El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 1 de abril de 2012

HONORABLE INCOMODIDAD.

La obsesión de trasladar el congreso a Santiago, es una idea que siempre ha rondado en la mente de la mayoría de los parlamentarios. Algunos lo dicen abiertamente, y otros callan por ser tal vez contrario a los intereses de quienes representan. La idea de construir el elefante blanco en Valparaíso, no se si habrá sido buena, pero puchas que lo disfruto cada vez que alguno de los populistas, demagogos, y caza-votos se incomoda al tener que viajar, cada vez que el grandioso juez de Casablanca los tapiza a partes, y aunque no hay que disfrutar de la desgracia ajena, no puedo dejar de reconocer que una sonrisa se esbozó en mis labios cuando el que ustedes ya saben se sacó la que ya saben y casi se fue al infierno camino a Valparaíso. Podrá ser una actitud miserable de mi parte, lo reconozco, pero hipócrita no soy, eso si que no, por ningún motivo. La próxima semana se volverá a discutir este tema en la cueva de Ali Babá, ya que los diputados Marcelo Díaz (PS), Cristián Monckeberg (RN), Jorge Burgos (DC) y Marco Antonio Núñez (PPD) presentaron una moción que modifica la actual Ley 18.678 referente a la ubicación del congreso en su artículo primero, para reemplazar la palabra "Valparaíso" por "Santiago". Para esta gente es muy fácil cambiar una mísera palabra, pero para los contribuyentes no son nada de miserables los millones de dólares que implicaría el traslado, y ni hablar del uso que se le daría al edificio de Valparaíso. Seguramente terminaría siendo una especie de centro de “cultura” izquierdista dedicado a recordar los duros años de la dictadura, y a añorar los años dorados de la U.P. La nueva iniciativa se suma a otros cinco proyectos de ley que se presentaron antes de 1995. La última propuesta encabezada por los en ese entonces, senadores Sergio Bitar y Adolfo Zaldívar fue declarada viciada por el Tribunal Constitucional, por no contemplar los costos que significaría el traslado del Parlamento a Santiago. A partir del fallo quedó establecido que cualquier iniciativa en torno a la materia debía ser patrocinada por el Ejecutivo. Lo que mas jolgorio me produce, es imaginar la cara de los honorables cada vez que llegan atrasados a Valparaíso, y piensan que todos sus males son gracias a la genial idea del Capitán General, a quien por este motivo, aun no pueden sacar de su memoria. Como dice el comercial de las tarjetas de crédito MasterCard, “esto no tiene precio”. Me imagino como se debe estar riendo el Tata.

8 comentarios:

  1. Pero si a todos les gusta ir a trabajar en el mismo lugar en que viven... y estos zánganos son en su mayoría de santiasco, TODOS los patrocinantes lo son, que decir de lagos webon, escamona, larraines, walkeres, freyes etc. todos del reinecillo humeliento de santiasco.

    Esto no tiene destino, estos giles no se dierón cuenta que ya no hay vuelta, o siguen como están, o mudan la capital a la quinta región, pero a smogtiago, ni ca. Nadie pondrá la cara a la hora de los quiubos, todos dirán que es impresentable la idea (aunque se muerdan la lengua por dentro, por el tiempo que le destinarían a sus cosas y amantes), y con la cola entre las piernas, los 2 DCs y 2 socialistas retirarán el proyecto.

    ResponderEliminar
  2. Heitai. Son los mismos que se llenan la boca con la regionalización.

    ResponderEliminar
  3. No se, soy más desconfiado que Heitai, por algo dicen que más sabe el diablo por viejo que por diablo (como Heitai dice que use bombachas coloradas y quepis jajajajajajaja).Eso me hace conocer más a esos atorrantes y estoy seguro que no cejarán en su empeño de llevar el congreso a Santiago. Es mucho lo que ganan, tiempo para muñequear en ministerios y servicios para favorecer a sus paniagüados, los bonos de bencina, peajes, etc. irían directo a sus bolsillos porque ni soñando que perderían esas granjerías. Lo de Mario Cortés ya no corre, en los días de sesiones los Carabineros desaparecen de la ruta 68. Quién lo ordenó?
    Esperemos entonces que pasa, total para esos atorrantes que son unos cuantos miles de millones de dólares si es por comodidad de los "representantes del pueblo" para que tengan "más tiempo para legislar". Entonces la cuidadanía debe aceptar feliz ese "pequeño" gasto.

    ResponderEliminar
  4. Hunter. No sabía que ahora los bólidos de los honorables tienen chipe libre. Hay que ver hasta donde llega el abuso de poder.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, si el Congreso se cambia para Santiago, Máximo tiene razón de que seguramente utilizarán ese adefesio con fines culturales propagandísticos. Si es que no se demuele, que sería mi primera opción, por último que lo usen de cárcel para que no digan que la puerta giratoria es por falta de espacio.

    ResponderEliminar
  6. Loco Richie. Hoy no es cárcel, pero igual está lleno de ladrones y delincuentes. Solo falta procesarlos.

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja. Genial el último comentario Máximo, la pura y dura verdad.

    ResponderEliminar
  8. Rolando. Hay uno al que lo han pillado en varias.

    ResponderEliminar