El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 7 de diciembre de 2016

ÉTICA PIÑERISTA.

Piñera (el malo) quiere hacernos pensar que tiene su corazoncito, y más encima nos da clases de legalidad. Él, el más ético de todos. Según el fulano este, la filtración de información desde la Fiscalía es un delito. Algo así como uso de información privilegiada. ¡Ja!.

¡Ay Sebastián!, me haces tanto reír… Piñera (el malo), el hombre del todo vale, nos habla de familia y derecho. El diablo vendiendo cruces.

Creo que el sinvergüenza no sale de esta. O al menos no logrará re postular a la presidencia de la República Bananera de Barbarilandia, por lo que lo único que podrá hacer es intentar destruir a todo candidato de la ex derecha que pretenda tomar su lugar. Si no es él, no es nadie.

Los correos ocultos de Bancard pueden terminar con la carrera política del truhan y con su hijo procesado. Es la versión 2.0 de “corrupción en familia”, la nueva teleserie que sube sintonías y entretiene a grandes y chicos. Ella se enteró por la prensa, y él aún no se entera.

Tal como pensaba don Diego Portales, el más grande de los chilenos, a mí la política no me interesa, solo pretendo que el estado me deje tranquilo, me robe lo menos posible y que nos gobiernen personas normales, que roben solo un poco y que tengan un nivel de decencia de normal hacia arriba.

Es por esto que me gustaría ver dos cosas antes de morir. Un candidato que gane la elección presidencial defendiendo la obra del gobierno militar y las ideas liberales clásicas, y a Sebastián Piñera en la cárcel.

Con eso me conformo, aunque supongo que no va a suceder. 

10 comentarios:

  1. Que bonito sería ver al turbio en punta peuco.
    Me imagino el recibimiento que le harían sus amigos

    ResponderEliminar
  2. Me tinca que la última puñalada a la ex derecha será dejarla sin candidato a última hora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso te lo firmo. Si en marzo piensa que no gana, deja todo botado y se dedica a cagar al candidato que lleve la ex derecha. Ya lo ha hecho antes.

      Eliminar
  3. Esta Barbarilandia es una chacota. Ahora el turbio, el gánster dando clases de legalidad, de ética, él que se ha sentado o ha burlado como quiere la legalidad vigente, hoy reclama que se este infringiéndola. No hay salud, mas cuando pretende dar clases de ética, de moralidad.
    Yo tenía mis dudad si el payaso iba a salir de esta, siempre ha confiado capear todos los temporales, poderoso caballero es don dinero, pero a su vez la izquierda tenía la oportunidad de mandarle un misil que hundiera sus esperanzas presidenciales y ahí estamos que pesa mas, el dinero o los anhelos zurdos de seguir en el poder con el nuevo mesías que han inventado, que también ha entrado en los escándalos.
    No tendrán los ex derechas o el zurderio un candidato que pase la prueba de la blancura?
    Yo concuerdo contigo, si el payaso gánster no zafa de esta su obra será destruir a cualquier candidato que la ex derecha pretenda levantar y por eso sus evasivas, aunque ya estaba en plena campaña, para decir definitivamente si, ahora ya aunque quiera debe mantener la incógnita, así hace un doble juego, aliviana los ataques del zurderio y deja a la ex derecha en un compás de espera que le será fatal si al final el payaso ve que no tiene seguro el triunfo y renuncia a ser candidato
    Jajajajajajaja lo siento, te vas a morir esperando, ya cada día son menos los defensores de la obra del gobierno militar y al payaso jamás lo verás preso, ni aunque vivas cien años

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A qui cada cual anda en lo mismo. El MEO, la Bachalet, Piñera, todos son unos éticos a cagarse, según su propia confesión. Y son todos unos descarados.

      Al menos me conformo con vivir los 100 años. Jajaja

      Eliminar
  4. Comparto tú sueño.

    De Piñera (El Turbio), sin comentarios. No pienso votar por él. Para mí es irrelevante. Aunque sería bueno que una vez por todas, se hundiera y quedará mal para la posteridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el sueño de muchos, pero no lo dicen. No creo que alguien quiera al payaso, solo lo toleran por negocios.

      Eliminar