El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


martes, 21 de febrero de 2012

SUBSIDIOS: NEGANDO LA REALIDAD.

Está claro que la revuelta de Aysén corresponde a un paso mas de la revolución comunista que está dirigida desde Santiago, y a su vez a estos los dirigen desde Cuba y Venezuela. Eso es una cosa. ¿Pero que piden o desean en el fondo los habitantes de Aysén, pero los verdaderos?. Bien simple, quieren cosas gratis, igual que el resto del País, y el resto del planeta. Los motivos para argumentar o amenazar con una revuelta para conseguir cosas gratis, son innumerables. Pobreza, aislamiento, necesidades, deseos, injusticias, despreocupación, flojera, desidia, falta de imaginación, etc. Siempre hay un buen motivo para justificar una mala acción. Claro que bueno para el que recibe, pero malo e injustificado para el que paga. Es aquí cuando aparece el gobierno de turno que quiere ser reelegido para seguir dándose el gustito de sentir el poder en sus manos, y se inventó un nombre para dar al que dice no tener: Subsidios. De los subsidios viven los políticos, y los reclamones de turno. Un subsidio es en el fondo, la forma mas efectiva de distorsionar la realidad sin que se note. ¿Qué en Aysén son caras las sandias?. Pues se subsidian las sandias, aunque lo lógico sería que la gente comiera algo que reemplace a las sandias y cueste menos. Ejemplo: Un granjero de Montana come carne de vacuno, y un esquimal de Groenlandia come focas. ¿Será necesario explicar el porqué?. Supongo que no. A ninguna persona normal se le ocurriría subsidiar las focas en Montana, ni las vacas en Groenlandia. Otra petición de los huelguistas es que exista un sueldo mínimo especial para esa zona del País. Que buena idea!!!, Que gran justicia!!!., dirán algunos. Pues no es ninguna buena idea, lo que se está pidiendo es subsidiar la mano de obra. Según los principios mas elementales de la economía, ¿Qué diferencia hay entre subsidiar una foca, una vaca, una sandia, o la mano de obra?. Ninguna en lo absoluto. Lo único que se lograría al subir artificialmente el sueldo en esta región, es crear inflación, la que se terminaría por “comer” la diferencia de sueldo, el subsidio dejaría de cumplir su objetivo y se transformaría en dinero de los contribuyentes botado a la basura. Así de simple. ¿Se acuerdan del gas de Magallanes?. Pues es lo mismo. El desarrollo se consigue trabajando, aumentando la productividad, innovando, y no subsidiando. Los colonos alemanes no necesitaron ningún subsidio para transformar los bosques de la región de los lagos y de los ríos en una de las zonas mas desarrolladas de Chile, no veo porque la gente que vive en Aysén necesite ser subsidiada por los contribuyentes 150 años después de que los germanos nos mostraron el camino para salir de la pobreza y llegar a la prosperidad.

7 comentarios:

  1. Es una contradicción que los "indignados" de Aysén pidan subsidios y regulaciones, y que al mismo tiempo reclamen contra el centralismo. Lo que piden ellos es más dependencia del estado, y eso significa más centralismo.

    ResponderEliminar
  2. RJ. Piden subsidios porque dicen que son pobres, pero una parte de los que protestan se oponen a las centrales hidroeléctricas, a las carreteras, y a los salmones. ¿?.

    ResponderEliminar
  3. El viernes o sábado me publican una columna en El Dínamo donde digo lo mismo.

    ResponderEliminar
  4. Con esa calidad gente, los norteamericanos se hubieran quedado con las 13 colonias.

    Al chileno con o sin educación escolar, universitaria y post-título, no le gusta el trabajo duro. Hasta podríamos aprender de Israel. En el sentido de convertir un desierto en un vergel.

    ResponderEliminar
  5. Javier. Buen ejemplo el de Israel, es una democracia, tienen un nivel de desarrollo humano y tecnológico tremendo, y viven en el mismo desierto que los árabes, que salvo los que tienen petróleo, el resto se muere de hambre y son todas tiranías.

    ResponderEliminar
  6. Israel NO ES una democracia! Es un país totalitario, antidemocrático y racista. Lo que si, en su afán de sobrevivencia en un entorno hóstil, tiene grandes succesos en agricultura. El petróleo de los Arabes comercializan las empresas internacionales, y como Chile NO recibe 4 dolares por libra de cobre, estos paises árabes NO reciben 120 dolares por barril. Me extraña su razonamiento superficial.
    Volviendo al tema de Aysén - no le parece, que construir caminos, hospitales, colegios, aeropuertos es el rol de Estado? Es muy abandonada esta zona, igual que le Gran Norte y no me parece que fuera justo. Claro que, de punto de vista libertariano, los que viven ahí pueden y deben abandonar esta zona y venirse al Chile Central.. cierto. Pero también es cierto, que invirtiendo en la infraestructura básica, Chile tendería un gran retorno de beneficios de exportaciónes agrícolas o industriales y de turismo.

    ResponderEliminar
  7. Stan. Si Israel no es una democracia, ni me imagino que serán sus vecinos, que quieren destruir Israel por tener otro Dios.
    En cuanto a las protestas del sur, yo me refiero a los subsidios, a regalar plata de otra gente, eso no conduce más que a perpetuar la pobreza y a pedir nuevos subsidios. ¿Infraestructura?, pero si ellos mismos son los que no quieren las represas, ni la carretera que pasa por el parque se Tompkins, no quisieron la planta de aluminio, y muchos de ellos tampoco quieren a las salmoneras. No quieren trabajar, quieren que les den cosas.

    ResponderEliminar