El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 15 de abril de 2012

CONVICCIONES vs EMOCIONES.

La ministra Matthei, franca y clara como en sus mejores tiempos pre ministerio, época en que defendía convicciones que seguramente aun mantiene, pero que no son tan trascendentes como si lo es obtener y permanecer en el poder a toda costa, dice hoy en El Mercurio lo siguiente: “Lo que decide una elección es el voto marginal o voto blando, como le llaman, y ese voto no tiene que ver con convicciones, sino con emociones”. La ministra tiene razón, esos votos son los que definen las elecciones, también las deciden los votantes a quienes se les ofrece mas de lo que le ofrece el rival, y para eso en Chile sobra plata mientras haya contribuyentes a quien quitársela. Lo que dice la ministra entonces, es que la alianza socialdemócrata pretende seguir gobernando para la izquierda que le entrega esos votos “blandos”, “marginales”, o “interesados” imprescindibles para mantenerse en el poder a toda costa, esto es, a costa de las convicciones que la misma ministra desprecia al momento de hacer campaña y gobernar, ya que en sus propias palabras, no deciden la elección. Si, la ministra está en lo cierto. Lo que no nos dice Evelyn Matthei, es para qué quiere el poder si no va a gobernar de acuerdo a las convicciones que se supone tiene, y tampoco nos dice la razón por la cual tendríamos que votar por ellos los que si tenemos, mantenemos, y queremos reflejar en un futuro gobierno aquellas convicciones que no sirven para ganar la elección, ni para gobernar sin que salga la jauría de izquierda a vociferar, amenazar, y destruir a las calles del País. La otra duda que deja la ministra con sus declaraciones, es para qué quieren llegar al poder a hacer un gobierno que perfectamente puede llevar adelante la Concertación. Es mas, muchas de las decisiones que ha tomado este gobierno de las no- convicciones, las criticaron en el momento en que la concertación que era de centro izquierda pero que ahora parece de centro derecha en comparación a quienes nos gobiernan las trató de implementar, y han tomado algunas decisiones que la concertación ni siquiera se atrevió a plantear o de plano las rechazó en su momento, como bien hizo el ministro Velasco al negarse a subir los impuestos al ser una mala idea. De las declaraciones de la ministra, me queda claro entonces, para que quieren el poder, pero no me queda claro la razón para apoyarlos. Si alguien de los lectores de este blog conoce a la ministra, le agradeceré le pregunte para así salir de la duda. Hasta que eso pase, seguiré pensando que es mejor votar por la Concertación, con un nudo en la guata, pero al menos no con ganas de vomitar.

9 comentarios:

  1. Cuando Matthei va con los canales de TV a fiscalizar los neumáticos de los buses, ¿lo hace por emociones o por convicciones?

    ResponderEliminar
  2. Buen articulo MAXIMO. Hasta mejor votar por la Concertacion que mantiene la paz en las calles.
    Entre la copia y el original, mejor este ultimo.
    O si es mucho el asco de votar por la cleptocracia, abstenerse no mas.
    Chile no es sinonimo de Socialismo, y alguien tendra los cojones de asi decirlo y convencer a los que claman por voces francas

    ResponderEliminar
  3. RJ. Por populismo. Para apelar a las emociones de la gente que quiere que el Estado
    “los proteja”.

    Andrés. Mi idea es votar por la Concertación para presidente, y por la Alianza para Diputados y Senadores. Dejar lo que había antes, que no era lo ideal, pero al menos era mejor que esto. ¿Qué la Concertación hará un mal gobierno?. Seguro. ¿Y?. ¿Acaso la Alianza hará uno bueno?.

    ResponderEliminar
  4. Y... luego de tanta tontera, ¿leiste que la gente de Castro votó en más de un 95% a favor del Mall???? claro, que nada en la TV... a los simiodistas no les gustó la democracia por que perdieron.. además.. si piñata sabe.... el HDP va corriendo a inagurarlo.

    ResponderEliminar
  5. Heitai. No tenia idea, yo pensaba que lo apoyarían en un 80%, nunca pensé en tanto. Me parece bien, para que los que opinan desde su escritorio o de su casa en Las Condes a 5 minutos de un Mall cierren el pico de una buena vez y dejen a la gente de Castro que construya lo que les de la gana en su ciudad. Y si quieren hacer un prostíbulo al lado de la Iglesia o de la Municipalidad que lo hagan, y que cada uno entre adonde mas le guste. So yo fuera de Castro y llega el payaso a inaugurar el Mall, le hago una contra manifestación y no lo dejo entrar a la ciudad.

    ResponderEliminar
  6. Malacue... el payaso piñata es vecino de la isla, tiene un fundito cerca de Quellón... Tantauco Paradise!!

    ResponderEliminar
  7. Heitai. Si, es cierto, tiene un fundito por ahí. A propósito de eso, se que hay unos indígenas que han dicho que esas tierras son de ellos, tal como los mapuches de la Araucanía. Cualquier día de estos tenemos un show y una toma de terrenos. Lo que a mi me parece extraño es que aun no haya sucedido esto, tal vez algún periodista debiera investigar por qué los indígenas están tan callados, tal vez los callaron con “algo”.

    ResponderEliminar
  8. Evelyn Matthei hace tiempo no la tomo en cuenta.
    Según HPA, parece que el electorado chileno seguía más por las emociones que los principios. De ahí que en las encuestas que hacen apoyan políticas suicidas.

    ResponderEliminar
  9. Javier. El asunto es que lo que dice Matthei, es lo que piensa también el resto de los miembros de la alianza socialdemócrata, pero como no tienen los pantalones de la ministra –porque la ministra los tiene-, se callan. Los tres pre candidatos (Longueira, Golborne, y Allamand), de seguro sacan las mismas cuentas.

    ResponderEliminar