El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


martes, 11 de octubre de 2016

YO NO VOTO.

Los políticos insisten en solicitar nuestra participación en la próxima “fiesta de la democracia”. Debemos elegir a uno de ellos, quien regentará nuestra comuna. Por mi parte, insisto en que no iré a votar, insisto en que se pueden embutir la “amistad cívica” por donde más les apetezca, e insisto en que no veo las ventajas de haber “recobrado la democracia”.

De no aceptar el gentil ofrecimiento de los señores políticos, seremos obligados por estos a asumir nuestro “deber ciudadano”. Volveremos al voto obligatorio. Tendremos que decir quien manejará las llaves del cajón con dinero durante los próximos años. Quienes serán los concejales que viajarán por el mundo en periplos “mitad placer, mitad trabajo”, al más puro estilo Caval. Quienes saldrán en la foto oficial de la entrega de tallarines a las veteranas sin dientes en la población de la comuna. Quienes sonreirán mientas contratan asesores de todo tipo.

Insisto, no pienso ir a votar. Me niego a entregar la billetera en forma voluntaria, es mi derecho exigir que el delincuente haga su parte del trabajo y me obligue a ellos. Mientras el voto no sea obligatorio, no volveré a dibujar una pichula en la papeleta de alcaldes nunca más en la vida.

¿O algún candidato o candidata ha propuesto disminuir el cobro de contribuciones de bienes raíces o patentes municipales? ¿O algún candidato o candidata ha propuesto soterrar todos los cables de electricidad de la comuna y así cuidar los árboles? ¿O algún candidato pretende tapar cada “evento” en un plazo máximo de dos días?.


Si un alcalde no disminuye los impuestos, cuida los árboles y tapa hoyos, no sirve de nada. Después de todo, esas debieran ser las pegas de los alcaldes, y no otras.

21 comentarios:

  1. Yo lo unico que digo es que durante 17 años no existieron los concejales, o regidores como se les llamaba antiguamente y nadie los echó de menos, pero vuelta la democracia, lo primero que se hizo es hacer volver a estos vagonetas que nadie sabe su función o utilidad, salvo que viajan por el mundo para adquirir experiencias y traerlas a sus comunas, lo extraño si que siempre los viajes son a lugares turísticos donde mas se goza y pasea que se aprende.
    Y para que hablar de los alcaldes, la mayoría sinvergüenzas a los que solo les interesa meter las manos para ellos y sus paniaguados.
    En verdad no iba a votar porque concuerdo con lo que señalas y por lo que he indicado, pero ante el temor que mi querido Valparaíso caiga en las manos de un flaite, ignorante, mala clase, creo que tendré que hacerlo, espero que todos los porteños razonables no se abstengan y se impida así que el populacho cerruco imponga al flaite Méndez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en tu caso lo entiendo, lo de Valparaiso si que es una locura. jajajajajaj.

      Eliminar
  2. Con seguridad de que " er nino chileno ...........otrora milico"....mas de algo te va a decir por lo de las veteranas sin dientes ..........No puedes ser tan cruel por favor !! ........lo que es a mi .....ni fu ni fa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. anda desaparecido el hombre, veremos que dice. jajaja

      Eliminar
  3. "Si el voto realmente significara algo, los politicos ya lo habrían prohibido" (Mark Twain)

    "Los criminales cumplen la ley del mismo modo que los politicos cumplen sus promesas de campaña" (proverbio de la NRA)

    En todo caso, voy a votar... por Walt Disney

    ResponderEliminar
  4. uno no debería votar por sinvergüenzas que solo saben meterle la mano a la billetera ajena, esto es, a la nuestra.
    La única razón es la del mal menor, vale decir, entre el ladron de Piñera y la comunista de la Claudia me veo forzado a votar por el primero.
    Es lo que señala HUNTER en Valparaíso.
    Admito que es repugnante el dilema pero asi es la vida.
    Voto con asco.
    No en las municipales.
    Tener que votar por el mismo parasito que te esquilma y te ordeña y lo pasa chancho con la plata ajena es algo que va mas alla de la cordura (salvo en un manicomio)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero para alcaldes no vale la pena, solo votaré por diputados y senadores, ahí vale lo que tu dices

      Eliminar
  5. Antiguamente, antes de que los militares se hicieran cargo en un paréntesis de 17 años, los regidores (hoy devenidos en concejales) eran ad honorem es decir no recibían no uno (o tal vez muy poco) ya que el abuelo paterno de mi abuela paterna fue candidato a regidor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ni siquiera es por lo que cobran, es por el bajo nivel de estos sinverguenzas, o al menos de muchos de ellos

      Eliminar
  6. En mi caso, me toca la alcaldesa de Viña. Siguiendo a Brandovic y Maximo, no creo que no vote por los concejales.

    PD: Ya no salí como vocal de mesa.

    ResponderEliminar
  7. El voto no es deber ni derecho (puede ser deber moral en quienes creen en ello). Los derechos y deberes surgen de contratos voluntarios. Con el estado y sus controladores no hay nada voluntario.

    El "derecho" voto y el "derecho" a ser votado son concesiones que los que controlan el Estado les hacen a sus súbditos como forma de legitimar su existencia. La "democracia" es una pantomima para eso, que el populacho crea que decide algo cuando generalmente lo único que deciden es quienes (dentro de una lista previamente cocinada) los van a esquilmar por varios años. Del mismo modo que estos "derechos" son dados pueden (y lo han sido muchas veces) quitados, hechos "voluntarios", obligatorios, etc.

    ¿A algunos de ustedes les preguntaron antes de inscribirlos automáticamente, con las consecuencias que todos conocemos? ¿Pueden desinscribirse si no les interesa participar de la "fiesta democrática?

    Ya se lo que dirán algunos... así como pagamos impuestos tenemos la obligación ciudadana (y todos esos eufemismos que les gustan tanto)... beee... beee... de ir votar. Sí, así como nos roban el dinero so pena de meternos en la cárcel, también lo hacen con cosas como restarse de la "fiesta".

    Algunos menos aventajados comparan esto con las reglas de convivencia, como la obligación de parar en los semáforos en rojo (para no chocar y descrestarse). Sí, así de ridículos.

    El que quiera ir a votar que vaya; el que siente que es un deber con la patria, la república o lo que sea, que vaya y vote.

    Dejen de huevear al resto; porque mientras más nos obligan, más legitiman nuestro derecho a defendernos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba inscrito, cuando salió la nueva inscripción. A los chilenos no les molesta que otras hayan decidido por ellos como fue por la inscripción automática. Además, fui voluntariamente a la oficina electoral.

      El chileno no es capaz de buscar por internet sobre la Historia reciente acerca de la UP y el Gobierno Militar, menos será capaz de inscribirse on line.

      Eliminar
    2. Así es, la situación anterior era que cada uno se inscribía si así lo quería. El problema era que quedaba obligado a ir a votar para toda la vida.

      La gente se inscribió en masa cuando consideró que era importante (ejemplo, el Plebiscito).

      Eliminar
    3. El problema de antes es que no eras libre para votar. A fin de cuentas, era un acarreo involuntario estatal o te llegaba la multa.

      Eliminar
    4. el problema es que aqui se le da demasiada importancia al estado, y los políticos son el estado.
      El voto debe ser voluntario y los políticos deben entregar alguna propuesta racional y decente para que la gente vaya a votar por ellos.

      Eliminar
  8. Estimado anarquista pinochetista, respeto tu opinión, pero yo creo que el PC te estará agradeciendo le otorgues un voto más para ellos. Prefiero que los ladrones y sinvergüenzas sean anti que pro. Asi mismo pasó en Providencia, miles pensaron igual que tu, ahora tenemos una alcaldesa comunista renegada (independiente) aunque no lo creo, el que nace chicharra muere chicharra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No votar no es "otorgar un voto más".

      Para votar por un pelafustán del PC que ofrece farmacia "popular" o por un pelafustán de la UDI que TAMBIÉN ofrece farmacia "popular".

      Sorry, pero no estoy para el hueveo y tengo mejores cosas que hacer.

      Eliminar
    2. no, yo creo que es el político el que debe entregar algo valioso, no somos borregos.

      Eliminar