El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


sábado, 3 de marzo de 2012

OLVIDANDO EL PASADO.

Laurence Golborne, se refirió a la construcción del mall en el casco histórico de Castro, y señaló que la responsabilidad es de quienes aprobaron este proyecto que ha despertado críticas tanto en Chiloé como en el resto del país. -Oiga Don Laurence, ¿y la media embarradita que dejaron en Providencia con el Costanera Center?. ¿Sabe a lo que me refiero?-. Ah no, si no va a saber, si usted era el gerente de Cencosud cuando presentaron el proyecto a la Municipalidad. No se me haga el leso ahora. Y mas encima el ministro se hace el chistosito, y dijo: "La responsabilidad, como dice ese dicho chileno, no es del chancho sino de quién le da el afrecho, quienes aprueban finalmente esas obras, quienes efectivamente establecen las normativas tienen que hacerse responsables después de lo que ahí ocurre”. -Mire ministro, ahora si que se pasó. ¿O sea que el Sr. Paulmann es un chancho?. ¿Y cuando trabajaba para él le decía chancho o jefecito?-. No me quiero ni imaginar lo que diría del payaso sonriente si lo “corta”. Pero Golborne andaba inspirado, y para no quedar corto espetó lo siguiente: "Yo coincido plenamente de que aquí hay un problema quizás de criterio y sentido común, pero antes que nada hay un problema de normas, porque a mí puede gustarme o no gustarme el mall y efectivamente encuentro que es increíble hacer esa estructura ahí, pero la realidad como sociedad es entender que tenemos que definir claramente lo que esperamos y lo que queremos en cada zona". ¿Y que queremos de Providencia, si ahora sin mall nos podemos demorar media hora en recorrer las 4 cuadras que hay desde Apoquindo a Providencia?. -Golborne, no seas oportunista, tu sabes que manda el plan regulador, que es conocido por todos, y no puedes esperar a que un edificio lleve siete pisos para ponerte a alegar-. Pensé que eras una persona seria. Longueira se declaró “impactado”. ¿Qué horror verdad?, pobrecito el ministro, que encuentra que el proyecto es una falta de visión y una chambonada. Cruz Coke encuentra el mall “grosero y aberrante”. Era de esperarse estas reacciones de los políticos mejor evaluados del gobierno, luego de que el mall se ha paseado por Twitter. Hay que estar con la gente, hay que estar con el pueblo. Pero siempre hay una voz razonable, y esta vez le correspondió al ministro de vivienda, Rodrigo Pérez Mackenna, sacar la cara por la gente cuerda y poner las cosas en su lugar, aclarando que los planes reguladores son aprobados con una consulta a la ciudadanía, y que es la dirección de obras de la Municipalidad la encargada de fiscalizar que la edificación cumpla con dicho plan regulador, y con el proyecto previamente aprobado. ¿Simple verdad?. Parece que en el gobierno aun quedan algunas personas serias, aunque al parecer no son la mayoría. ¿Qué que opino yo del mall de Castro?. ¿Y por que tendría que meter yo la cuchara en esto, si vivo en Santiago?. ¿No tienen barricadas en Aysén para pedir una verdadera regionalización?. Pues ahí tienen la regionalización, la gente de Castro, aprobó el mall de Castro. Si a ellos les sirve, bien por ellos. P.D. Me imagino que no estarán esperando un telefonazo del payaso sonriente a los propietarios del mall. ¿O quieren un Barrancones II?.

7 comentarios:

  1. Con el actual gobierno es imposible que atraiga arquitectos para que hagan edificios u hoteles como hay en Dubai y Taiwan.

    Serían un escándalo.

    ResponderEliminar
  2. Javier. El principal problema consiste en que si no sale en la televisión o en los diarios, las autoridades no hubiesen dicho nada del proyecto del mall. Yo pienso que ni les importa, pero ante el “show”, ahora casi todos se suman a la crítica. Es solo populismo. Imagínate Golborne, no tiene autoridad moral para opinar al respecto.

    ResponderEliminar
  3. Yo no entiendo que si la gente de Castro no reclamó, incluso apoya el mall por las fuentes de trabajo que implica, porque sujetos que no son de la zona han hecho tanto escándalo con el pretexto que es un atentado a la armonía del pueblo, que los turistas dejarán de ir, etc. Está bien la defensa de patrimonios, de armonía, ser ecológicos, pero eso no puede llevarnos a que vivamos en cavernas, comamos raíces y carne cruda por no derribar árboles. Yo creo que se nos está pasando la mano.
    Y como esas entidades meten bulla y son eventuales votos, ahí están ministros candidatos haciéndose parte de los reclamos y protestando contra ese "atentado".
    No tendrán otra cosa los ministros que estar atento a cualquier queja que trascienda para de inmediato apoyarla y como Golborne llegando a quemar lo que ayer adoraron y hoy adoran lo que ayer quemaron.
    A propósito de andar mostrándose y apareciendo en la tele para mantenerse vigente, encuentro patético que Allamand, por la caida de una avioneta con 8 personas, se haya transformado de nuevo como ministro en campaña para dirigir la búsqueda. Está bien, es algo lamentable, pero da como para que un ministro encabece la búsqueda y emita opiniones ante cualquier cámara que lo siga, porque lo primero que hace es asegurarse que la prensa está presente en sus actividades. Allamand, no sabes acado que hay entidades encargadas del rastreo de de aviones o avionetas perdidas y no es necesario que andes metiendo tus narices de candidato?

    ResponderEliminar
  4. Hunter. El mall ya tiene siete pisos, está casi terminado, y ahora alegan. Otra cosa que es bien importante, es cierto que la edificación no está a escala con las casas de madera que hay abajo, pero eso quiere decir que los políticos pretenden que esa zona se quede detenida en el tiempo, y que sus habitantes nunca cambien esas casas por edificios mas modernos, pero todos los políticos que alegan viven en Las Condes, cerca de clínicas, malls, autopistas, colegios, y demás beneficios de la vida moderna. En cuanto a Allamand, sin comentarios, como será lo vergonzoso de la situación, que estoy completamente de acuerdo con la columna de Carlos Peña de hoy en El Mercurio, algo que rara vez pasa.

    ResponderEliminar
  5. Eso pensaba ayer. Sin la confianza de Paullman, Golborne sería un oscuro ejecutivo de banco, pero como es candidato, ahora anda con discursos a prueba de encuestas como "soy de clase media" y criticando el progreso y desarrollo de los verdaderos emprendedores.

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón, Maximo sobre Golborne. Carece de autoridad moral.

    ResponderEliminar
  7. RJ y Javier. Si Golborne gana la próxima elección, al parecer nos encontraríamos con un Payaso II.

    ResponderEliminar