El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 19 de octubre de 2011

LOS INDIGNADOS POR TODO.

Hay un montón de gente que anda enojada, ahora les dicen indignados. Con los políticos, la iglesia católica, las Isapres, las AFP, el jefe, el profesor, la señora, el papá y la mamá, los “pacos”, los bancos, las universidades, los colegios, la línea de crédito, el registro electoral, el retail, en fin, andan enojados con todo el mundo. Yo no se si estos gallos(as) se creen perfectos e inmaculados, no se si son narcisistas que piensan que todo el mundo les debe algo a ellos, tal vez no se ven muy seguido al espejo, o quizá que huevada se les metió en la cabeza.
Si utilizaran la mitad del tiempo que malgastan en reclamar en hacer algo por ellos mismos, capaz que se den cuenta que no tienen la razón en prácticamente nada de lo que dicen. Y no me refiero a los activistas políticos que llevan el pandero en estas manifestaciones, sino que a los giles que les compran que el mundo se va a acabar, que el capitalismo se va a acabar, que llegó la hora del juicio final y no los va a pillar confesados.
En este País –y en otros también-, hay personajes nefastos para la sociedad, que esperan que alguien haga algo por ellos, que alguien trabaje por ellos, que alguien les diga a ellos lo que pueden o no pueden hacer, que hagan la fila aquí o mas allá. Ahora el gobierno inventó la nueva maravilla que solucionará todos los problemas, el sueldo ético familiar, donde a la gente la darán dinero por trabajar porque de otra forma no trabajan, les darán dinero por mandar a los hijos al colegio porque sino no los mandan, y les darán dinero por mandar a los hijos al médico ya que sin ese incentivo no los envían. A lo que hemos llegado. Me imagino que los beneficiados por la nueva ocurrencia del estado de Chile, son los mismos que tienen vivienda gratis, educación gratis, salud gratis, jubilación gratis y Transantiago gratis. Solo les falta un carro de supermercado lleno mensual gratis. ¿Y todo esto para que?, pues para que reclamen y reclamen porque encuentran todo malo.
Recuerdo al tipo que entró al Mcdonald’s a pedir su hamburguesa ahora. Y gritaba como orate, ahora, ahora, ahora. El pobre gallo, entre lo que le había puesto entre pera y bigote, y la cantidad de veces que habrá escuchado en la televisión que tiene derechos y mas derechos, pensó que estos incluían la hamburguesa. Algún día, cuando lleguemos a los US$20.000 de ingreso –si llegamos, claro-, si aparece en alguna encuesta, si está de moda, y si deja de ser un símbolo del capitalismo, seguramente las hamburguesas serán un derecho humano. Mientras tanto, nos tendremos que conformar con la educación gratis y el sueldo ético familiar, aunque con un par de marchas por la Alameda, capaz que saquemos hasta las papas fritas y la coca cola. Total, en el pedir no hay engaño, sino pregúntenle al loco del Macdonald’s.





16 comentarios:

  1. Aunque estoy muy desacuerdo con los indignados, no comparto Máximo tu visión sobre el ingreso ético familiar ya que pretende erradicar la pobreza en Chile y dar una cantidad de dinero para pasar el mes a los más pobres. No es que se le este dando dinero a quienes tienen para sustentarse sino a los más desposeídos por lo que tampoco me parece un subsidio excesivo.

    ResponderEliminar
  2. Carlos. Primero que nada, lo que encuentro bizarro es que existan personas a las que les tenga que pagar para que manden a sus hijos al médico o al colegio, tomando en cuenta en que para ellos no tienen costo porque son servicios que entrega el estado en forma gratuita. Por lo tanto, para analizar si estas medidas erradican o perpetúan la pobreza, hay que considerar con que tipo de gente se esta tratando y cual es su visión de la vida. ¿Qué tipo de gente necesita que les paguen para velar por el bien de sus hijos?. ¿ No crees que es mucho?.
    En mi opinión, y tomando en cuenta medidas de este tipo y similares incluso en Países europeos, puede que soluciones un asunto puntual e inmediato, pero acostumbras a la gente a depender de los subsidios del estado, es solo clientelismo político. Si el estado le da estos beneficios a los que considera pobres, esta gente no quiere dejar de ser pobre ya que perdería dichos beneficios. Por eso perpetúan la pobreza en lugar de erradicarla.

    ResponderEliminar
  3. Carlos y Máximo, el tema que están tocando es bien delicado y muy profundo para países como Chile.
    Es obvio que mucha gente en este país no tiene resuelto la parte económica, a diferentes niveles existenciales.
    Creo que es sumamente dañino dar subsidio "para todo". Como dices tu Máximo, Europa iba durante años a países "tercer mundistas" regalando víveres, atención medica, todo lo que entra en la canasta" básica" declarado por el ser humano para vivir. Fue un fracaso absoluto, los pueblos cayeron en más pobreza y se atontaron.
    Aquí en Chile la gente pobre no tiene educación...como dices tú Máximo ni siquiera de cuidar sus hijos en algo que para ellos no tiene costo. Ellos necesitan aprender de administrar su vida, que sus hijas no quedan esperando con 14 años, una educación minina. Los economistas, sociólogos a cargo de un gobierno saben esto perfectamente. El subsidio es para ganar votos. Bachelet experta en el tema, este gobierno sigue el mismo estilo. Entre que suben en las encuestas y mantienen tonto a la masa, es uno de sus fines destructivos aplicados.

    ResponderEliminar
  4. Heike. Es tal como tú dices, este experimento no resultó en ninguna parte. Porque genera dependencia del estado, y porque incentiva a seguir siendo considerado pobre para continuar recibiendo las subvenciones.

    ResponderEliminar
  5. Mi estimado Máximo, respecto a tu primer párrafo lo real es que a esa gente no se le metió, le metieron "huevadas" en la cabeza. Lo que me llama la atención es la sincronización con que actúan estos indignados en diversos países del mundo. Cúal es la mano negra o roja que los maneja? No se, pero no son movimientos espontaneos.
    Ahora, los giles hacen nata, si volaran taparian el sol completamente, que el mundo se acaba, pero si acá en Olmué se han construido bunkers como para soportar años encerrados y ser los nuevos Adán y Eva. No hay salud.
    Acá, como lo he dicho tantas veces, el problema es la raza, estamos acostumbrados a que nos den todo, a trabajar poco, pero ganar mucho, que nos den feriados hasta porque llueve, los políticos están creando una raza de vagos acostumbrándolos a todo gratis, salud, vivienda, educación, hasta jubilaciones e indemnizaciones fraudulentas y en vez de condenarlas, se aplaude la viveza criolla.
    En cuanto al carro de supermercado hace rato que estoy diciendo que pronto empezarán a decir que la alimentación es un derecho inherente a la persona humana y pedirán alimentación gratis. así vamos y para contentar a es manada de vagos, vamos imponiendo más y más impuestos.Ya estoy chato de tantas cargas ei mpuestos, a la renta, contribuciones, permiso de circulación, a los combustibles, IVA, peajes, parquímetros, y un largo etc. y para más, cuando se imponen gravámenes a las industrias o empresas, éstos los cargan a costos y terminamos pagándolos nosotros.
    Indignados deberiamos ser todos los que mantenemos con nuestros impuestos a toda esta manga de vagos y sinverguenzas.

    ResponderEliminar
  6. Puede ser que los incentivos no sean los más adecuados pero encuentro que hay una diferencia con los demás subsidios ya que este es de carácter permanente y con el dinero que se otorga se pretende erradicar la pobreza no aumentarla. En Europa los subsidios son excesivos y como a la gente le duele perder algo (siendo que en realidad es injusto ese tipo de subsidios) termina protestando.

    ResponderEliminar
  7. Hunter. Tienes razón. “les metieron”, y fue un paciente trabajo de joyería. La sincronización de estas protestas a nivel mundial no deben ser casualidad, yo me inclino mas por la mano roja que por la negra. En cuanto a los impuestos, es robo mas grande son las contribuciones de bienes maíces, eso no tiene ninguna justificación, es un verdadero robo pagar por tener algo por lo que ya pagaste.

    Carlos. Tú dices que este subsidio será permanente, ese es precisamente el problema, ya que la única forma que se retirara ese subsidio, es que la gente dejara de ser pobre dentro de los rangos que maneja el gobierno para considerar la pobreza, entonces, para no perder los subsidios no conviene salir del rango de la pobreza, por eso la pobreza nunca termina, ya que no le conviene a la gente. Es mas, si la gente comienza a mejorar su situación económica, engaña en las encuesta para medir la pobreza para no perder esos beneficios. Es un circulo perverso.

    ResponderEliminar
  8. La última frase de Hunter es muy cierta. Deberíamos generar un movimiento que se niegue a pagar impuestos en la medida en que éstos sean usados de manera injusta (sé que es bastante utópico). Ahí veríamos cómo se los arreglan los vagos para vivir, porque el PC no puede pagarles sueldos a todos como hace con los flojos máximos (a que no adivinan quiénes son (?)).

    ResponderEliminar
  9. Y llegamos a lo que siempre he dicho, la izquierda junto al estado no solo NO acaban con la pobreza, la mantienen y la fomentan, por ello, las ideas de izquierda no han llevado a nación alguna en el mundo al desarrollo, así lo demuestran los porfiados hechos, el problema es que las personas y los giles son más porfiados aún que esta.

    ResponderEliminar
  10. Me acordé de algo que traduje hace unos meses. El texto original no es mío:

    "(....)En este espíritu, proponemos el mejor precedente histórico: Lenin. La organización comunitaria es de izquierda, la agitación anti-capitalista. Se trata de manipular a la gente para que se enoje y que ellos impulsen el cambio; el tipo de cambio que ellos buscan, muy pocas veces es positivo. Los organizadores comunitarios, son esencialmente activistas políticos profesionales, que creen que algo está terriblemente mal en Estados Unidos y que ellos son los que hemos estado esperando para arreglarlo."

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Resulta paradójico que los "indignados" pertenezcan a los de aquellas naciones con ingresos más altos en el mundo, y no aquellas en que sus gente "andan a patás con las águilas", pues ellos sí que tienen razones, y "cototas", para estar indignados, pues sobreviven en un mundo de reales injusticias, de precariedad absoluta, muchas mueren por inanición y desnutrición, mientras que al otro lado, los indignados tiene problemas de colesterol e ingesta excesiva de alimentos y baja actividad física, mientras "que al otro lado", andan muertos de hambre todo el día y no paran un rato en trabajos altamente improductivos, quienes nacen y mueren en este lado, de por vida están sin posibilidad de salud, educación ni vivienda, asolados y diezmados por enfermedades infecto contagiosas, de un estándar de vida pésimo, sin acceso siquiera a saber de qué se trata internet ni las redes sociales, por las que se organizan "los otros" cómodamente,


    Los verdaderos indignados debieran estarlo por las desastrosas políticas económicas y sociales, en general, de corte estatales, que conducen a una pobreza dantesca y a una corrupción desatada, que fomentan y mantienen la pobreza y la miseria, pobreza que además les impide organizarse para protestar ante el mundo, dándole a conocer a este el estado de desamparo en que se encuentran...y manifestando que ELLOS SI SON LOS VERDADEROS Y LEGÍTIMOS INDIGNADOS, Y QUE LOS OTROS ES NADA MÁS QUE OTRO CIRCO COMUNISTA para embaucar los abundantes giles que pueblan este mundo.

    No cabe ni la menor duda que esta es otra maniobra más de cínica izquierda mundial, pues "extrañamente" las protestas de los indignados, no tocan casi en lo absoluto al estado, por ejemplo, aquí protestan contra las Isapres, pero nadie contra el sistema de salud público que sí es indignante, en especial para los más pobres, esa parcialidad es la que los delata absolutamente...y como siempre, terminan cayéndose solitos eso les pasa por pasarse de listos.

    ResponderEliminar
  13. ¿Saben?, de verdad me estoy empezando a indignar con todo esta inmundicia izquierdista...no se vaya a dar eso que "nación que no aprende de la historia, está condenada a repetir los errores", pero todo indica que esta vez no estarán los militares en escena, sino, nosotros solitos, que espero, esta vez, no cometamos los mismos errores de los militares, y lo hagamos al estilo comunista: No dejar vestigio ni rastros de oposición, así estará realmente libre Chile alguna vez de la cizaña comunista,

    Amigos, lo que dije más arriba lo hago muy serena y conscientemente, sin una pizca de alteración, soy de los que al momento del derrocamiento de Allende tenía 22 años, así que difícilmente me vienen con cuentos acerca de los comunistas, se puede decir que los conozco, y tanto así, que desde un comienzo jamás dudé que tras todo este movimiento estaba la mano (roja) de estos, el marxismo es un cáncer social, que, al igual que el otro, la única posibilidad de sobrevivir a este es su extracción y extirpación total, de no ser así, las metástasis se multiplicarán y propagarán nuevamente por todo el organismo, acabando con la vida de quien lo padece.

    ResponderEliminar
  14. Revistajupiter, sin ir más lejos el propio Che Guevara propugnaba el odio como elemento de lucha anti imperialista,

    ...Odio, mucho odio contra el imperialismo...para imponer el otro imperialismo, el fracaso comunista, había que crear, según este mentecato, no uno, sino 100 vietnams...Odio, mucho odio, violencia, mucha violencia,

    En el fondo, no han cambiado nada, solo los métodos y los imbéciles.

    ResponderEliminar
  15. Lo que echamos de menos en Chile, y que sería bastante favorable que aparecieran, son los indignados con los indignados, con los vandalos, estudiantes prepotentes e intransigentes y diputados de la Concertacion descriteriados.
    Ese tipo de indignados se echan de menos, pero, con la impotencia ambiente y la burla de la justicia, no me extrañaria que un dia de éstos se rompa el elástico y surja en Chile un indignado con mayúsculas del tipo de Anders Behring Breivik.

    ResponderEliminar
  16. JBS. Cuidado con no pagar los impuestos, eso en Chile es mas grave que saquear e incendiar. El SII funciona como reloj Suizo.

    Renato. El estado quiere mantener la pobreza, ya que si se acaba se termina el socialismo.

    Revistajupiter. Es cierto, y el que cae, cae, después es tarde para reclamar.

    Renato. Los indignados europeos están molestos porque ven caer el estado de bienestar que los mantiene sin trabajar. Están indignados de puro vagos que son

    Cristian. Yo veo que la gente se esta cabreando, pero tienen miedo de manifestarlo.

    ResponderEliminar