El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


sábado, 17 de marzo de 2012

HEGEMONÍA MARXISTA.

Estamos viviendo una revolución comunista gramsciana. Gramsci elaboró el concepto de ‘HEGEMONIA”,Según este concepto, el poder de las clases dominantes sobre el proletariado, no está dado simplemente por el control de los aparatos represivos del Estado, ya que este poder se podría contrarrestar oponiéndole una fuerza equivalente – la revolución clásica-. Entonces, el poder de la clase dominante, está dado fundamentalmente por la "hegemonía" cultural que ejercen sobre las clases sometidas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas y de los medios de comunicación. A través de estos medios, las clases dominantes "educan" a los dominados para que estos acepten su sometimiento y la supremacía de la clase dominante como algo natural y conveniente, inhibiendo así sus deseos de revolución. Lo que ha hecho la izquierda en Chile durante estos últimos 20 años, es imponer su hegemonía cultural al resto del País, y ahora ya no hay nadie que se pueda oponer a la verdad que ellos han impuesto. Entre estas “verdades” oficiales que tienen que ser aceptadas están: Los militares mataban, y los jóvenes idealistas solo defendían la democracia (¿y los comunistas no matan?). Los empresarios explotan a los trabajadores (¿y los trabajadores no roban, flojean, faltan?). Los impuestos solamente pueden subir (¿y por qué?). La legislación laboral solo se puede rigidizar (¿y por qué?). Las “cosas” se obtienen por ser un derecho (¿y de donde nace ese derecho?). Los ricos tienen que pagar impuestos para que puedan vivir los pobres (¿y en que lugar del mundo se ha terminado la pobreza subiendo impuestos?). El gasto público solo puede aumentar (¿y el Estado gasta bien o mal el dinero?). El sistema binominal es malo y hay que cambiarlo (y a que nos llevó el antiguo sistema electoral?). En fin, agreguen ustedes las “verdades” que quieran, faltan muchas mas. Como pueden ver, a continuación de cada “verdad”, hay una pregunta que la desmiente, pero la gran parte del País no se hace esa pregunta, ya que sus mentes han sido moldeadas para que no cuestionen lo que se difunde como verdad, así, la mayoría de chilenos a engrosado el grupo de “clase sometida”, y sin darse cuenta, están precisamente sometidos a la hegemonía que impuso la izquierda. A esta situación comúnmente se le denomina “lavado de cerebros”, pues la explicación a esto se encuentra en las ideas gramscianas, que con tanto éxito se están implementando en el País. El “movimiento estudiantil” del 2011, y el “movimiento social” de Aysén de estos días, son justificados y apoyados por gran parte de la población (clase sometida), gracias al trabajo de “educación” que le permitió a la izquierda lograr la hegemonía que hoy la tiene como la clase dominante.

4 comentarios:

  1. La derecha conservadora tiene buen ojo para reconocer el gramscismo en las instituciones. Obviamente, no estoy diciendo que tú seas conservador. Pero parece los intelectuales de la 'derecha boutique' son tontos o se hacen. Justamente, este año o el año pasado el ex diputado Antonio Leal publicó un sobre ese pensador italiano. Leal fue comunista.

    En la Moneda no hay de lectores de Gramsci,ni de Maquiavelo, ni Aristóteles y el Segpre tiró por la borda a Friedmann.

    ResponderEliminar
  2. Javier. La derecha boutique solo lee encuestas, piensan que ahí están las respuestas, el problema es que en las encuestas solo encontraran chimuchina del día a día, el verdadero conocimiento esta claro desde hace siglos. Mientras la derecha se pasó 20 años cediendo posiciones, la izquierda hizo un trabajo de joyería en la manipulación mental de los chilenos.

    ResponderEliminar
  3. Ayer en un programa nuevo de CNN, el antropólogo Pablo Ortúzar le dijo a unos panelistas concerta, que la única manera que tuvo y tiene la revolución marxista de Camila, es a base de slogans, y que sus seguidores no entienden los slogan, pero como son sencillos y pegajosos, los repiten aunque la substancia del slogan atente contra sus propios intereses.

    ResponderEliminar
  4. RJ. En eso consiste la “revolución cultura” gramsciana, la Vallejos tiene hegemonía sobre sus seguidores. Es eso o las armas. Pero el objetivo es el mismo, llegar al poder para instaurar un sistema comunista.

    ResponderEliminar