El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


jueves, 16 de julio de 2015

EVERYBODY LIES.

Si resumimos todo lo que sucede en Chile en estos momentos, podríamos reducirlo a una sola palabra: mentira.

Imagínense ahora el tamaño de la mentira, que en Chile ni siquiera se le conoce por su verdadero nombre, sino por “faltar a la verdad”. En Chile nadie miente, solo se falta a la verdad, y lo reconocemos siempre y cuando nos pillen y lo neguemos al menos tres veces, no sin antes buscar a quien culpar. Podemos ser mentirosos y cara de palo, algo así como caminar y mascar chicle al mismo tiempo. Somos capos.

De cualquier forma, existen varios tipos de mentiras, una más mentirosas que otras. Por ejemplo, aquella mentira u omisión que utilizamos todos –y el que lo niegue es un mentiroso- para sacarnos el pillo. ¿Lo hiciste?. ¡Sí, ya lo hice!, aunque no lo hicimos porque se nos olvidó, pero lo haremos de inmediato. Claro que esta mentira es un poco responsabilidad de ambas partes si es que el preguntón se enoja por decirle la verdad.

Existen otras mentiras que son mejores que decir la verdad. ¿Para qué enfermar de los nervios a alguien innecesariamente? ¿Para qué meternos en un lio seguro? Otras veces es tan malo hablar como callar.

Todos estos tipos de mentiras son parte de la vida, ni buenas ni malas, solo existen. ¿Recuerdan eso de que “somos humanos”?. No son justificables ni injustificables, solo se peca por acción u omisión.

¿Y el que vive de la mentira?. Bueno, esos son un peligro para quien les cree. Aquí aparecen el encantador, el manipulador, el vendedor de humo, el vendedor de ilusiones y el que argumenta falazmente. Michelle Bachelet es una encantadora, Camila Vallejo una argumentadora falaz, Jorge Pizarro es capaz de entrar y salir, apurar y esperar, usa los tiempos para esperar el momento oportuno. Manejar una situación más allá de lo que podríamos considerar normal, también es mentir.

Un vendedor es básicamente un mentiroso que vive de la mentira, esto no quiere decir que sea un estafador, la victima generalmente pone bastante de su parte. En los negocios siempre se miente, recordemos que el intercambio de bienes y servicios siempre consiste en vender al mayor precio posible y comprar al menor precio que se pueda.

De cualquier forma, los mentirosos nos pueden engañar solo si los dejamos. No podemos pensar que un político usa su tiempo desinteresadamente para hacernos el bien; ni que un vendedor nos pretende vender al menor precio posible, o que un comprador nos pretende pagar el precio más alto. No podemos ilusionarnos ni por un solo instante con que la política, los negocios o cualquier otra relación utilitaria contienen una brizna de interés por lo ajeno. Es nuestra culpa dejar de lado la evidencia y concentrarnos en las palabras.

Como nos recuerda el doctor House: Everybody lies. Y como les advierto yo: el que se lo cree es porque quiere.


17 comentarios:

  1. de acuerdo pero hay mentiras mas repugnantes que otras.

    Si la Clase Politica proclama "su sacrificio, su abnegada vocacion de servicio, su indignacion moral por la desigualdad, etc...etc" no puede hacer todo lo contrario con la predica en los labios, porque se estan pichuleando a todo un pais ...y desde el pulpito.

    Hay circunstancias de la mentira mas repugnantes que otras.

    Es como si la regenta de un prostibuilo clama por la virginidad, el pudor, la castidad, la pureza, y etc...etc...eso ya mas que mentira es una ofensa, una obscenidad, y esa es la situuacion de los politicos, en especial de los que citastes por sus nombres en el articulo.

    El caso mas emblematico es la Vallejos. Predica contra los ricos cuando ella y su pololo se embuchan millones mensuales sacados del bolsillo de la Sra Juanita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, aquien en Chile los que regentan el prostibulo claman por la virginidad. (Caval).

      Eliminar
    2. ja...ja... p tas que me hacis reir MAXIMO

      Eliminar
  2. Cambiarle de nombre a las mentiras por faltar a la verdad?suena como Chivas no más.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, ya nadie llama mentiroso a otro, simplemente se dice que falta a la verdad, una manera elegante de decirle mentiroso propia de nuestra hipocresía.
    Bueno, todos mentimos, generalmente mentiras blancas que no causan daño y solo evitan meternos en algún problema.
    Pero hay otros que la mentira o el faltar a la verdad es un requisito esencial para sus metas, el político, lleva o va con la mentira por delante. La que mas me enferma es cuando con su mejor cara de palo señalan que están ahí por su vocación de servicio público Payasos, vocación de servicio, su única vocación es enriquecerse lo mas rápido posible mientras le emborrachan la perdiz al populacho con promesas de igualdad utópica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque viven de la mentira estos gallos. Se levantan mintiendo o salen del negocio.
      Lo unico que tienen es ganas de ganar plata a toda costa y para eso necesitan manipular a la gente.

      Eliminar
  4. las reflexiones de nuestro buen MAXIMO demuestran su pluma de fondo, vale decir, mas alla de su maestria para ser ameno, hurga tambien en el fondo de las cosas.
    Ese talento puede ser perturbador, la vida no permite mucha lucidez, para navegar hay que ir con la cabeza a ras de agua no mas.El que bucea se ahoga.
    Ademas, el ser humano necesita, no todos quiza, de alguna poesia.Y ahi quiza haya otra mentira. Piensen Uds "la gloriosa marina iglesa" de antaño, analizada por un caustico Churchill.... " homosexualidad y alcohol"
    Cada vez que desde mi ruca playera diviso un gran barco en lontananza, al caer el sol, pienso en como sera de verdad esa prosaica realidad flotante embellecida por la lejania.
    Leo un libro sobre la violencia revolucionaria en la Argentina de los años 50, 60. Y hay una guerrilla en Tucuman , la guerrilla del Uturunco...pero si esa es belleza pura, no solo la sonoridad de Uturunco, sino que Uturunco, en la tradicion quechua, es una leyenda argentina en la que se llama asi a un hombre que se convierte en tigre para vengar las injusticias.
    Y nosotros preocupados del IPC
    O de reclamar si la Coca Cola no esta bien fria.
    Quiza eso sea otra clase de mentira. Creer que el ser humano es un pobre infeliz despojado de toda poesia y reducido a "compre ahoora y pague despues".
    Vaya a saber uno. Mentiras verdaderas...je...je...la Coca Cola quiza mas benigna que los utopicos Uturuncos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dicia tu abuela?. Jajaja. Es muy cierto eso.
      El asunto de fondo es que si no buceamos nos afilan sin asco, por eso es mejor armarse de valor y tratar de ver las cosas como son o estamos perdidos. Recuerda la frase que puse arriba en el blog.

      Eliminar
  5. Nunca antes en chile habia existido tanto eufemismo.......y el problema es de que la mayoria de los weones lo compra.........con razon don hermogenes opina que chile no existe ,sino que ahora es tontilandia

    Maximo y con respecto a tu comentario ......razon tenia mi viejo cuando decia que......
    En el pedir no hay engano ........y que a nadie se hace weon ......si el weon no lo permite!!!

    ResponderEliminar
  6. Everybody lies, great title!

    Todos mentimos, eso es un hecho indesmentible. Eso sí, hay mentirosos y los mitómanos. así como también hay mitómanos y los más peligrosos, los mitómanos que de no ser por la docencia, pensiones truchas y distorsion de la verdad histórica, se cagarian de hambre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo digo que hay quienes manipulan a la gente y otros que mentimos por tal o cual cosa a veces.

      Eliminar
  7. Me acordé del siguiente diálogo:

    Jirafales: Solamente los idiotas están seguros de lo que dicen.
    Don Ramón: ¿Está seguro?

    Si todos mienten, la pregunta es: ¿Mienten siempre? Evidentemente, esto no es así, o habría que aceptar que lo que tú dices también es "faltar a la verdad" con algún interés neoliberal oscuro.

    El caso del vendedor, dices "Un vendedor es básicamente un mentiroso que vive de la mentira, esto no quiere decir que sea un estafador, la victima generalmente pone bastante de su parte."

    Aunque lo niegas (ese fuero interno que sabe que estás equivocado), si esto fuese así, todos los vendedores serían estafadores. Una persona que vende algo que no es, es un estafador.

    Un vendedor honesto que busca maximizar el precio, resalta los atributos de su mercancía, no le inventa atributos; eso no es mentir. Del mismo modo, un comprador honesto, que busca pagar el menor precio posible, no le hace una daño al producto -para pagar menos- mientras el vendedor no lo ve. No es que yo crea que el ser humano sea bueno por naturaleza, pero seguir los intereses propios no es andar mintiendo necesariamente.

    Distinto es -me parece es el mensaje que tratas de entregar- que todos tenemos que estar preparados y atentos a que no nos engañen. Es decir, enfrentar al mundo con una actitud distinta; pensar un poquito y no creer todo lo que sale en TV, radios, internet, etc. Lo que yo generalmente le digo a los ciberanalfabetos procensura (muchos de derecha): "no porque esté publicado en internet significa que sea verdad (y el Estado no es el encargado de protegerte de internet)".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos por parte:

      Lo que quiero decir es exactamente lo que comentas en el ultimo parrafo. Eso es .

      Segundo: la gente no miente siempre salvo que se dedique comercialmente a eso (politicos, por ejemplo).

      Si la victima se deja estafar por codicia o algo asi, el vendedor no es estafador.

      El probloema de fondo consiste en no confundir negocios con amistad, familia y otro tipo de relaciones que estan fuera de los negocios.

      Y todos mentimos, aunque no por la misma razon.

      Eliminar
  8. Como se dice "es estrictamente profesional". En el libro Juego de tronos, existe un personaje Tyrion Lanister quien tiene como pareja a una prostituta, la cual le habla con amor y le hace creer que es el hombre de su vida. Pero llegado el momento Tyrion cae en desgracia y es juzgado, y quien fuera su amante rinde testimonio en su contra. El que va a una casade putas buscando amor, es porque quiere ser engañado.

    ResponderEliminar