El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


lunes, 2 de abril de 2012

ESTADO DE BARBARIE.

Hemos escrito hasta el cansancio, que el gobierno pusilánime del payaso sonriente y su séquito de “yes men”, está desmoronando Chile. No se acatan las leyes, no se respeta el programa de gobierno, y el estado de izquierdo, que legisla desde una barricada, se impone a pasos agigantados. Los ánimos se caldean, se empieza a ver todo en blanco y negro, se comienza a abandonar el sentido común y a seguir en su lugar a las encuestas y al que grita y amenaza de forma mas agresiva. Políticos de gobierno, que defendieron por 20 o mas años unas ideas, se suman a las barricadas, no con una piedra en la mano y un fósforo en la otra, lo que al menos demostraría hombría y redefiniría su posición política, lo hacen en cambio de la peor forma, apoyando cualquier cosa que les sirva para la reelección, pero desde su trono en el Senado, de lejitos, para que no le lleguen las piedras, como hizo el Senador Horvath durante las protestas en Aysén. Pues ahora le tocó a él bailar con la fea, le quemaron su casa de Aysén, donde estaban su hijo y la madre de este, los que afortunadamente se salvaron, aunque ellos o los próximos en recibir una advertencia de los enemigos que se han hecho en el camino, puede que no corran con la misma suerte. ¿Quién provocó el incendio?. Da lo mismo. Fue sin duda alguien que está a favor o en contra de algo, alguien que se ha dado cuenta que solo amenazando puede obtener que una autoridad esté dispuesta a abandonar sus deberes y acatar lo que dice el que siembra el terror en forma impune. El Senador Horvath es culpable por acción y omisión. Ayer fueron las personas que estuvieron de rehenes, las que sufrieron saqueos de sus comercios, las que murieron o perdieron la vista producto de enfrentamientos que ninguna autoridad fue capaz de repeler tal como la constitución les ordena. Hoy fue el propio Senador que proponía sentarse a conversar con barricadas en la calle. Mañana será alguien más. Cualquiera. Culpable de algo o inocente de esto otro, da lo mismo. Tal como los brigadistas que murieron abrazados por el fuego, o como los innumerables agricultores de la Araucanía que han sido atacados inmisericordemente una y otra vez por personas que seguramente están perfectamente identificadas, pero a las que no se quiere hacer pagar por sus fechorías para no enfrentarse a una huelga de hambre, una acusación de derechos humanos y la posterior baja en las encuestas. La cobardía, las ansias de obtener y mantener el poder a toda costa, la pérdida de autoridad, y la sonrisa hipócrita y fácil, están pavimentando el camino a la desestabilización del orden constitucional y a lo que va quedando del Estado de Derecho. Ya que hay tanta gente inocente que ha tenido que pagar injustamente con sus propiedades y su vida, no viene mal que también le toque de vez en cuando a alguno de los que han abdicado al poder que el pueblo les entregó con su voto en una urna, pensando que en Chile había democracia y estado de derecho. .

7 comentarios:

  1. La Margaret Tatcher acusaba que la paz social se mantenia con la claudicacion en aquella epoca en Inglaterra, y que ella cuando llegase al Poder no lo aceptaria.
    Demostro mas pantalones que los machitos de aqui y de alla. Incluso ahora hemos sabido (Las Ultimas Noticias) el senador Frei gestiono y obtuvo ciudadania suiza.
    A preparar las maletas, o los secretos bancarios, se ha dicho

    ResponderEliminar
  2. Andrés. Así nomás fue, y cumplió. Y algo muy importante, lo hizo después de que R.U. venía de 40 años de socialismo. ¿Te imaginas a Piñera con una huelga como la del carbón en Inglaterra?. No dura ni un mes en el poder.

    ResponderEliminar
  3. Senador Horvath es un imbécil. Bebió de su propia medicina. El se opuso a las FFEE.

    La Dama Hierro tenía los principios claros. Por eso, tenía más pantalones. Cuando no se tiene claridad, tenemos gobiernos como el del Payaso sonriente o la actitud mosquita muerta de la izquierda.

    ResponderEliminar
  4. Horvath jamás condenó los actos terroristas cometidos por los amigos de Iván Fuentes, ahora quiere ir poco menos que a la ONU para denunciar el atentado que sufrió él

    ResponderEliminar
  5. Javier. Así es. Todo atentado es lamentable, pero si hay algunos, que sea a quienes están involucrados y toleran estas cosas, el resto es inocente.

    RJ. Esta gente se cree intocable, al parecer se toman en serio eso de que son “honorables”.

    ResponderEliminar
  6. Bien, la omisión, la desidia gobiernista ha llevado a que los intocables mapuches asesinen a un funcionario de Carabineros que cumplía una orden judicial. Era la crónica de una muerte anunciada, como nadie pone atajo a la violencia extremista zurda-mapuche, era cosa de tiempo que se asesinara a un funcionario policial.
    Para mantener las formas se entablarán querellas que todos saben no llegarán a nada, la justicia está en manos zurdas.
    Yo creo que con esto los violentistas han dado un paso más en su escalada, se ha llegado al asesinato y de ahí todo es permitido para lograr sus fines.
    Esta muerte es culpa del gobierno, de Piñera y Hinzpeter por su cobardia para hacer respetar el estado de derecho y renunciar a mantener el orden y la seguridad pública. Espero que estos sujetos no tengan el desparpajo, la desfachatez de aparecer en el funeral del funcionario
    P.D. Matías del Rio ha mostrado su bajeza moral, pero bueno que puede esperarse de un zurdo-burgues

    ResponderEliminar
  7. Hunter. Estoy de acuerdo con lo que dices, incluso, hoy voy a escribir un blog de este tema y dirá mas o menos lo mismo que tu escribes.

    ¿Qué dijo Del Río?.

    ResponderEliminar