El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


jueves, 1 de octubre de 2015

CRÍA FAMA Y ÉCHATE A DORMIR.

El Cardenal Errazuriz asegura que no creyó en las denuncias de los chiquillos que alegaron en contra del curita Karadima porque este tenía “fama de santo”. Y luego me pregunta por qué no soy católico. Ja.

Desde tiempos inmemoriales, los curas han tenido amantes, hijos y todo tipo de relaciones desviadas, tal como las han tenido quienes no son curas. Si hasta creen en amigos imaginarios. ¡Imagínense!.

No creo que la Santa Iglesia Católica se horrorice por unas cuantas partuzas homosexuales entre mayores de edad. Ni yo. Ni ustedes. Ni nadie ¿O si?.

Seguramente estos chicuelos hoy arrepentidos por caer en el pecado de la carne, pensaban que al ser pasados por las armas por alguien que pronto estaría encumbrado en los altares para ser venerado, les aseguraba un sitio de privilegio en alguna nube, o un pase liberado para mostrar a San Pedro. Algo así como un rompe filas. Nada de eso.

Hasta hace poco tiempo, y aun hoy, la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana, se quedaba con grandes fortuna de incautos y creyentes millonarios que compraban indulgencias. Ir al cielo tenía una tarifa. Hasta que Lutero y Calvino, entre otros, pusieron las cosas en su lugar. Lástima que España y Portugal quedaron al otro lado del muro.

Los verdaderos católicos veneran estatutuas, mantos sagrados, la tibia de san Ramón, el peroné de santa Josefina, el tercer molar de santa Trinidad y la taza con la que desayunaba san Emeterio.

También peregrinan, aunque si Dios existe, obviamente está en todas partes. Suponen que simples mortales son capaces de hacer milagros. Creen que la virgen María subió al cielo vivita y coleando. Que el Papa es infalible. Que los curas tienen la facultad de perdonar pecados. Y para mas recachas, que la gente se puede salvar por las obras, como si nadie fuera pecador. En fin…

Si alguien cree en cosas como estas, no veo el problema con que se lo afile, o manosee, o no se que cosa les haria el candidato a santo. Si lo miramos bien, puede ser todo un privilegio. Y mas encima reclaman ¡Dios mio!.





36 comentarios:

  1. no se si por falta de tiempo o del debido interes pero ignoro que diablos hacia Karadima con estos cabros.
    ¿se los afilaba o solo les corria mano?
    ¿Eran cabros chicos o ya estaban casados y por ende mayorcitos?
    Al parecer no hay mucha claridad en este cuent.
    Lo que me imagino que esta claro es que como en este Chile empoderado cualquier juez fija una indemnizacion de 100 millones de pesos porque alguien se tropezo en la vereda, entonces el motivo de fondo podria ser sacarle a la Iglesia su buena millonada
    En lo demas, el articulo es tan bueno como ya MAXIMO nos tiene acostumbrados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran mayores de edad, al menos eso entiendo yo. y lo que hacían solo lo saben ellos. y claro, ahora van por el billete y la fama.

      Eliminar
  2. A mi me gustaría saber de las desviaciones, por ejemplo, de monseñor Precht, pues como era de Izquierda no hay investigaciones ni nada.

    Si saberme informado, por lo que se desprenden quieren el minuto de fama y la plata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de precht no se supo nada mas, como dices, porque es de los de ellos.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. No escribí sobre eso, escribí sobre los supuestos santos y los weas que creen en leseras

      Eliminar
    3. No escribí sobre eso, escribí sobre los supuestos santos y los weas que creen en leseras

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Una iglesia tan antigua como la Católica, nunca ha estado exenta de polémicas e historias turbias, sabrosas como escabrosas. pero aún así esta iglesia ha sobrevivido.

    A modo de información, la iglesia anglicana se formó gracias al capricho del Rey Enrique VIII, que al no poderse divorciar de Catalina de Aragon, mandó a la chucha al Papa y creó su propia iglesia "con juegos de azar y mujerzuelas".

    Lo chistoso de todo esto es que la mano negra del zurderío está trabajando a mil. una de las tácticas es precisamente desprestigiar las instituciones, valiéndose de la manipulacion de los hechos, dando paso a los "mockumentary" que colocan en los medios.

    ¿que fue lo que realmente pasó entre Karadima y ellos? solo lo sabe Dios porque de los relatos de la gente como que me da para desconfiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me interesa lo que pasó, solo quiero destacar lo que sucede cuando alguien piensa que un tipo cualquiera puede ser "santo". Nadie es santo.

      Eliminar
    2. En eso tienes razón. en este mundo nadie es santo, los demás somos todos personas.

      Eliminar
  6. lo que señala HUGO es util
    Los "menores de edad" antes eran bajo ñps 21 años de edad, de modo que cuando se habla de "menores de edad" podemos estar hablando de un pelmazo que ya tenia 20 años y no como el vulgo piensa que era un cabro chico ....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Droogo está mas que equivocado. se volvió a caer feo ya que la ley data de 1993 (estaba en lo correcto de que fue bajo la administracion Aylwin)

      mayoria de edad en Chile

      Eliminar
    3. Lo importante no es la mayoria de edad, los padres tiene que preocuparse que sus hijos no crean en santos ni nada por el estilo

      Eliminar
    4. Entoncessi la mayoría de edad se rebajó a los 18 el 93, ¿pro qué cresta pudimos votar el 88, aquellos que cumplimos 18 antes del5 de octubre???.

      Eliminar
    5. Lo importante no es la mayoria de edad, los padres tiene que preocuparse que sus hijos no crean en santos ni nada por el estilo

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso te pasa por fijarte en el encabezado y no leer el contenido.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Par de maracos sinvergüenzas. Eran bien hedionditos ya cuando Karadima el santo vivo los pasaba por las armas y ellos felices, que un futuro santo se fijara en ellos era tener pasaje seguro al cielo.
    Y ahora resulta que al parcito se les abrió el apetito y con gran escándalo denuncian los abusos sexuales del ya no santo viviente y piden que la Iglesia los indemnice con una millonaria suma ya que al parecer descubrieron que ser pasados por las armas por el entonces maestro y santo no les aseguraba el cielo y era mas práctico disfrutar de las delicias terrenales con un buen billete de por medio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encuentro toda la razón, esto parece ser ina venganza gay.

      Dicen que son terribles (por lo que me han contado). Jajajaja

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso que tiene que ver con lo que escibí en esta entrada?

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Y eso que tiene que ver con lo que escibí en esta entrada?

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  11. Como católico, sé muy bien que no hay seres humanos libres de pecado y que nadie puede en conciencia iniciar ningún apedreo. El único atributo buscado, y al que los cristianos nos esforzamos en aferrarnos, es el de la caridad con toda persona, incluso con la que en la sima de su caída queda desnuda en toda su miseria expuesta al escarnio, la mofa, el desprecio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces acoge a Bachelet en lugar de reventarla. Le dicen la otra mejilla,

      Eliminar
    2. Entonces acoge a Bachelet en lugar de reventarla. Le dicen la otra mejilla,

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar