  12. $26 millones de pesos mensuales como ingresos para los Senadores
    $23 milllones de pesos mensuales como "jubilacion" por pasar 4 años en La Moneda
    $ 15 millones de pesos al mes por ser Diputado
    Y eso, a la aguerrida Camila Vallejos no le parece "desigualdad" que deba ser combatida....en un pais como Chile donde el sueldo minimo legal es de $210.000.....y si lo suben se dispara la cesantia.
    ¡puchas la comunista pa bruta!

    ResponderEliminar
  13. Lo ideal seria que cada chileno de bajos ingresos pudiese pasar una temporada como senador no lo he calculado quizas en un millon de años el asunto de la pobreza se solucionaria.

    ResponderEliminar