El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 4 de septiembre de 2011

EN EL PEDIR NO HAY ENGAÑO, ¿O SI?.


La mayor idiotez de todas las que se están diciendo, es que empresas privadas (como los colegios particulares subvencionados), no pueden recibir dineros del estado. Que no pueden “lucrar” con dinero de todos los chilenos. Si eso se cumpliera cabalmente, paralizaríamos Chile, y nos transformaríamos en un País comunista. Veamos algunos ejemplos: Los subsidios habitacionales los reciben empresas constructoras privadas, de no ser así, tendríamos que crear una gran empresa constructora estatal, que obviamente, y por estar en manos de burócratas, arrojaría perdidas multimillonarias. Todas las obras públicas del País, (puentes, caminos, colegios, hospitales, instalaciones militares, etc), son construidas para el estado por constructoras con fines de lucro. Las raciones alimenticias que entrega la junaeb, las suministran casinos privados. Con los cheques restaurant que también otorga la junaeb, lucran la empresa que emite dichos cheques y los restaurantes asociados. Los dineros que se le entregan a los candidatos presidenciales y a parlamentarios por parte del estado para sus campañas, lo gastan en imprentas, empresas de publicidad y radios privadas. Los aportes que hace el fondart a los “agentes culturales” de la concertación para hacer películas donde un “milico” tortura a un “joven idealista” van a productoras con fines de lucro (cuyos propietarios son todos de izquierda). Los aportes que le otorga el fondecyt a los profesores “investigadores” truchos de las “universidades tradicionales” para hacer “papers”, como diría Fernando Villegas, sobre la importancia del agua para la navegación, también se entregan a personas que lucran. Las empresas del Transantiago, que generan perdidas anuales de entre 600 y 800 millones de dólares al año, son subsidiadas por el estado, para que puedan tener utilidades. Existen ( o existían, nuestro amigo Francisco nos podría ayudar en eso) los subsidios a la agricultura tradicional, como las bandas de precios. Si el banco central compra dólares para mantener su precio (aunque yo pienso que lo hace solo por su propio negocio), también subsidia a empresas con fines de lucro (exportadores). En Magallanes, el gas que usan hoteles, panaderías, restaurantes y otras empresas con fines de lucro, también esta subsidiado. Las exenciones de impuestos en las zonas francas, también benefician a empresas (esa es la finalidad). Las cuarenta luquitas que le dan a la Sra. Juanita en el bono marzo, también van a parar a alguna empresa con fines de lucro. Podría seguir toda la tarde. En fin, para eso es precisamente el dinero del Estado que previamente le robó a los contribuyentes, para volver a gastarlo, y donde mas que en alguna empresa con fines de lucro, a la que se lo vuelve a robar el estado cuando le cobra los impuestos, y así sucesivamente. Así funciona el Mundo, en todas partes, incluida Cuba y Corea del Norte, solo que ahí los que lucran son burócratas del Estado, pero de que lucran, lucran, de eso no tengan dudas.

10 comentarios:

  1. Muy cierto.
    Bienvenido a la blogósfera.
    ¡Qué bueno que seguiste el consejo de Heitai!

    ResponderEliminar
  2. Como dice Javier, muy cierto. Es algo tan claro que la verdad no puedo entender como gente que se supone inteligente ande, en todos los niveles, hablando en favor del fin al lucro, ya hasta la calidad ha pasado a segundo plano.
    En Olmué he visto hoy autos, donde vienen los burgueses a solazarse por el fin de semana. con la leyenda "no más lucro" Me imagino que serán "necesitados" que requieren gratuidad para que sus hijos puedan estudiar. Será la raza? A la voz de gratis saltamos de inmediato.
    P.D. De verdad que era necesario su propio blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Fue como el parto de los montes mi post. Por internet explorer no pude comentar, me dice que no tengo autorización para ver este blog, tampoco pude directamente por G. Chrome, finalmente pude a través de mi perfil por el G.Ch. Quedé agotado jajaja.

    ResponderEliminar
  4. Javier y Hunter, veo que son mis dos primeros lectores. Gracias por el apoyo. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. hola máximo. Mi comentario es que la cuestión no se encuentra bien definido en tu entrada. Está claro que se puede lucrar en distintas actividades. El problema es en cuales debiera prohibirse. Tu dirías entonces ( y de acuerdo a tu entrada): en ninguna. Yo te contrapregunto: ¿ Se puede lucrar con el tráfico de menores?, ¿ Con la prostitución de menores?, ¿ Con la esclavitud? Entonces, hay quienes dicen que no se puede lucrar en la educación por principio, tal cual como esas otras actividades mencionadas. No se trata de demonizar el lucro, si no de determinar en cuales se puede obtener legítima ganancia.
    Felicitaciones por tu nuevo blog. Este es el mío. Ojala que alguien participe que está más pelado que el estadio de la Cisterna.
    http://persuacionmistica.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Yo entiendo y es lo lógico que Máximo se está refiriendo a lucros provenientes de actividades lícitas y no de acciones ilícitas.
    Yo estoy de acuerdo con el lucro en la educación, pero un lucro justo. A mi no me cabe en la cabeza los aranceles universitarios que sobrepasan en algunas carreras los 5 millones anuales. Se justifican? Sobre todo que no se sabe con certeza si esos aranceles van asociados a la calidad de la enseñanza que imparten.

    ResponderEliminar
  7. Hugo, tal como dice Hunter, estoy hablando de actividades lícitas, no te “vayas al chancho”. No se puede discriminar a nadie que quiera participar en la educación. Se dice que los privados persiguen ganancias, ¿y quien no?. La Iglesia Católica tiene colegios porque a través de ellos busca difundir su religión, o sea, también lo hacen por un interés. El Estado no quiere tener escuelas, no ves que son un “cacho”, es el colegio de profesores el no quiere que las escuelas públicas sean concesionadas, ya que ahí tendrían que trabajar en serio y el “profe” que no “cacha una” sería despedido. Los socialistas-marxistas-comunistas defienden la educación pública a la que no envían a sus hijos, ya que a través de ella aleccionan a los alumnos. Como vez, cada uno persigue sus intereses, y para mí el más legítimo de los tres, es querer obtener una utilidad por el trabajo.
    En cuanto a los aranceles y la calidad que menciona Hunter, es un tema largo y un día de estos podemos hablar de ello.
    Inge Mahn, gracias.

    ResponderEliminar
  8. Osea, estamos de acuerdo con que no siempre es bueno el lucro. ¿Es bueno en la educación? Coincidimos que eso daría lo mismo si todos los chilenos reciben educación de calidad, sea pública o privada. Sin embargo, sorpresa, la educación en Chile es mala,y, o , sorpresa, mala para los pobres, decente para la clase media y excelente para las clases altas. ¿ Qué habría que hacer para terminar con tal lamentable estado de cosas? Existen muchas soluciones, pero debemos empezar por una evidente medida según todos los expertos, a saber, aumentar la inversión pública desde los primeros años de la enseñanza. Para eso el gasto debiera hasta cuadruplicarze. Resulta impresentable tal estado de desigualdad que hoy se vive en Chile, y la única manera de corregirlo es desde pequeños. Al incrementarse la inversión, se harían tan buneos los colegios públicos o privados sin fines de lucro, que ya no valdría la pena para un privado instalar un colegio que busque interés económico. Así, la respuesta de si tal actividad es lícita o no deviene en inútil.

    ResponderEliminar
  9. Esto es lo que pienso de los señores emprendedores
    http://persuacionmistica.blogspot.com/2011/09/emprendedores-una-estupidez.html

    ResponderEliminar