El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


jueves, 7 de agosto de 2014

ESPERANDO EL PARAISO.

La última encuesta Adimark asegura que la confianza en la ayudista ha bajado; poco, pero ha bajado. Aun así, el 54% de los chilenos aprueba la gestión de la mansa woman. Pienso que este apoyo se mantiene gracias a la esperanza en que la gratuidad llegue algún día, y que por supuesto la pague otro, o de lo contrario no es ninguna gracia ni menos negocio.

Estaremos creciendo menos; el “de menos a más” ya fue descartado por la misma vieja de los milagros, quien anunció la buena nueva de una recuperación para el 2016 (por siaca cabritos, estamos en el 2014 nomás); el desempleo va en aumento, aunque esto es solo un detalle, como las cosas serán gratis, no veo la razón en trabajar para un empresario fascista neoliberal y chupasangre. El asunto no se ve bien, aunque con un poco de suerte, unas velas prendidas a la viejuja y algún bonito marzo y otro primavera-verano como aperitivo mientras esperamos el plato de fondo, la carga se puede ir arreglando en el camino. Eso es al menos lo que traduzco del apoyo popular a la mami de Chile.

Igual la encuesta es curiosa, casi tanto como el conveniente y oportuno apoyo que le entregó al payaso ególatra de brazos cortos y lengua larga días antes del término de su nefasta regencia de barbarilandia. Fíjense: El 54% apoya a la vieja y el 48% al gobierno, sin embargo, un 60% piensa que la reforma tributaria afectará negativamente a la clase media. ¿Qué quiere decir esto?. Me imagino que hay al menos un 6% de barbaritos que acepta la sodomía estatal a cambio de gratuidades varias. Todo hombre y toda mujer tiene su precio, y Chile al parecer está en liquidación de temporada.  

En general, el país está divido en dos mitades, una un poquito más grande que apoya por el momento a la Nueva Alcantarilla, y otra un poco menos que está en contra de ella. Estamos “fifty-fifty” en el apoyo al gobierno, sin embargo la encuesta también revela que la identificación con la oposición solo se eleva al 23%. ¿Qué dice esto?: Me imagino que hay varios millones de chilenos pensando que la derecha vale callampa, y si bien no apoyan lo que hay, tampoco apoyan la alternativa. Yo soy uno de ellos.


Donde la encuesta del pelado suche se presenta lapidaria, es en la gestión del gobierno sobre la delincuencia. Solo un 21% apoya la gestión, lo que claramente es una injusticia en un país donde no existe terrorismo (PC, INDH y zurdos varios lo aseguran); donde la delincuencia es culpa de la desigualdad (Ministro Muñoz, entre varios cientos de miles de opinadores públicos); y sobre todo tomando en cuenta la terrible dictadura que terminó hace más de un cuarto de siglo y que valida estas performances liberadoras y reivindicadoras. Seguramente esta pregunta estaba mal formulada, no creo que el 79% de nuestros compatriotas sean unos malditos nazis fascistas y reaccionarios que aún no asumen que Chile cambió.  

16 comentarios:

  1. No me extraña esto de las encuestas. en todo caso se quedó corto respecto al rechazo. eso pasa cuando tomas mal una muestra y haces una mala (y conveniente) lectura, usando el rechazo como razón para minimizar los daños o simplemente victimizarse "por que no le tienen paciencia" a esta nueva alcantarilla.

    La gente ve lo que quiere ver, eso se llama "escotoma".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que se queden corto con el rechazo, hay mucha gente que espera el milagro de la multiplicacion de los plasmas y los Iphone.

      Eliminar
    2. recuerda que es un 26% el que espera con una fe abrumadora el "milagro". el resto estamos esperando a que caiga la gorda. las únicas encuestas válidas son las elecciones.

      Eliminar
  2. voy a dejar una columna que encontré en despiertachile.cl

    "¿Por qué puede caer España? Por Jesus Lainz

    El fenómeno es tan inexorable que casi dan ganas de enunciarlo como una ley física: la caída de una estructura política no la provoca la acción exterior del enemigo, sino su demolición interna. La clave no está en las flechas arrojadas desde fuera, sino en las termitas alojadas dentro.
    En pocas cosas es tan elocuente la historia de la Humanidad.El cristianismo no habría podido implantarse en Europa si los viejos cultos paganos no hubieran sido objeto de mofa desde tiempo atrás. Los bárbaros nada habrían podido contra Roma si ésta no hubiera sustituido la milicia por la molicie. Sin disolución y corrupción interna tampoco los otomanos habrían abatido Bizancio, ni los bolcheviques el régimen zarista. El Antiguo Régimen se derrumbó cuando los propios aristócratas y reyes asumieron las críticas de sus enemigos, aplaudieron sus burlas e incluso, como María Antonieta, fueron a poner flores a la tumba de Rousseau. El Imperio Británico no fue vencido militarmente por hindúes y nigerianos, sino que se diluyó cuando los británicos dejaron de creerse su papel de civilizadores de los pueblos afroasiáticos. Tampoco el desprestigio de la Iglesia Católica ha llegado de fuera: si hoy está en las últimas es gracias a su empeño en autodestruirse, tan evidente desde, por lo menos, mediados del siglo XX. Y, de modo paralelo a lo que sucede con la religión sobre la que se edificó Occidente durante dos milenios, éste no tardará en desaparecer por sus propios méritos: lleva demasiado tiempo riéndose y odiándose a sí mismo como para que ahora pueda evitar su derrumbe en el improbable caso de que lo intente.
    Lo mismo le sucede a la enfermizamente autocrítica España, principal gozadora de su propia denigración. Pues la nación discutida y discutible no caerá por la acción de los separatistas que niegan su existencia, sino por la indefensión provocada por los españoles que llevan por lo menos un siglo despreciando y odiando a su propia nación, concentrados sobre todo en eso que se llama izquierda. Aunque a estos efectos la izquierda comienza bastante a la derecha."

    Y esto es coincidencial con lo ocurrido acá en Chile. la derecha no fue demolida por los ataques y lavados de cerebro de la izquierda, sino que mas bien del "trabajo interno del payaso" y sus paniaguados. la Nueva Alcantarilla también se está destruyendo sola, no por la oposición, sino que por sus propias rencillas internas. y Chile... va cuesta abajo en la rodada no por culpa de factores externos, sino que de las boludeces ideologicas de su propio gobierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente articulo JOSE, un buen aporte al Foro.
      Le calza de perillas a la Derecha, cae por su propio peso, no por acciones ajenas

      Eliminar
    2. gracias Andres. encaja perfecto con eso de "La clave no está en las flechas arrojadas desde fuera, sino en las termitas alojadas dentro." y piñera, más que una piraña, actuó como un ejército de termitas.

      Eliminar
    3. Es la podredumbre que nace desde dentro.

      Eliminar
  3. Nahhh.....el 54% esta compuesto por los mas weones de chile.....el 26% que son weones pero un poco menos flojos y fueron a votar por la gorda y el otro 28% que son weones pero estos son mas flojos y no fueron a votar asi que esperemos que el desempleo llegue al 20% para ver si este 54% mas weon de chile se da cuenta que la cagaron...eso es todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay mas huevones de los necesarios. Jajajaja.

      Eliminar
  4. En eso consiste entre otras cosas eso que se llama historia si no mirar el mapa de europa que sigue cambiando.

    ResponderEliminar
  5. Aclarame lo de la autodenigracion española.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tu mejor que nadie deberías saberlo... ¿o es falso que posteas desde barcelona?

      Eliminar
  6. Autodenigracion?
    Al igual es de lo que hablan los barceloneses desde al menos cuando llegue en el 76 y yo sin darme cuenta.

    ResponderEliminar
  7. Cambiando de tema. En educación, alumnas del Carmela se estan cambiando de colegio para aprovecharse del nuevo sistema de ponderación de notas:

    http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2014-08-08&PaginaId=2&bodyid=0

    El Estado nuevamente fracasando en la ingeniería social y al chileno no le queda más que aprovecharse como pueda de la situación. Predigo que alumnos del Nacional y demas emblemáticos sigan el ejemplo...

    ResponderEliminar