El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 6 de abril de 2016

UBER.

Como deben saber, UBER es una empresa tecnológica norteamericana dedicada al transporte de personas, utilizando vehículos particulares. Como también sabrán, la implementación de este sistema ha causado revuelo en todo o casi todo el mundo por una razón muy simple, UBER intenta competir en un mercado que generalmente está regulado por el Estado, los taxistas.

En Chile el mercado de los taxis está totalmente regulado. Se decide el color de los vehículos; los años de antigüedad de los mismos; el precio del servicio y la cantidad de taxis que pueden circular. Todo está controlado por el Estado.  

Cuentan los taxistas que una licencia cuesta más o menos 10 millones de pesos, muchas veces más que el propio vehículo, la que deben comprar a otro taxista de los más o menos 24.000 que circulan en la capital, ya que no existe posibilidad de obtener licencias nuevas. Es Estado creó un negocio de venta de licencias, lo que encarece el servicio, es decir, perjudica a los consumidores.

El servicio, por supuesto, depende de la buena voluntad de cada conductor, no podemos elegir entre distintas líneas ni tipos de servicios diferenciados por precios y la calidad del vehículo. Me han tocado conductores aficionados al reguetón, a la salsa, mal aseados, ases del volante, y algunos bastante decentes. Y claro, aparece una necesidad y el mercado reacciona. Y nace UBER.

Los taxistas chilenos, con razón, reclamaron, ya que a ellos les cobran y los regulan. El gobierno, por supuesto, les dio la razón a los taxistas por una razón fundamental, estos votan, UBER no.

Dicen que el servicio de UBER es mucho más económico que el de los taxis. Obvio, siempre es así, todos los mercados abiertos son más eficientes que los que están controlados por burócratas estatales que no entienden el negocio.


Como siempre, las defensas corporativas atentan en contra de quienes dicen defender, “los otros”.



12 comentarios:

  1. Los cuidados del Sacristan matan al Sr Cura. Asi reza el adagio y es la vieja historia del Estado Sacristan que mata al Cura Pueblo.

    Los burrocratas reguladores hacen puras leseras por ignorantes o por vivos, es decir, por corruptos. Y las perversas consecuencias no las asumen. Por el contrario, culpan a las victimas .

    Tengo un vecino que cerro una Casa de Reposo. Las malditas Casas de Reposo. Claro, malditas porque el Estado las asfixia, las empuja a la informalidad, las ordeña, les impide ganar platas, bajo un espeso manto de rigideces laborales, municipales, tributarias y ¡oh, en especial! sardonicamente llamadas "sanitarias".

    ¡pobre viejos!. Menos de $700.000 mensuales dificil.

    Carestia artificial gracias al Estado Ladron.

    Y cuando sucede alguna desgracia propia de cuidar dia y noche a viejitos locos, entonces el gran escandalo mientras las embarradas homicidas en los Hospitales Publicos pasan piola.

    Este pais tiene una sola Revolucion Pendiente. Chile contra el Estado Opresor y Mentiroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, esa revolución ya fue, el 73. El problema es la contra revolución desde el 90 en adelante, que ha contado con el beneplácito de los traidores arrepentidos por conveniencia.

      Eliminar
  2. No sabía el costo de la licencia para los taxistas. El Estado abusa de los taxistas y éstos para recuperar lo gastado por licencia, pues no se puede hablar de inversión, le cobran a los consumidores, quienes se quejan.

    Tampoco había reparado en todas las regulaciones a los taxis. Se parece al Transantiago, pero sin perdida de dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, el Estado les creo un negocio. El Estado congeló el número de taxis en circulación en cada región.

      Como dice Máximo, la patente de taxis se las venden entre ellos (directamente o a través de una concesionaria) y se tienen que vender CON el auto.

      Es así que un "cupo" de taxi cuesta lo mismo o más que el auto.

      más detalles

      Eliminar
    2. Si, es un mercado cerrado, por eso hacen lo que quieren y atienden mal.

      Eliminar
  3. Hasta que no se le ocurra a algún genio recaudador incorporarlos a la fuerza al "sistema de transporte público" llamado Transantiago y licite recorridos y termine de matar el mínimo de eficiencia que tiene ese tipo de transporte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, a UBER no pueden hacerle eso porque es una empresa norteamericana que funciona por internet. Reclamar es ir en contra de los tiempos, hoy todo se hace por internet.

      Eliminar
  4. Yo use Uber hace unos dias atras, por suerte me tocó un tipo decente (tenia musica docta en el auto) y me contaba las maravillas del sistema. UBER abrió un nicho de mercado para asi salvar a muchos de los abusos que cometen los taxistas (desde ir a exceso de velocidad, comerse las luces rojas, hasta que te cagan con el pasaje y hasta te dan billetes falsos) debido a que tienen que reunir las lucas para pagarle al estado cafiche. Para que hablar de la disponibilidad de transporte, pues es cosa de ver como no encuentras un taxi cuando lo necesitas, UBER te da con precisión que vehiculo tiene la app, donde está y a que hora va a pasar por tu lado con mucha màs precision que el sistema del transchanta.

    UBER es sin dudas una "buena idea" en un pais neoliberal capitalista serio, pero acá va a morir luego... tenganlo por seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, puede ser una buena idea o no, pero no es el Estado el que debe decidirlo, sino los consumidores.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo. Pero recuerda que el Gran Hermano quiere controlarlo todo y usará todos los medios posibles para hacerlo.

      Eliminar
  5. Como es buena idea y de privados, el zurderio que nos gobierna le echo el ojo para liquidarlo. Claro que no solo influye la ideología zurda, sino como dices, el mayoritariamente mafioso gremio de taxistas que son muchos miles en Chile y votan, como dices, y eso pesa para un gobierno que vive preocupado de su aprobación, además, el ministro se manifiesta partidario de aumentar el cupo de taxistas, claro, es lo conveniente por el valor del derecho a taxista. Si hasta el Sernac salio a la palestra haciendo mención a los reclamos que había contra el servicio, pensé que eran cientos, solo 15, pero todo sirve para hundir a un servicio que no le conviene a los taxistas ni al gobierno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pueden seguir este camino, la tecnología manda hoy.

      Eliminar