El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 14 de agosto de 2016

LO PEOR DE LO NUESTRO.

Hoy, el casi siempre lúcido Fernando Villegas da justo en el clavo. Declara la deshonestidad nacional como una forma de vida, y está en lo cierto. Este problema nacional histórico es cultural, siempre existió y seguirá existiendo. Somos así no más. http://voces.latercera.com/2016/08/14/fernando-villegas/de-la-deshonestidad/

No es nuevo este asunto de la deshonestidad nacional, claro. Hoy solo se manifiesta en forma recurrente y grosera debido en mi opinión, a varios factores.

El descaro, producto de la pérdida del pudor. Digamos que la gente “no está ni ahí”, por lo que sigue utilizando nuestra habitual carta de presentación, la hipocresía, solo para asuntos sociales; cuando se trata de robar, la hipocresía pasa a segundo lugar.

La gran cantidad de dinero existente “en el ambiente”, producto precisamente, de la implementación de un sistema económico que debiera sustentarse en la honestidad (¿será por eso que el chileno común y corriente, ese espécimen representante de “lo nuestro”, no soporta el “modelo”?).

Los derechos ¿Quién no tiene derechos hoy en día?. Los derechos llegaron para quedarse, y han servido para legalizar el robo, o al menos para darle una justificación moral. Si alguien tiene derecho a algo y un “malo” no se lo da, es válido exigirlo de cualquier forma, incluso el robo, el matonaje, el agruparse en hordas vociferantes y en influir en quien ostenta el poder para conseguir a través de él lo que “por derecho les corresponde”.

La deshonestidad y la sinvergüenzura hoy no son mal vistas. Total, si todos roban, ¿por qué yo no puedo hacerlo también?.

Y así hemos llegado a lo que llegamos.


14 comentarios:

  1. asi es MAXIMO, llegamos a "la argentinizacion" del pais, porque, como dice el tango "el que no afana(roba) es un jil".
    Y esto de "los derechos" es consecuencia del populismo electorero de los politicos, asi se consiguen votos, y lo que venga despues, mala pata no mas.

    Nada bueno puede venir de este clima perverso en donde, como guinda de la torta, Tatan el Turbio sera presidente. "peor" son los zurdos, y el chantaje resulta.

    El problema es que la decadencia se retroalimenta. Como bien acusas "si todos roban porque no yo ?" O peor aun, si no me someto a las nuevas reglas del juego, pierdo.

    Antes yo me indignaba si un empleado pco se sugeria una coima. Ahora pienso que fui un idiota, casi me cierran por negarme.
    ------------------
    Ah, y nada que ver. Lei a destiempo tu soberbio articulo sobre las marraquetas. Una pluma buenisima y amena, al margen del sodio o no del no sodio. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estamos tan mal como ellos, solo que la hipocresía nacional disimula lo evidente.
      jajaaj. Si, hay que aprovechar a comer pan mientras se pueda.

      Eliminar
  2. Quieren sacar los saleros de los restaurantes.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, la deshonestidad ha existido en Chile desde que Chile es Chile, la mezcla que se produjo al principio, lo peorcito de España con lo peorcito de esta parte del continente debía dar ese resultado.
    El aprovecharse de las oportunidades para meter las manos, la sinverguenzura descarada es considerada como la "viveza criolla" que todos alaban y admiran, pero acuérdense que una prostituta no solo fue por añor rostro de Chilevisión, sino que heroína nacional por haberle robado los millones de dólares que su marido había defraudado en Japón.
    Acá roba o hurta desde el mas atorrante hasta el mas empingorotado, basta ver los supermercados.
    Claro que ahora ya ha sido el acabose, a lo deshonesto se ha agregado el descaro, antes se metia las manos calladamente, que nadie se diera cuenta, hoy es a vista y paciencia de todos, ni siquiera tapándolo con la denominación de "asesorías" se puede disimular el descaro.
    Cada vez insisto mas que nuestro himno nacional debería ser el tango "Cambalache", como he dicho, nos retrata de cuerpo entero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ese ejemplo que das nos demuestra el tipo de valores que tenemos. La gente admira al que hace una pasada y se queda con el billete, es nuestra forma de ver las cosas.
      salvo que el que haga la pasada sea un "rico", ahí cambia la cosa

      Eliminar
  4. Dear Máximo

    A propósito de éste delicado tema,mi opinión es que todo ésto sucede y esta proliferando por una muy simple razón :
    LA IGLESIA A FRACASADO EN HACER SU PEGA.

    Ahora por lo menos según leí,la Evangélica ya empezó a ponerse las pilas con una campaña en que no se votará por candidatos que infringen sus creencias tales como ;matrimonio"igualitario",aborto etc.Un fuerte aplauso por la iniciativa con la cuál se estima contar con más de un millón de votos que ayudarán a desinfectar éste corrupto parlamento.

    Ahora,considerando que Chile se autoproclama de ser un país aproximadamente 80% católico...Que pasaría si ésta iglesia se pusiera las pilas y también tenga los cojones necesarios y se ponga en campaña para boicotear a TODO candidato que no profese sus convicciones?....Yo digo:TODO SOLUCIONADO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La iglesia defendió terroristas, apoyo la reforma agraria y ahora no pueden decir nada porque mucho de esto es su culpa

      Eliminar
    2. Yo llevo bastante tiempo tratando de no volverme un conspiranoico. Mi gran problema es que la conspiración ya no es una teoría. En resumen y para el buen entendedor: todo viene de Babilonia. Buenísimo su blog Máximo!! Es lo contracultural que se necesita hoy en día. Saludos cordiales, D.

      Eliminar
    3. Gracias David.
      Bienvenido al blog.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar