El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 3 de mayo de 2017

EL ESTADO ME ACOMPAÑA.

La patrona está advertida. Desde ahora ya no podrá hacer lo que quiera conmigo. La “ley cholito” es una realidad. La ley de tenencia responsable de mascotas, animales de trabajo, aves de corral y maridos sometidos, nos cambiará la vida.

Se terminó eso de las malas caras sin motivo, ahora tendrá que dar una explicación por cada cambio de ánimo. La cosa no es al lote. Supongo que tendré derecho a una cama limpia, atención médica y tres comidas calientes diarias. Derechos son derechos, y además irrenunciables.

Esta ley representa las virtudes del socialismo. El Estado se mete a nuestra casa para protegernos de nosotros mismos. El Estado protege a los trabajadores de los empleadores, a las mascotas de sus amos, a los hijos de los padres, a los viejos de los jóvenes, a las mujeres de los maridos y gracias a la nueva ley sobre animales, también protegerá a los hombres de las garras de estas féminas cada día más empoderadas y amachadas.

El Estado es además muy ágil y oportunista. Matan a Zamudio: ¡ley Zamudio al instante! Matan a Cholito: ¡ley cholito a discreción! Supongo que se nos avecina la ley Nabila, y de continuar escribiendo temerariamente, la ley Máximo no se hará esperar. Espero que mi ama continúe metida con las turcas y las chilenas para que no lea el blog.

¡Gracias Estado de Chile! La patrona ya tiene asumido que no podrá tirarme a la calla una vez que termine de criar al cabro chico. Al menos tendrá que habilitarme una pieza con baño privado al fondo del patio. Agua caliente y una estufa a parafina sería lo mínimo para un buen pasar y un digno morir.

¿Qué haríamos y como viviríamos los pobres, desarrapados y desvalidos de este mundo sin un Estado que nos proteja? Al menos yo no sabría qué hacer en esos días en que todo parece ir de mal en peor. El Estado y sus leyes son una luz de esperanza que ilumina este camino pedregoso de incierto final.


8 comentarios:

  1. je---je--buenísimo articulo MAXIMO...el Estado nos protege pero ¿quien nos protege del Estado ?
    ¡ah!....y eso de la Ley de MAXIMO estuvo acertadísimo..."Supongo que se nos avecina la ley Nabila, y de continuar escribiendo temerariamente, la ley Máximo no se hará esperar..."....ja...ja...ja.

    ResponderEliminar
  2. MAXIMO

    Para mi la ley que más impera en Chile es y siempre será LA LEY DE MORAGA.

    ResponderEliminar
  3. "Quien sacrifica su libertad, a cambio de seguridad, termina perdiendo ambas".
    Gran entrada!!

    ResponderEliminar
  4. Me hiciste el día Maximo, como siempre con tu pluma afilada y certera, como la de Chris Kyle, el American Sniper.

    El socialismo es inepto por naturaleza, por genetica es incapaz de administrar lo que sea y por ende es una ideologia más que fracasada. Los porfiados hechos lo dicen.

    Lo chistoso de todo, es que estos en su afan de querer "controlar todo" les da por hacer leyes, tras leyes y mas leyes que en el fondo restringen nuestras libertades individuales, como una forma de impedir que seamos más que ellos, pero si con un nivel de miseria igualitario enorme. Unos más iguales que otros.

    Muchas de estas leyes tienen una fanaticada propia, la ley cholito fue la alegría para los animalistas (los al peo, claro, porque los de verdad ni siquiera se meten en weas, sino que se dedican silenciosamente a hacer su pega), la Ley Nabila alimenta el hambre insaciable de las feminazis, ya que la ley "anti piropos" permanece en coma profundo en el congreso, la ley emilia alimenta el ego de los moralistas anti alcohol, en fin. Leyes a granel para jodernos la pita y someternos al yugo del gobernante de turno.

    Un pequeño off topic, las palabras del actual director del SII, hacen gala de un carerrajismo absoluto al hablar de "mito" del actuar del organismo, merecen una PLR ipso facto.

    ResponderEliminar
  5. lei en voz alta este articulo de MAXIMO en el seno de mi hogar con los dos verdugos presentes, mi señora y la nana de muchos años.
    Se mataban de la risa sin ningún escrúpulo, y echaron para la risa esta tragedia domestica. Regrese a mi pieza con el portátil bajo el brazo, mientras ellas alababan a Máximo y me mandaban a mi al fondo del patio... pára que hiciera una Lista a comprar en el Jumbo....con mi plata, claro

    ResponderEliminar
  6. lean esta joyita:

    http://gerente.com/cl/rss-article/director-del-sii-no-presentar-querella-por-delitos-tributarios-no-implica-impunidad/

    ResponderEliminar
  7. Y se viene la ley Chile. Porque tambien están matando nuestro país.

    ResponderEliminar
  8. Más bien impera la "ley del gallinero"

    ResponderEliminar