El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 20 de julio de 2016

TAREAS PARA LA CASA.

El último debate importado es el de las tareas para la casa. Se dan varias razones para la propuesta de prohibición, ente ellas, que los alumnos tengan tiempo libre para jugar, ser felices comiendo perdices y compartir con su familia esos ratos inolvidables que quedarán estampados en la memoria. Todo muy romántico.

A los liberales los tratan de convencer de otro modo. Les dicen que así se sacan al Estado de sus casa. El Estado se introduce en su casa a través de las tareas. Como si el Estado no se mete ya lo suficiente en nuestros bolsillos.

La verdad, como siempre, está oculta detrás de buenas palabras, mejores intenciones y papers de “entendidos en la materia” que restriegan sus posgrados en el caracho de doña Juanita. La verdad es que esta idea proviene desde Europa, como no. Francia fue su cuna, como no. Y dice que las tareas para la casa generan desigualdad, una familia con recursos, ganas y algunos libros, podrá ensañarle algo valioso a sus hijos, además de cometer el sacrilegio de rebatir la verdad oficial que se enseña en colegios estatales. En cambio, el niñito que vive en alguna población donde a todo reventar se compra La Cuarta el día domingo, quedaría rezagado.

En mi opinión, el problema es otro. Comenzando por el atentado a la libertad y el sentido común que fue la jornada escolar completa, iniciativa que se vendió como un avance hacia el desarrollo, sin embargo solo sirve como jardín infantil para mujeres que trabajan. Dejan ahí a sus cabros hasta la hora de la corneta, porque no saben qué hacer con ellos. Y obvio, mas encima no les pueden mandar tareas para la casa.

Pienso además, que el colegio es nefasto para el desarrollo de los niños. Es una verdadera cárcel regentada por profesores, en su mayoría comunistas, ignorantes, semi analfabetos, sobrepasados por las normas impuestas por el ministerio de educación y el derecho de los niños, que además ni siquiera saben las materias que imparten. Ni hablar que por su ideología y escaso nivel intelectual (la mayoría estudió pedagogía ante la imposibilidad de estudiar cualquier otra cosa) no entienden cómo funciona el mundo real, por lo que es imposible que preparen a sus alumnos para enfrentarlo.

La educación estatal y la no estatal luego de la famosa reforma, será más un adoctrinamiento para crear “ciudadanos políticamente correctos” que lugares de desarrollo personal.

Hoy, las “materias” están en internet, y la cultura y educación debieran estar en la casa, en el ocio y el tiempo libre. No más tareas, es cierto, aunque tampoco tanto colegio y tanto profesor

Por último, considerando un futuro laboral cada vez más difícil para todos por efecto de la robotización de diversas tareas productivas (ej: agricultura, comercio) y de intermediación por efecto de la tecnología, entre otras labores, no es absurdo pensar en trabajos de medio día para muchas mujeres (u hombres, si cambian las leyes de familia), y así poder sacar a los niños a la una de la tarde de esa esclavitud llamada colegio.  




13 comentarios:

  1. En realidad me importa poco el tema porque ya no me afecta pero -a la vez- éste es un ejemplo excelente para analizar. ¡Qué agotador para un viejo como yo!

    No sé de dónde vienen las "ideas" (ciertamente no de Chile) pero los hechos fueron que los políticos impusieron la famosa "jornada escolar completa"; que llegó a reemplazar a las nanas y darle espacio a las fulanas para trabajar en este sistema neoliberal que expropia sus vidas (palabras de Boric). La idea, como se entendió en su momento, era dar más y mejor educación.

    Como al mismo tiempo se vendió la pomada de que los padres debían acompañar la "educación" de sus hijos, el resultado fue que los profesores -en su mayoría ociosos y flojos repetidores de clases- empezaron a mandarles "tareas para la casa" a los alumnos, que necesariamente debían ser monitoreadas por sus padres y madres; y, en la práctica, como casi cualquier cosa que sale de la cabecita de un político, "experto en educación" y escribidor de papers, ¡no funciono! Entonces los padres y madres optaron por el tropismo de hacer ellos las tareas de sus hijos.

    Lo de ahora es una reacción estúpida a la estupidez. Como todo el mundo está chato de hacer las malditas tareas -que generalmente son puras huevadas- ahora quieren prohibirlas.

    Evidentemente un liberal está al margen de toda esta locura. Que cada colegio decida que cresta enseñar y que sean los padres los que elijan dentro de las posibilidades que tienen.

    En la educación, como en cualquier otro ámbito debe imperar la libertad, esto es no impedir que cada colegio desarrolle su proyecto educativo. Dichos proyectos necesariamente deben satisfacer las necesidades de la gente (por ejemplo, impartir las materias necesarias para que el alumno se prepare para entrar a estudiar a una universidad o carrera técnica) para sostenerse en el tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el problema es que no puedes dar mas ni mejor educación con los mismos profesores, ni puedes mejorar algo manteniendo a los carros encerrados por mas tiempo.

      A lo mas puedes darle colación a los niños pobres, pero esa no es la razón de ser de un colegio.

      Eliminar
  2. Por la edad de mis hijos, todos adolescentes desde los 14 hacia arriba, ya el tema de las tareas no los afecta tanto.

    Lo que sí he alegado siempre, es que este asunto fue una más de las promesas no cumplidas de la Jornada Completa, puesto que una de las cosas que se promovió cuando era proyecto, fue precisamente que los alumnos cumplieran todas sus actividades escolares en los colegios, lo cual incluía tareas, trabajos, investigación y etc, cualquier actividad que fuera externa a las clases propiamente tales, de modo tal que la salir del colegio, solo fueran a casa a descansar, jugar, compartir con la familia y los amigos.

    Obviamente esa promesa quedó completamente en el olvido.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el problema no son las tareas, es el colegio dirigido por el ministerios, profesores comunistas semianalfabetos y padres que entregan a los hijos para que los eduque cualquiera.

      Eliminar
  3. Si se ven las tareas como una forma de completar las materias que no se pasaron en clases (como muchos lo hacen) y no como un espacio de repaso de conocimientos y formación de hábitos de estudio, entonces cualquier excusa para eliminarlas es válida.
    Al final, la estúpida brecha social entre los poderosos de siempre y el sufrido pueblo se seguirá acrecentando, gracias a los estúpidos políticos que piensan en el bienestar de pueblo y no en su progreso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que los carros no necesitan mas materias, necesitan aprender a pensar, a analizar, a imaginar y a mirar el mundo de otra forma, no como lo indica el ministerio de educación marxista de chile.

      Eliminar
  4. Por alguna razon X mi comentario desapareció en el limbo de la web.

    Lo de las tareas para la casa, es actualmente el fiel reflejo de la mediocridad de los profesores, incapaces de incentivar a que aprendan en clases.

    Recuerdo cuando niño que era una pesadilla el que mis padres me revisaran los cuadernos y encontrarme con tareas que no realicé, ya sea por lata o por no tener los medios para cumplirla, pero con el tiempo aprendi a hacerlas apenas me las daban en clases (me quedaba mas tiempo en el cole gracias al medio pupilaje y ahi aprovechaba de hacerlas, muchas veces abusando de la buena voluntad de los profes que se quedaban a darle clases a los de la tarde) y podía disfrutar del resto del dia llegando a casa.

    Lo penoso de todo, es que nuestras actuales generaciones, los profesores de colegios mediocres (y otros no tanto, bajo el slogan de "excelencia académica") "revientan" a los alumnos desde muy temprana edad, porque al final, son lucas que les entran.

    La adopcion del modelo educativo franco español quedó muy al debe, se hizo por las patas y ahora tenemos generaciones que ni siquiera les interesa estudiar, los que quieren, se van a los colegios de "mejor rendimiento académico" y los que quedan en la mediania de la tabla, se pierden en la mediocridad.

    Curiosamente nuestros señores politicos, especialmente los creadores del cacho llamado "rejorma endiucazional" jamás han estudiado en la ed. publica, mucho menos sus hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respecto a la "investigacion" en el Sename:

      Si mal no recuerdo, cuando la administracion de piñera asumió el mando el 12 de marzo se encontraron con la sorpresa de que los computadores del palacio y los ministerios estaban SIN SUS DISCOS DUROS, cuando se investigó la arista SQM del caso Penta, "se llevaron para servicio técnico" los computadores de las oficinas críticas (denunciado por un periodista de Radio Bio Bio). Toda esta maraña que dirige Solange Huerta no es con el fin de investigar. Reitero, es DILATAR Y OBSTRUIR LA INVESTIGACION, del mismo modo que lo hizo con el 27/F.

      Eliminar
    2. No nos olvidemos que la jefa superior del SENAME es Estela Ortiz, del circulo de hierro de Bachelet....

      Eliminar
    3. Y Javiera Blanco eran, junto con Huerta, amiguis.

      Eliminar
    4. Si en el colegio realmente se caducara, no se necesitarían tantas tareas

      Eliminar
  5. Otro fracaso de la ex Concertación.

    Me reí cuando leí la noticia de que los legisladores iban a sacar un ley expresamente para castigar a los profesores que mandaran tareas para la casa. Tan horrendo como el lucro. Institución que lucra, sus dueños a la cárcel.

    Como estamos en Chile, si no hay ley, entonces no se hace. Bastaría una simple instrucción del rector.

    Estoy de acuerdo con Challenger, es cosa cada colegio si mandan tareas para la casa. Concuerdo también que nuestros legisladores se creen "expertos educacionales". Ahí tienes a Camila Vallejo, Ignacio Walker, Boric, etc. Lo único que hacen en joder.

    El problema está es que los estudiantes no aprenden nada, porque los profesor por orden del Ministerio de Educación tiene que pasa n cantidad de materias rápidas. Por tanto, no se profundiza. Eso le escuché en una reunión familiar a amiga de mi hermano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, debe ser asunto de cada colegio, pero lo importante es lo que se hace en clases, no mandar mas de lo mismo para la casa.

      Eliminar