El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


viernes, 16 de septiembre de 2016

ME GUIA EL DE ARRIBA...

Manuel José Ossandón quiere regentar este lupanar. Asegura tener “calle”, conoce todas las ferias y poblaciones de Puente Alto. Las sedes sociales, centros de madres y multicanchas, esas que de día sirven para pichanguear y de noche para fumar de la wena y violar a las cabritas despistadas que pasan por ahí.

Osasandón viste a la moda; el hombre es “social”.

Ser “social” es bacán, y Ossandón es súper social. La dupla B&B también es social, y están chiflados, igual que Osasandón. En Barbarilandia, el que no es “social” no es nadie, o más bien puede ser catalogado como insensible, pinochetista o neoliberal, lo que en realidad es más o menos lo mismo, y por supuesto mucho peor que no ser nadie.

Si usted quiere ser empresario, es un chupasangre, pero si es “emprendedor” es “social”. Si regala diez pesos de su vuelto, también es “social”. Si forma parte de una ONG que defiende el medio ambiente, la ranita de poto colorado, la lagartija crespa o algún árbol perdido en medio de la selva, es “social”. Si se dedica a pegas normales es solo un ganapán, y si le va bien, un maldito capitalista.

Osasandón es entonces un representante de la “derecha social”, una especie de demócrata cristiano moderno. Ossandón es un “dador de cosas”, o un regalador de lo ajeno.

Es raro Ossandón. Por eso para la derecha es de izquierda; para la izquierda es de derecha; para la DC es un problema. Y eso, para un candidato es grave.

¿Y quién está con Ossandón?: Los pobres de Puente Alto y sus alrededores, esos para los que Ossandón es la llave para llegar a fin de mes. Y los pobres de donde sea, claro.

Así, don Manuel José depende de los pobres y los “sociales” para llegar a la Moneda. Mala cosa, porque existen “sociales” DC, otros de derecha católica, muchos son socialistas o PPD, y la cabrería “social” solo sigue modas, clavan tabla en el “techo” porque es “cool” y escuchan a la dupla B&B, quienes no votarán por Ossandón.

¿Y los pobres?. Esos son cada día menos, aunque los políticos traten de reproducirlos a diario, y votan por quien salga en la tele, y los que salen en la tele mientras marchan no son los pobres, sino la “calle” (no confundir nunca a los pobres con la “calle”, ojo con eso), y la “calle” es propiedad de la izquierda, no de Ossandón.


En resumen, Ossandón no tiene votos para ganar, y menos aún apoyos para gobernar.

14 comentarios:

  1. Ossandón no tiene ni tendrá los votos de la izquierda, pero puede llegar a conseguir los votos del populacho que vota cualquier cosa. Esos son el objetivo de todo populista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero los votos le servirían hipotéticamente pata ganar, pero no para gobernar

      Eliminar
  2. Ossandon es una mezcla freak de muchos politruchos de derecha, metidos en una juguera y mezclados con una suerte de aderezo casi mesiánico.

    Tiene el egocentrismo y egolatria de Piñera, aderezado con el carisma y la pechoñeria de Lavin y tambien la "conshienshia shoshial" de Longueira y un remedo de la personalidad de Matthei en versión masculina.

    Ossandon solo irá a dar la hora, no pasará de la primera vuelta de las primarias que no van a existir y de lanzarse como independiente, tendrá que armarse de un discurso a lo Trump, algo que no encaja con su perfil "social" inculcado por el clero.

    ResponderEliminar
  3. Ossandon es como el Parisi de la derecha, nadie sabe con quien gobernaria, ni quien lo apoyaria, pero van igual a la pelea, como si para gobernar un pais bastara una sola persona. No tiene equipo, y asi nada se puede hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no es que no tenga equipo, el problema es que no representa a grupos de poder, solo a la señora de la "pobla" que a la vuelta de la esquina lo dejará solo.

      Eliminar
  4. Ossandon es como el Parisi de la derecha, nadie sabe con quien gobernaria, ni quien lo apoyaria, pero van igual a la pelea, como si para gobernar un pais bastara una sola persona. No tiene equipo, y asi nada se puede hacer.

    ResponderEliminar
  5. a mi al margen de Ossandon lo que me alegra es la pluma de MAXIMO...que manera de escribir bien,corto, preciso y jugoso.
    Y a proposito de proceres criollos como Ossandon hoy en La Tercera sale que Tatan El Turbio esta distanciado de Allamand quien escribio un libro dode dice algo obvio..."el gran responsable de la derrota electoral fue Tatan "
    El hecho es que hasta la patrona de Tatan le hizo un desprecio al Allamand en una cena
    Finalmente, para regocijo de MAXIMO que es un tantico anticlerical el Arzobispado de Stgo trasparento sus platas...10 mil millones anuales....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso nosotros lo sabíamos.

      Allamand también ayudo a la derrota, cuando siendo ministro de Defensa se avergonzó que hubiesen de asesores del general del Ejército militares de la DINA o CNI. Él que fue al lanzamiento del libro del mirista Max Marambio, "Las armas del ayer", donde señala que la embajada de Cuba estaba llena de armas.

      Eliminar
    2. Allamand siendo abogado no le importa la desigualdad ante ley que sufren los ancianos presos en Punta Peuco.

      Eliminar
    3. andres, se hace lo que se puede jajajaja

      Eso que dice Allamand es cierto, pero el lo dice porque siempre ha le ha tenido envidia a Piñera, o al menos así lo aprecio yo.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. es el primer paso hacia el socialismo y el alza de impuestos para redistribuir.

      Eliminar