El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


sábado, 29 de abril de 2017

SEBASTIANCITO Y SU COMPUTADOR.

La justicia zurda no tiene límites. Resulta que Sebastiancito, el hijito vago de mamá, fue sobreseído del “caso computador” ¿Recuerdan que su computador se borró solo, sin que nadie lo tocara y justo antes de que fuera investigado por los sabuesos de la PDI? Un duende fue el culpable.

Resulta que el fiscal a cargo, que tengo entendido fue designado por el Fiscal Nacional Abbott en reemplazo del antiguo fiscal encargado del caso, que al parecer no era del gusto de los que mandan en Barbarilandia, declaró lo siguiente: "A él se le hizo una imputación que él había borrado su correo y eso, en definitiva, fue un error comunicacional porque luego del trabajo realizado por los informáticos se rescató todo el contenido", explicó. http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/04/28/caval-sebastian-davalos-es-sobreseido-por-acusaciones-de-delito-informatico/

Don Emiliano Arias nos explica algo que yo no sabía. Por ejemplo, si usted asalta un banco, y luego los pacos encuentran el botín, ya no hay delito y se va para la casa. Si usted mata a alguien y con ayuda divina logran resucitarlo, fue solo un error comunicacional y aquí no ha pasado nada. Los zurdos hablarían de algo así como una “percepción de la realidad”.

En cualquier caso, a mí me tinca que los computines que encontraron lo que encontraron, tal vez no encontraron lo que no debían encontrar.

En otros casos esta interpretación de la ley no funciona de la misma manera. Si usted apoyó a la UDI a través de boletas “ideológicamente falsas”, no saca nada con reintegrar los impuestos adeudados, igual va a la cárcel. Por supuesto que de haber apoyado a la Claudia en su pre campaña, la “percepción de la realidad” cambia.

En mi humilde opinión, en todos los colegios de Barbariandia se debería incluir el ramo de “percepción de la realidad”. Creo que fomenta la imaginación, la creatividad y el amplio criterio para resolver problemas mundanos y de los otros. Y de paso sirve para ganarse la vida en la medida que puedan arrimarse a algún árbol de buena sombra.

En otra parte de la declaración del fiscal Arias, vemos que el delito de “haber estado ahí” fue derogado. Dicen el hombre de la ley que si bien Sebastiancito fue a la oficina del tío Andrónico a mendigar, “esa presencia -en sí- no configura ningún ilícito e particular”, en lo que concuerdo.

Tendríamos que explicarle esto entonces a los milicos que “estuvieron ahí”, a los que “no pudieron más que haber sabido”, o a los que retozan en Punta Peuco gracias a que un comunista con nariz de sabueso recuerda el olor a pata del susodicho cuando le puso el bototo en su rojo trasero (esto es una prueba de “haber estado ahí”). Aun no sé si Cristian Labbe está preso por usar “Old Spice” o “Colonia Inglesa”.


En fin, la imaginación human es infinita, y puesta al servicio de la causa es más infinita aun. 

En todo caso pude que todo lo que digo no sea así. Que mi interpretación de la realidad no sea realista, o que pertenezco al 60 u 80% de los chilenos que no entienden lo que leen, o que entienden lo que les conviene entender. 

10 comentarios:


  1. Don Esmirriado no es una oreja como cualquier oveja, es una oreja relativa, lo que lo convierte en una oveja distinta de las demás orejas.

    Cuando el eco repite "casa", Esmirriado escucha "saca"; cuando el loro grita "sapo", Esmirriado oye "sopa"; y así uno y otro "caso", que él percibe como "cosa"; y allá otro "tanto", que él atiende como "tonta".

    Qué antojadiza forma de vivir la vida! :

    A gozar el verso preciso, cuando se percibe de forma ambigua.

    ResponderEliminar


  2. Estimado Máximo,

    Es así como veo esta diferencia, de que
    una cosa es la imaginación y otra muy distinta es la fantasía:

    La imaginación despega desde tierra firme, trabaja en el cielo y luego aterriza en tierra firme. La fantasía, en cambio, es una jugarreta que comienza desde la niebla, inventa humo y luego termina en las tinieblas.

    En la fantasía irresponsable todo vale, siempre y cuando sirva a sus intereses.

    La fantasía es un juego fácil, parecido a la magia elemental: hacer aparecer una falacia es tan fácil como torcer un alambrito ante un público distraído.

    La fantasía egoísta calcula y ejecuta sus trucos, luego se aferra a ellos y ahí mismo queda presa. La imaginación, en cambio, es libre y generosa.

    Es para defenderse de la fantasía oscura que despega la imaginación, y es precisamente en las tinieblas donde ésta mejor desarrolla su vuelo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez imaginan cosas fantasiosas. Como que existe el paraíso terrenal.

      Eliminar
  3. entonces Sabastiancito borro el contenido de su PC pero la PDI logro rescatarlo de modo que no hubo delito ? Puchas la lógica.
    Les recomiendo el libro del Chascon Villegas "Tsunami" porque explica este patio de locos...asi uno no se siente tan loco. Al decir de ENRIQUE, una suerte de brújula para transitar entre la fantasia y la imaginacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde un principio dije que Bachelet era loca y su locura contagio al resto.

      Eliminar
    2. Claro, con eso lógica puedo hacer lo que me da la gana y ver que pasa... Una burla a todo el país.

      Eliminar
  4. También pensé lo mismo al ver esa noticia. Solamente vi el titular, desconocía las declaraciones del fiscal.Tontas. Chile es Macondo. Cada vez más cerca de Venezuela a nivel de las instituciones. También me acordé que el computador fue robado de SQM.

    Los datos se borraron solos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota que los fiscales no desean que les llegue una bala de La Moneda como ocurrió con el fiscal argentino. Y los idiotas se creen los fiscales de las series norteamericanas.

      Eliminar
    2. Si, es como Macondo, prueba de que somos un pais mas de este continente, aunque algunos no lo quieran ver.

      Eliminar
  5. Cuando vi la noticia, pensé: Este chancho no podrá sacar el barro tan fácilmente.

    ResponderEliminar