El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


viernes, 18 de noviembre de 2011

SE ENOJO EL JEFE.

JEFE: ¿Quien cresta mandó esa carta?.
GOMA: la asesora jefecito.
JEFE: ¿Y en que chucha estaba pensando cuando la escribió?. ¿Y a voh pa que te tengo, que no vigilái a estos weones?.
GOMA: Es que se me fue jefecito.
JEFE: ¿Cómo que se te fue?. Te he dicho mil veces que tenís que estar pendiente, alerta, preocupado.
GOMA: Si jefecito.
JEFE: Si jefecito, si jefecito, es la única weá que escucho todo el día, y cuando salgo a la calle están los nobles, grandes y hermosos tirando piedras. Me tienen chato, aburrido, cabreado.
GOMA: Ya le pedimos la renuncia a la asesora jefecito.
JEFE: Alguna weá que se te ocurra. Ya, y me pedí altiro una encuesta para ver que opinan los weones. Mira que se enojan por todo, y después tengo que salir en la tele riéndome como weon pa’que se les pase.
GOMA: Y si damos un bono diciembre de 20 lucas para que se olvide el incidente jefecito.
JEFE: ¿Y de adonde querís que saque mas plata weon?, si los comunistas me tienen en la cuerera. Y si subo los impuestos la UDI me manda a la chucha. Estai mas weon. No se como se me ocurrió ponerte de ministro, por la chucha.
GOMA: Era una idea nomás jefecito, si no es para que se enoje.
JEFE: Desde que estái dedicado a pelear con los jueces de garantía tenís la pega botá weon. Ya ándate a pedirle la encuesta al pelao será mejor.
GOMA: Si jefecito.
JEFE: Y no me digai mas jefecito weon, que parecis maraco.
GOMA: No me trate así jefe, mire que ahora hay ley contra la discriminación.

20 minutos después……

SEGUNDO PISO: Jefe, bajó un 4%.
JEFE: Conchesumadre, ¿y que hacemos ahora?.
SEGUNDO PISO: Invite a la Camila a tomar onces, le preparamos tostadas con palta y huevo revuelto con te puro, para que crean que es del pueblo. Y le sacamos unas fotos.
JEFE: ¿ Y resultará esa weá?.
SEGUNDO PISO: En una de esas resulta, ¿Cómo sabe?, total, a estas alturas, ¿qué puede perder?.
JEFE: Ya invítenla entonces, pero vean que esta comunista no rompa la mesa.
SEGUNDO PISO: Jefe, acuérdese que no le puede decir comunistas a los comunistas, ¿no ve que va a seguir bajando en las encuestas?.
JEFE: Por la chucha, siempre se me olvida.
SEGUNDO PISO: ¿Alguna otra cosa jefecito?.
JEFE: Si, que no se les olvide ponerle bencina al helicóptero, miren que la otra vez casi me maté por culpa de los weones.




10 comentarios:

  1. Jajajajajaja genial, me hiciste reir con ganas. Yo creo que el jefecito debe estar pensando si valía la pena luchar tanto para conseguir la ambición de toda su vida, la presidencia, donde pensaba que sería amado por todo Chile y al contrario, queriendo ser amado por todos ha intentado estar con Dios y con el diablo, más con éste eso si y sólo ha conseguido ser odiado por todos.
    P.D. No sabía que nuestro presidente era tan deslenguado jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Hunter. Yo creo que en La Moneda la cosa tiene que estar así o peor. Piñera que es tan narcisista y que está acostumbrado a hacer lo que le de la gana, ahora está controlado por sus “amiguis” de la izquierda, y a estas alturas ve que se le va el tiempo, el prestigio, y su lugar en la historia. Tiene que estar de muerte, además, perdió cientos de millones de dólares por darse el gustito, y mira como está terminando.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que a este señor lo que más le duele no es que no lo quieran sino, como tu dices, los cientos de millones de dólares que perdió por satisfacer la ambición de su vida y que no está terminando como el quería. Eso, considerando que es más apretado que mano de guagua y que no se come un huevo para no botar la cáscara, si que de verdad lo debe tener enfermo.

    ResponderEliminar
  4. Hunter. El dice que la plata no le importa, pero eso no se lo cree nadie.

    ResponderEliminar
  5. Extraño, casi todos los ricos dicen que la plata no importa...¿Será porque ya la tienen?

    ResponderEliminar
  6. ¡Genial! Tienes la genialidad de don Hermógenes Pérez de Arce, cuando él inventa unos diálogos en La Moneda.

    Al paso que va Piñera, tendrá irse volando en helicóptero como el presidente de la Rúa. Ese es el objetivo de la izquierda.

    Me morí de la risa.

    ResponderEliminar
  7. Renato. Dicen que no les importa la plata, pero que el bolsillo no se lo toquen. La verdad es que la plata nos gusta a todos, incluido a los rojos.

    Javier. Hace tiempo que quería hacer un dialogo, y la carta de invitación tiene que haber dejado la escoba en la moneda y no podía dejar pasar la oportunidad. No sabía si ponerle tantos garabatos, pero creo que la realidad tiene que haber sido así.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Creo que en la derecha hemos sido, políticamente hablando, muy duros con el presidente Piñera. Si bien comparto la mayoría del diagnostico, establecido por don Hermogenes y por todos los blogeros, siento que en la concertación se proyectaba una imagen más unida, se tapaban las torpezas y corrupción de de Lagos y Bechelet. Nosotros, por el contrario, y prácticamente siempre con razón hacemos duras criticas al presidente que nos terminan autodestruyendo, no perdamos de vista que el adversario está al frente y no en nuestro lado. Aunque nuestro socio nos defraude y sea un “tonto útil”, creo que le debemos una lealtad mínima, para que así el sistema funcione y pueda existir la posibilidad de un gobierno mejor y auténticamente de derecha.

    ResponderEliminar
  10. Alejandro. Prácticamente siempre estoy de acuerdo en lo que escribes en el blog de Don Hermógenes. En esta ocasión no lo estoy. Como tu mismo dices, compartes en general el diagnostico, pero piensas que es mejor apoyar al gobierno a pesar de disentir con el, ya que el adversario esta al frente. Yo pienso que el adversario está en nuestras propias filas, y son todas las personas de la “derecha” que piensan que la única forma de gobernar es situarse a la izquierda de la concertación, pero lo único que logran con eso, es obligar a la concertación a correrse aun mas hacia la izquierda para de esa forma no perder a sus electores. Si la derecha-bacheletista-aliancista-socialista gana la próxima elección en base a esta idea, será el fin de la verdadera derecha. Lo mejor que nos podría pasar pensando en el mediano y largo plazo, es que esta gente pierda la próxima elección y se de cuanta que para gobernar lo tiene que hacer con las ideas del sector. Es mejor una concertación que quiera parecer de derecha, a una alianza que quiera parecer de izquierda. El problema que tenemos ahora y que es culpa de la misma alianza, es que ya todos quieren parecer de izquierda.

    ResponderEliminar