El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


lunes, 27 de abril de 2015

EL MILAGRO QUE NO FUE.

Mario Salas llegó a Universidad Católica prometiendo un cambio radical. Tres delanteros, correr hasta la extenuación y una polera del Che Guevara para cada jugador. Arengas, frases de ánimo y cosas como esas. La UC ya no sería nuca más la UC, sería “la nueva UC”. ¡La UC cambió!.  

No más Fernando Carvallo ni Ignacio Prieto, representantes de algo así como la oligarquía, las tradiciones y el sentido común. Salas lo construiría todo desde cero.

…Y la UC no cambió, volvió a salir segunda, esta vez luego de un partido donde ni las arengas, ni el correr como si fueran atletas en lugar de futbolistas, ni las poleras de “Che” pudieron con Deportes Iquique y “Don Nelson”, viejo zorro de mil batallas que no se compró el discurso del último entrenador de moda.

¿Qué le pasó a la UC?: Simple, perdió un partido de futbol como los pierden todos los equipos (unos más que otros). Salas no traía la fórmula mágica, correr para todos lados no es futbol, y gritar a la orilla de la cancha mientras la orquesta del Titanic emite sus últimos suspiros no imprime “huevos”, porque los huevos son para hacer tortillas y no para otras cosas.

Salas, Sampaelloli, Bielsa, Borghi o el nuevo ídolo con pies de barro que porta la verdad revelada, no van a cambiar nada, ni habrá luego de que se retiren forrados en billetes verdes “un antes y un después”. No hay milagros, solo futbolistas buenos y malos para la pelota, algunos técnicos que saben más que otros, pelotas que pegan en el palo, árbitros más o menos ladrones, y sobre todo “las cosas del futbol”.


En política, en los negocios, en la vida, es lo mismo. Los milagreros no existen, pero eso no es fácil de decir, ni mucho menos, agradable de escuchar. 

16 comentarios:

  1. Totalmente cierto. Sólo existen los vivarachos buscando su tonto a quien engañar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son vendedores de humo, como tantos politicos y de todo lo demas.

      Eliminar
  2. El fútbol debe estar en uno de los últimos lugares en mi lista. El único partido de fútbol que he visto en un estadio fue hace miles de años, Deportes Concepción vs. AF. Vial. No me acuerdo si "empatamos" 0-0 o "perdimos" 1-0...

    Creo que una vez comenté que escuchaba los partidos por la radio, por los comentarios y los relatos. Hasta eso dejé de hacer; ya casi no escucho radio, salvo alguno programas grabados que puedo administrar a mi antojo (sobre todo saltarme a los lateros y lateras). Es que me cansé de oír las mismas sandeces que uno le escucha al populacho en boca de gente más "informada"; el desfile interminable de entrevistados socialistas, las preguntas de respuesta obvia, etc. Así que cuando necesité el enchufe donde estaba conectada la radio, ésta pasó a formar parte del paisaje.

    Volviendo al fútbol, a pesar de que tampoco me alegra el fracaso ajeno, no puedo evitar la sensación del "que bueno". Desconozco si el susodicho admirador de terroristas llegó con sus arengas comunachas al camarín de la UC como lo hacía en otros equipos, aun así, le tengo ojeriza por emporcar las cabecitas de esos cabros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en esta caso el futbol es anegdotico, lo importante es darse cuenta que en cualquier momento y en cualquier lugar aparece un tipo vendiendo algo y la gente lo compra. Y el fulano si llego a este camaria y a todos contando las bondades del Che.

      Eliminar
    2. Challenger....si eras del lado del Vial, seguro perdieron....jajajaja
      A mi me gusta el fútbol, pero sólo voy al estadio o escucho los relatos en radios locales, porque escuchar a comentaristas que se creen argentinos, y que además pontifican sobre todos los temas habidos y por haber (Guarello, Bianchi y otros), no tengo estómago para tanto.
      Y si, claro...la analogía de un entrenador vendehumo (izquierdista, para más casualidad) y los políticos es excelente.

      Eliminar
    3. Las personas con las que fui iban a ver al "conce" jajaja; fue en el estadio Collao que está al frente del terminal de buses del mismo nombre. El partido fue para el olvido.

      La apatía futbolística es una cosa familiar. Algunos decían "ser" del "conce", otros del Vial, otros del Lota Schwager, pero no recuerdo a nadie que fuera realmente hincha de algún equipo.

      No hay muchos que me caigan mal, de hecho ni Bianchi ni Guarello... hasta que metieron la política en sus comentarios. Lo mismo en el caso de Salas; la política no tiene cabida en el deporte y menos de la que infunde odio y muerte.

      Por ahí leí que Salas admiraba también a este personaje. Con eso sería todo.

      Eliminar
    4. Me tinca que Challenger fua a ver a Fernandez Vial cuando jugaba Nelson Acosta. Jajaja.

      Eliminar
  3. Nahhh la catolica cago desde que inauguro el san carlos de apoquindo wn....llego y perdio en la inauguracion eso es todo.

    ResponderEliminar
  4. Parafraseando, como aparecía en las antiguas películas, cualquier semejanza con la política es pura coincidencia. La demagogia,, el populismo, los vendedores de pomada, invaden el futbol tanto como en la política
    Esta probado que en toda actividad el populismo la demagogia no lleva a ningún lado, pese a lo que crean los tontitos que pululan.
    Salas, otro vendedor de pomada, un demagogo que prometió una nueva UC y todo termino en la misma UC de siempre.
    Lo mismo que en política donde los populistas anunciadores de la buena nueva y del paraíso terrenal engañan al populacho, mientras se llenan los bolsillos y sus promesas terminan siempre en fracaso.
    En futbol y en política no existen las fórmulas mágicas, solo logran éxito los buenos futbolistas y en política sirven los buenos políticos, lamentablemente en Chile ya no existen y por eso estamos como estamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jusramente. Si al final todos estos tipos son iguales, venden humo. Pero la gente siempre esta lista para apoyar la ultima causa de moda. Salas, como cualquier otro, no tiene la llave magica.

      Eliminar
  5. Católica así como Chile perdieron, no porque los otros fueran mejores, sino porque se pegaron balazos en el pie, no han sido capaces de capturar la oportuinidad de ir ganando y mantener el resultado. los errores del segundo tiempo al igual que "las reformas que chile (no) necesita" son un claro ejemplo. Aqui no existe maldicion, no existe mantra ni karma. solo la capacidad de farrearse el triunfo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y eso les pasa ahora y les paso antes. Y a otros equipos tambien.

      Eliminar
  6. Mario Salas viene a ser como el avatar de la idea socialista. Sólo exhibe fracasos en su CV, grita fuerte, promueve a sus héroes revolucionarios, pretende cambiarlo todo y vuelve a fracasar.

    Pero siempre va a tener su hinchada de incondicionales (tontos útiles). Como Balsa y Sampaelloly.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo. Estos gallos solo exponen leseras para la galeria.

      Eliminar