El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 5 de febrero de 2012

EL ENEMIGO DE MI ENEMIGO ES MI AMIGO.

El embajador del Reino Unido en Chile, Jon Benjamin, hace hoy la siguiente pregunta  en una entrevista para el diario La Tercera, a propósito del reclamo territorial de Argentina sobre las islas Falkland / Malvinas.: ¿Por qué puede reabrirse este asunto territorial y no otro?. Estoy seguro que el gobierno chileno, que ha apoyado la postura argentina no tendría ni por casualidad una buena respuesta para esa pregunta. Porque claro, Chile tiene “cuentas pendientes” con Argentina, Perú y Bolivia. Ya tenemos un juicio en la corte internacional de La Haya, Bolivia piensa seguir el mismo camino, y ya sabemos que los argentinos no son gente de fiar, no respetan tratados, nos cortaron el gas, no pagan su deuda externa, en fin, los argentinos son complicados, caras de palo, y mas encima se creen mas de lo que son, y eso siempre será peligroso.
Hay un viejo dicho en política internacional y en la guerra, dos cosas que vendrían siendo en la práctica lo mismo: “El enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Ya sabemos que Argentina quería guerra con Chile por las islas del canal Beagle; que se quedó con la laguna del desierto gracias al pusilánime de Aylwin; que si le ganaba la guerra al Reino Unido, nosotros seguíamos en la lista; que se aprovechó de la guerra del pacifico para “negociar” y quedarse con la Patagonia. La política internacional de Chile, que consiste en no tener política internacional y sonreír y decir que si a todo, no sirve, y no lo digo yo, lo dice la historia. Solo hemos ganado las dos guerras contra Perú y Bolivia, y conservamos las islas del sur gracias a que el presidente Pinochet se puso los pantalones, la concertación, o el payaso sonriente con seguridad las hubieran entregado. Con vecinos como los que tenemos, no sirven las negociaciones ni los acuerdos ya que no los respetan, generalmente estos Países están gobernados por populistas y demagogos que utilizan estos temas para mantener en calma a sus respectivos populachos bárbaros, en fin, reitero lo mismo, no son gente de fiar.

El periodista le pregunta a Benjamin lo siguiente, esta es su respuesta, y es para meditarla:.

¿Es reprochable reabrir temas territoriales?
Si alguien va a abrir temas de 1833, otros van a abrir otras cuestiones territoriales de una fecha anterior o posterior a eso. O sea, a base de qué se pueden reabrir ciertas cuestiones territoriales y no se pueden abrir otras. Y no me estoy refiriendo a un caso específico. Estoy apuntando a la lógica, porque existen un montón de cuestiones territoriales en todo el mundo que se produjeron en una fecha posterior a 1833 y algún bando podría exigir que se reabran.

Le encuentro toda la razón a Benjamin, y su respuesta es diplomática, pero va con nombre y apellido.


8 comentarios:

  1. piñata no sabe leer, además hace rato que esta loco, así que no es posible saber que cosa piensa un demente.

    ResponderEliminar
  2. A propósito de tú post, ¿Qué hace Chile en ese nuevo engendro burocrático creado por Chávez, en que la primera reunión aparece Cuba, Venezuela y Chile? Se llama CELAC.

    ResponderEliminar
  3. La paz de post-guerra europea ha consistido, precisamente, en no cuestionar las fronteras desde una determinada fecha, o habrían surgido pequeñas guerra entre Francia y Alemania, Alemania y Polonia, y ésta contra Rusia.

    ResponderEliminar
  4. Heitai. Yo si se lo que piensa Piñera, hacer lo que le conviene a el, solo a el y a nadie mas que a el. Si para ahorrarse un lío tiene que ayudar a Argentina, lo hace sin vacilar.

    ResponderEliminar
  5. Javier. Pienso que Chile está en el CELAC porque no quiere estar mal con la izquierda latinoamericana de Chávez, Fernández y cia. Piñera les dice que si a cualquier estupidez que le pidan para ahorrarse un problema, confunde la neutralidad con la sumisión. Imagínate que estos mismos gobernantes son amigos del loco de Irán.

    ResponderEliminar
  6. Tu lo has dicho, nuestro país no tiene una política internacional, ésta depende de cada gobierno de turno y por eso es tan cambiante, durante la guerra de Las Malvinas, el gobierno militar derechamente estuvo con Inglaterra, hoy el populista cree que hay que estar con Argentina, pese a todas las canalladas de ese país, que sin necesidad de guerras nos ha quitado miles por no decir millones de km2, aprovechándose de nuestro estupido americanismo y de la ingenuidad de nuestros gobernantes, pero si hasta fuimos a una guerra con España por un asunto que no teniamos nada que ver, un problema entre España y Perú y terminamos con Valparaíso bombardeado por la escuadra española.
    A propósito del carácter de aficionados de nuestros M. de RR.EE.y de la falta de una política internacional uniforme, en un solo sentido, independiente del color político del gobierno de turno, creo que nuestro país se ha metido en un zapato chino al aceptar el litigio con Perú, el personal del palacio de Torre Tagle, la cancillería peruana, es absolutamente profesional, su política internacional ha sido una, cualquiera sea el gobierno, y se enfrenta a optimistas aficionados que dan el juicio por ganado. Temo que la corte de La Haya nos perjudique en su resolución y los optimistas del gobierno queden plop.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se dieron cuenta con la rapidez y fiereza que respondieron algunos funcionarios de gobierno como Chadwick y Mañalich a la sensata e incómoda, pero absolutamente verídica, columna de opinión del economista Luis Larrain de LyD respecto a que el gobierno de Piñera no actúa con las ideas de derecha (http://blogs.elmercurio.com/reportajes/2012/02/04/politica-y-
      principios.asp)?
      Malalich calificó esta columna como "repugnante" en su twitter, con una indignación que no le escuché cuando, en una entrevista de Agricultura, le preguntaron su opinión acerca de los dichos del comunista Hugo Gutiérrez cuando expresó que votaría cualquier ley o proyecto que fuera de modo contrario a la que lo haga la derecha . Ahi dijo que eso le parecia "complejo", no "repugnante"

      Eliminar
  7. Hunter. Asi es, o las autoridades chilenas piensan que los argentinos se transformaron en blancas palomas, o dicen que si a todo para que no salga la Fernández o alguno de sus gomas a “echar la espantada”. Ya le tienen miedo a los comunistas y ahora a los argentinos. ¿Pensaran que con esto pueden bajar en las encuestas?.

    Cristian. De Mañalich no esperes nada bueno, es por lejos, el personaje mas nefasto de este gobierno, y su accionar solo confirma que el enemigo del gobierno no está en la oposición, sino que en la derecha. Los infiltrados se tomaron el gobierno, y en la próxima elección hay que sacarlos de ahí, o la verdadera derecha se muere.

    ResponderEliminar