El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


jueves, 3 de mayo de 2012

¿HOLLANDE O SARKOZY?. ES IGUAL, GOBERNARAN LOS MERCADOS.

Hoy solo copiaré un artículo de uno de los economista que sigo en Internet, Xavier Sala i Martin, sobre el gran problema de Europa que aun no aparece en las noticias del día a día y que me parece interesante difundir. Francia, la gran bomba de tiempo que estaría a punto de estallar en el corazón de Europa: Aquí va: Me gustaría puntualizarles a los señores candidatos franceses que, quien gane, presidirá un país completamente arruinado. Quieren datos? Empezamos: el gasto público sobrepasa el 56% del PIB, muy por encima de la media de la OCDE (43%), España (41%), Alemania y Gran Bretaña el 50% o incluso Suecia (53%) . Francia tiene casi el doble de funcionarios per cápita que Alemania (90 por cada 1.000 habitantes en comparación de 50 en Alemania) y un estado del bienestar insostenible. La deuda pública se sitúa por encima del 90% del PIB y subiendo rápidamente a causa de un déficit público de 5,2%. Algunas empresas de rating ya le han quitado su amada triple A. Poco a poco, Francia está dejando de estar en el centro del euro para situarse en la periferia. A pesar de todo ello, continúa su orgía malbaratadora insostenible, una orgía a que el próximo presidente deberá poner fin. Sí o sí. El problema es que esto sucederá en un entorno en el que las empresas más productivas ya se están escapando de Francia (y el ritmo de desaparición se acelerará si el socialista Hollande gana e implementa su populista propuesta de un impuesto a la renta del ¡75%! ) y que hace años que la competitividad del país cae en picado: durante la última década, los costes laborales unitarios han subido un 21% en Francia mientras que sólo han subido un 5% en Alemania. Según el índice "Doing Business" elaborado por el Banco Mundial, Francia ocupa la posición 29 del mundo justo por encima de la maltrecha Portugal, y ocupa la posición 79 en cuanto a la protección de los inversores o la 149 en cuanto a la dificultad de comprar y vender bienes inmobiliarios, fábricas, naves industriales, etc. Según el Índice de Competitividad Global del World Economic Forum de Davos, Francia ocupa el puesto 113 de un total de 144 países en cuanto a eficiencia del mercado laboral. Además, la sociedad francesa no está dotando a sus jóvenes de herramientas para salir del pozo. Del sistema universitario que maravilló al mundo hace pocas décadas queda ya poco: según el ranking ARWU, no hay ninguna universidad francesa entre las 35 mejores del mundo y sólo 3 entre las 100 mejores (Los Estados Unidos tienen 8 de la 10 mejores y 54 de las 100 y Gran Bretaña que tiene 2 de las 10 mejores y 11 entre las 100). Francia ha perdido el liderazgo intelectual en el mundo y en Europa. Además, el sistema de integración de inmigrantes ha sido un solemne fracaso que ha generado unas "banlieues" repletas de marginados sin futuro que de vez en cuando explotan en ondas de violencia callejera de difícil contención. Son estos los jóvenes que saldrán Francia adelante? Pero los problemas de Francia no terminan ahí para que sus ciudadanos demandan más protección contra la competencia exterior y subvenciones públicas para no tener que trabajar y competir. Todos hemos visto el héroe nacional, el Astérix del Siglo XX, José Bové, quemando McDonalds, bloqueando carreteras y autopistas, incendiando camiones que transportaban tomates españoles o arrancando campos de maíz transgénicos. El problema no es que sus ciudadanos más sonados demanden proteccionismo público a través de la violencia, la extorsión y el chantaje. El problema es que lo consiguen!. Y es que las autoridades Francesas han convertido en expertas en proteger sus ineficientes productores a través de la regulación. No! Lo que hacen ellos no es proteccionismo (esto sería ilegal según las normas pactadas por la comunidad internacional en la Organización Mundial del Comercio). Ellos, cínicamente, le dicen: "fomento de sectores estratégicos"! Jajaja. Sectores estratégicos. Qué risa! En 2005, cuando la estadounidense Pepsico intentó comprar a la francesa Danone, el gobierno Francés impidió la transacción declarando como sector estratégico ... (Por favor no se rían): el yogurt! Si, si. El yogurt! A ver si nos entendemos: cuando un país dice que el yogurt es un sector estratégico, o bien tiene una ciudadanía con una flora intestinal muy complicada o bien está tomando el pelo a la comunidad internacional para proteger la incompetencia de sus empresas lácteas. Se mire como se mire, pues, Francia es un país cada vez menos atractivo para los inversores internacionales y no es extraño que las exportaciones francesas se hayan estancado en un momento en que las alemanas llegan máximos históricos. Francia tiene un serio problema económico y el próximo presidente, sea quien sea, deberá hacer las reformas que emprendieron alemanes y suecos hace 10 años y que están emprendiendo los españoles en la actualidad. A raíz de ello, Francia puede caer en una recesión profunda que empequeñezca lo que está pasando en España y que arrastre al resto de Europa hacia un rescate que no puede pagar. Sarkozy es un hombre bajito y acomplejado que se pone zapatos de tacón para ser más alto que Merkel. Estos zapatos de tacón simbolizan la Francia actual: un país con unos aires de grandeza que no consiguen ocultar que, por su ineficiencia y tamaño, se ha convertido en una verdadera bomba en el corazón de Europa.

8 comentarios:

  1. Los progres chilensis siempre sacan a relucir a Francia como el modelo de las empresas estatales eficientes. Con todo, a los franceses no se les ocurrió Microsoft, Apple, Google y otras empresas de la última Revolución Informática. Más aún , los burócratas de Europa, que es lo mismo que Francia le ponen obstáculos a las empresas mencionadas.

    José Bové ha ido varias veces al Foro de Sau Paulo, que reúne a los huérfanos de la caída del Muro de Berlín. Los sudacas que van hacia ese foro, sin embargo, no se dan cuenta que los izquierdistas europeos son proteccionistas, sobre todo, Francia. No vaya ser que el queso chileno sea mejor que el francés.

    ResponderEliminar
  2. Javier. Francia está en quiebra, al igual que toda Europa Occidental. El Estado de Bienestar fue una farsa para mantener las bocas cerradas y poder gobernar en paz. Las dos coaliciones socialdemócratas que se reparten el poder en Chile siguen la misma línea. Sobre todo la más izquierdista de las dos, la Alianza.

    ResponderEliminar
  3. Sarkozy lo hizo bien en el debate, pero estuvo 4 años sin defender al libre mercado.

    Dudo que la victoria de Hollande incline a Francia más hacia la izquierda....cuando un país está quebrado sólo puede ir hacia arriba o permanecer quebrado

    ResponderEliminar
  4. RJ. Gane el que gane, tendrá que hacer lo que los acreedores le digan. Es eso o el caos y una elección anticipada.

    ResponderEliminar
  5. Si gana Hollande subiran aún más los impuesto para paliar la deuda publica , lo interesante de Francia es que los partidarios de LePen van a ser claves para definir al ganador lo que demuestra que la derecha puede ser influyente en paises como Chile si se organizan bien.

    Que penoso el presente de Francia , quebrado y sin su cultura de antaño

    ResponderEliminar
  6. Carlos. Claro, subirán los impuestos y tendrán que recortar el gasto, igual como ya está pasando en España y Grecia entre otros Países. Se terminó la farra, poco a poco los beneficios sociales se irán reduciendo.

    ResponderEliminar
  7. Si pero si gana Hollande solo se dedicara a subir impuestos a niveles ridiculos que haran que la economía entre en crisis y por el contrario no reducira casi nada el gasto

    ResponderEliminar
  8. Carlos. Ese es el sueño de todo socialista. Veremos hasta cuando le aguanta la economía, y hasta donde llega la paciencia de los mercados.

    ResponderEliminar