El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 4 de febrero de 2015

"JE SUIS CHARLIE".

Esta ola de progresismo que nos ataca junto a la ola de calor del verano, me ha hecho meditar sobre la igualdad. La ola de calor me ablanda los sesos y la ola de igualdad me los termina de cagar. ¿Y si los zurdos están en los cierto y la igualdad es posible?. Esta es la pregunta que me ronda el mate acalorado de febrero.

Si esto fuera así, ya sé a quién me gustaría ser igual, a Charlie Harper. “Je suis Charlie”, será desde hoy mi lema. ¿Por qué no?, si soñar no cuesta nada más que un poco de tiempo, algo que desde hace alguna temporada es casi lo que más me sobra.

Charlie se come a las mejores minas, esas que uno solo ve en la tele, casi nunca en la calle y menos en la casa. Charlie no trabaja, solo escribe algún “jingle” muy bien pagado de vez en cuando, suficiente para financiar su casa en Malibú con vista al mar; a las minitas de las que les conté recién; abundante copete del bueno; a Berta, su fiel “nana” que lava, plancha y cocina mientras él se entretiene; su hobby de apuestas ilegales y a alguna “chica asiática” que solicita por teléfono los días de emergencia. ¡Je suis Charlie!.

Sí, porque la igualdad debe valer la pena, aunque sea un poco. Esto de entregar la libertad por cualquier porquería de igualdad no veo en que me puede beneficiar. Por ejemplo, hay gente que se vende por 40 lucas en marzo, lo mismo que Charlie se gasta en un “etiqueta negra”, y ni soñar con la “chica asiática”. Otros quieren educación universitaria gratuita, la misma que le entregarán al resto de los chilenos; con esta “igualdad”, como ya sabemos, van a ganar en un mes lo que la “chica asiática” gana cada vez que Charlie telefonea afligido. No, esa igualdad no me tinca para nada, prefiero ser igual a Charlie.

Claro que esto no es posible, lo comprendo cada vez que el calor amaina y los progres dejan de hablar idioteces muy bien diseñadas por el grupúsculo de “intelectuales de izquierda” que viven de la mentira. Tendré que conformarme no más. El problema de todas formas no es mío, es para los de la educación gratuita y los bonos, esos se van a enterar de la verdad como siempre lo han hecho, demasiado tarde. Ellos no son Charlie.



14 comentarios:

  1. Por esa razón y muchas más. ..no creo que este país se salve de terminar como Venezuela, a no ser....que elijamos a la doctora doña Maria Luisa Cordero como la próxima presidenta de Chile.

    ResponderEliminar
  2. Ya me imagino a la doctora de presidente y a la mathei de vocera. Jajajaja.

    ResponderEliminar
  3. Son las únicas con los pantalones harto bien puestos.

    ResponderEliminar
  4. Yo quiero ser tan igual como la Camila Vallejos, esto es, un sueldo de 10 millones de pesos cada 30 dias, por casi nada, mas unas asi llamadas "asignaciones" por 15 millones de pesos adicionales mensuales, y , como si fuera poco, la Sra Juanita le paga 6 millones de pesos mensuales al cubano que es su pareja y que, segun he leido, pasa mas tiempo en Cuba que en Chile.
    No solo lo anterior.
    Yo quiero ser tan igual como la Camila porque, ademas de todo lo ya aludido, ella predica encendidos discursos contra "la desigualdad", de modo que mas encima es "buena, progresista, solidaria,etc".
    ¿donde mejor?
    Igual a la Camila en plata y discurso.
    ¡eso quiero ser yo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es otra que vive la vida loca. Ademas es la nina simbolo del carerrajismo. Y el otro weas, un vividor.

      Eliminar
  5. Pensaba que la serie no la daban en Chile pensando en lo finos y beatos de algunos no seria del gusto pero veo que no es asi y con lo de Andres quiere ser Camila Parker Bowles los vientos de libertad veraniegos producen calenturientos efectos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son mas beatos en Espana, alla le prenden velas al estado de bienestar.

      Eliminar
    2. En todo caso serian velas paganas y el estado del bienestar esta muy bien cuando no se abusa y como podras ver en Europa los primeros abusadores han sido las generaciones de politicos no importa su color solo que los culpables al final son los pensionistas.

      Eliminar
  6. ¿Y por qué yo no puedo ser igual a ...? Todo pagado con dineros ajenos.

    Es que por el solo hecho de existir tengo derecho a que el Estado cumpla mis deseos de igualdad jajaja.

    Así, medio en broma, es importante lo que dicen porque derriba el castillo de naipes de esta gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno soena con ser igual a alguien en particular, por eso hay tanta gente en las nubes.

      Eliminar
  7. La Ollejo podría ir a Venezuela para comprarle pañales a su guagua, solo habría que recordarle que la nueva normativa le exigiría el Certificado de Nacimiento ORIGINAL para este efecto.

    ResponderEliminar
  8. Y a la Cariola le hicieron tremenda tapa con su idea de censurar las manifestaciones a favor del Gobierno Militar, la Suprema la consideró fuera de legalidad... toma!

    http://www.latercera.com/noticia/nacional/2015/02/680-615681-9-suprema-considera-que-articulos-de-proyecto-que-prohibe-homenajes-o-exaltacion.shtml

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veremos en que queda, aun no sa sabe bien.

      Eliminar