El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


jueves, 29 de septiembre de 2011

PRESIDENCIALES "ROSTRO - TV".

Hasta el momento, y por esas cosas de la vida, los dos políticos con mas posibilidades de ser el próximo candidato presidencial de la alianza por Chile, coalición por el cambio, o como se llame en ese momento la derecha-bacheletista-aliancista-socialista, son, Laurence Golborne y Andrés Allamand. El que rescató a los mineros, y el que no pudo rescatar a las victimas del vuelo frustrado. Recordemos que la anterior presidenta, la Sra. Bachelet, resulto electa por salir a pasear en tanque, y el actual, porque había que sacar a la señora del tanque y sus secuaces. Como podemos apreciar, los chilenos le dedicar largas horas de meditación a la importante decisión de elegir quien será nuestro próximo lazarillo para llevarnos al ansiado desarrollo.
Observando la solemnidad con que se toman las trascendentales decisiones en “chilito”, no sería raro que  los “chilenos todos” puedan tomar en consideración, algunas hazañas mediáticas de los potenciales candidatos a la primera magistratura de la nación, y en consecuencia, estos idearán rebuscadas fórmulas para acceder al trono. Hinzpeter podría trabajar en el verano de salvavidas en Cartagena, y rescatar de las briosas y heladas olas del litoral central, a una “pobladora” de la periferia de Santiago, que viajó gracias a un programa del adulto mayor de Chile solidario. Lagos Weber, por su parte, y vistiendo capa y espada, podría pararse en Ahumada con Alameda, y ayudar a cruzar la calle a las abuelitas desvalidas. Lavín, quien ya ha intentado hacer llover, nevar, y es un experto en inaugurar piscinas, esta vez podría organizar un campeonato de taca taca en la plaza de armas, y como premio, regalar dos pasajes al mundial de Brasil 2014. Tohá, si se asesora con Luli, se convertiría en una eximia bailadora del caño, con un par de pitutos en Morandé, los matinales, y la fiebre del baile, seguro que da la pelea el 2013. En fin, ideas hay muchas, es cosa de pensar cual podría ser la de mayor impacto televisivo.
La política chilena, esta repleta de chapulines colorados, supermanes al peo, y actores frustrados. Y la “gallada”, que vibra con todo lo que se transforma en espectáculo, teletones, rescates y lloriqueos televisados, es capaz de elegir como nuestro líder, a cualquier chanta que haya estado en el lugar adecuado en el momento adecuado.
Con electores tan banales, parafernálicos y faranduleros, podemos terminar en manos de sabe Dios que personaje cualquier día de estos. Así aparecen los Chávez, los Evos, Los Kirchner, y toda la crápula de tránsfugas que pululan por Latinoamérica. Que el diablo nos pille confesados, si el próximo drama televisado levanta la figura de Girardi, MEO, Navarro, o algún otro de la misma índole.

7 comentarios:

  1. Después de que los “shilenos” votaran por esa exagente de la satsi, un inútil e incompetente por donde se la mire, bien limitada (parece que las neuronas las gasto estudiando idiomas en la Universidad Karl Mark, donde SOLO se entraba con el pituto de la…. adivinen LA STASI!!!!), pues ¿de qué te admiras si esa manga de inútiles del 50+1 de los “shilenos” terminan votando por algún boludo farandulero?... aparte de MEO, en una de esas algún maricón de la TV… perdón, un Gay de la TV, los maricones andan en micro, los Gay tienen auto del año y Ipad.

    ResponderEliminar
  2. Heitai. No me admiro, lo encontraría de lo más probable. En una de esas eligen a Don Francisco, y de ministro del interior pone al chacal de la trompeta, al menos sería mejor que el que hay ahora.

    ResponderEliminar
  3. La verdad que siempre me ha llamado la atención la liviandad con que votan los chilenos, no interviene la mente y en la mayoría de los casos ni el corazón, parece que votaran pensando con el poto y los partidos políticos lo saben y aprovechando la influencia de la televisión buscan sus candidatos en actores, comentaristas, animadores y por último en personas que por aparecer a diario en los canales se hacen conocidos de los electores y así el parlamento y alcaldias se han llenado de sujetos cuyo único mérito es, como lo dices, haber estado en el lugar y el momento adecuado. Hay que recordar que el ganster se inició como oscuro combatiente de cucacharas, ratones y moscas en restaurantes y negocios de comida, pero aparecía a cada rato en la tv y ahora lo tenemos como presidente del Senado, lo mismo con los presidentes del colegio médico, Ascuí por ejemplo, y para que seguir, nos hemos llenado de chantas que dirigen el país. Mi temor es que con electores tan banales, surja cualquier pelafustan que se muestre bastante en la tele y eso le permita conquistar las simpatias de esos electores que, por su simpleza, son más peligrosos que mono con navaja. Como serán que la Bachelet, nefasta presidenta lidera las encuestas para la elección presidencial. Eso dice todo sobre la calidad de los electores
    El peso de la tele quedó demostrada cuando Allamand, oscuro sujeto, que no tenía ninguna posibilidad, hoy, después de aparecer a cada rato en la tele debido a la tragedia de Juan Fernández, en la que faltó poco para que apareciera como rescatista, se ha elevado en las encuestas y aparece como potencial candidato del engendro político que nos gobierna.
    Parafraseando, vamos mal, mañana peor

    ResponderEliminar
  4. Faltan los que el día anterior a cada elección, preguntan (y no son pocos)...¿Y a tí, quién te tinca pa'mañana?...o los que preguntan...¿Mañana, por quién hay que votar?...los hay quienes lo echan al cachipun, al caraosello, también quienes lo hacen por que el tipo tiene los ojitos claritos (¡pobres mapuches!), o toma yogur o trotan, o lo hacen por reciedumbres de apellidos políticos: Frei, Alessandri, Allende, Letelier, etc., o la posibilidad de un pituto...¿Cómo vamos ahí?

    Solo cuando este círculo vicioso de malos políticos y malos electores se rompa y quede atrás, recién ahí, a Chile y quienes viven sobre este, se les comenzarán a alargar los pantalones.

    ResponderEliminar
  5. Yerran quienes ven en el lucro la causa de los males de nuestra alicaída educación, la realidad es todo lo contrario; ha faltado lucro, pues el lucro es obtener una ganancia tras una inversión, y en educación, así como también en Salud, los montos han sido duplicados, incluso triplicados y más en 20 años y los índices (ganancias) se mantienen invariablemente malos.

    Si existiera realmente el lucro en estos aspectos, los presupuestos, las inversiones, o aportes parcelados, deberían estar amarrados a claras y definidas metas y propósitos específicos, evaluables y cuantificables, y no solo hablar de buena educación en general...metas claras, tiempos inexorables,...va el billete, o si no, No!

    A Piñera y sus boys les ha faltado astucia, pues bastaría adoptar y llevar este discurso ante la comunidad plena y también ante los que hoy añoran verlo arrodillado y fracasado, aprovechando de paso el gran impacto que ha suscitado en la comunidad todo este problema, presentándolo como el deseo cierto de ésta, que quiere, y para ello es que hace un sacrificio, para que, y en el más corto plazo posible, ver a nuestros jóvenes dotados de la mejor educación enfrentando un futuro promisorio.

    Pero mientras, esté jugando arratonado atrás, preocupado de controlar solo el flanco derecho (Labbé)...y a la defensiva, le seguirán pasando goles por el flanco izquierdo, ...y de laucheros más encima.

    ResponderEliminar
  6. Hunter. Así es. Aquí la gente dice que los políticos son de lo peor, pero los que los eligen son ellos mismos. Y lo hacen por los motivos que ya comenté. Por lo tanto. ¿Tienen tanto derecho a reclamar?. Yo pienso que no lo tienen. Pero lo hacen igual, que la vamos a hacer.

    Renato. Los que preguntan por quien hay que votar mañana, deben ser los mismos que llegan a clases preguntando si hay prueba. En cuanto al lucro, ayer recomendé en el blog de Don Hermógenes, la columna en La Segunda de Sergio Melnick. Vale la pena que la leas, Melnick es seco.

    ResponderEliminar
  7. Maximo, gracias, pero creo que soy de los primeros en leer a estos dos columnistas, son los últimos de los que dicen las cosas como son en Chile, bien por ellos.

    ResponderEliminar