El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


miércoles, 2 de mayo de 2012

VIAJANDO EN EL TIEMPO.

Imaginemos por un momento que estamos en Chile, en pleno mundial de fútbol de 1962. Chile tercero en el mundial; gobierno de derecha –o lo que se conocía como derecha en ese momento-; plena inmigración del campo a la ciudad; industrias protegidas por el estado; el campo en manos de las familias “tradicionales”. Pensemos ahora, si un ciudadano común y corriente, hubiera pensado en ese momento que 10 años después Chile estaría en manos de un gobierno marxista; con Fidel Castro dando vueltas por todo Chile; empresas, fundos e industrias expropiadas; la industria del cobre “robada”, ya que no se pagó compensación por ella; y decenas de miles de guerrilleros dispuestos a dejar un río de sangre con 1 millón de muertos. Ahora pongámonos en el lugar de un chileno de 1972 sumido en el caos total. Dudo que alguien en ese momento pudiera imaginar el golpe de estado; la casi guerra contra Perú; la casi guerra contra Argentina; la “limpieza” de los terroristas que no se alcanzaron a arrancar; el boom económico de fines de los ’70 y principios de los ’80 producto del dólar a $ 39; la televisión a color. En fin, del primer experimento comunista “democrático”, pasamos al primer experimento capitalista de la escuela de Chicago. Sigamos adelante en la historia. 1982. El dólar se dispara; del boom pasamos al desastre total de un año para otro; quiebra toda la banca; la cesantía rompe todos los récords; comienzan las protestas; nacen el PEM y el POJH; los accionistas de los principales grupos económicos terminan en la cárcel; todo se derrumba; aparece Buchi; llegan las privatizaciones; el boom frutícola; el plebiscito; vuelven al poder los mismos que rompieron la democracia, pero esta vez para continuar lo que dejo el gobierno militar; cae el muro de Berlín; se decreta la muerte momentánea del comunismo; el modelo capitalista que parecía muerto en 1982 campea en el mundo entero; estamos en 1992. La historia la pueden seguir ustedes mismos hasta el día de hoy, donde los defensores del capitalismo lo están destruyendo al no querer defenderlo, al “abrazar las banderas de la concertación” para permanecer en el poder a toda costa. Todos estos cambios no demoraron mas de 10 años cada uno de ellos. Del cielo a la tierra, de la noche al día en solo 10 años. ¿Quién aventura lo que estaremos viviendo en 2022?. Después de leer este blog, supongo que nadie apostaría su plata a ello. ¿Será premonitorio lo que dicen The Economist y The Wall Street Journal?. ¿ O saldremos de esta y seremos, por fin!!!!, un País desarrollado?. Vaya uno a saber, después de todo, 10 años son muchos años, al menos en esta parte del Mundo. Aquí, todo puede pasar.

9 comentarios:

  1. Sabe amigo mio, de partida jamás seremos un país desarrollado, nuestra mezcla racial, lo peorcito de España y lo peorcito de este lado del mundo dió por resultado al chileno con su aversión al trabajo y así ningún pais será desarrollado.
    Por otra parte si bien el comunismo ha muerto en casi todo el planeta, parece que acá no se ha enterado y como la hidra de Lerna le siguen saliendo miles de cabezas porque los rojos han sabido tocar una fibra especial, la gratuidad, soñamos con que todo se nos de gratis y los rojos han obnubilado al país con esa carnada.
    Tu crees por casualidad que el abrazar las banderas de la concertación le va a permitir a este engendro que nos gobierna mantenerse en el poder? Salvo los ambiciosos que sólo anhelan llegar a la presidencial, Allamand, Longueira y Lavín, y algunos pocos paniagüados que les avivan la cueca, no creo que alguien en sus cabales crea que la Alianza o bolsa de gatos, es los mismo,vaya a lograr mantenerse en el poder.
    Ah y como yo vivo el día, porque cada día tiene su afán, en verdad es mucho lo que falta para el 2022 y lo más seguro que ya no esté, así que veo el negro futuro de hoy nada más.

    ResponderEliminar
  2. Hunter. Que quieres que te diga. Que la mezcla es mala, lo es. Y que el trabajo se toma como un castigo, también. Y el resultado es el que siempre comentamos, que desarrollados no seremos, pero como las elecciones están hechas para ganarlas, hay que decir que sí seremos desarrollados. Decían que el 2000, el 2010, el 2018, y luego quizá que año pongan como meta.

    Yo también espero que estos traidores pierdan el 2013. En cuanto al comunismo, siempre estará vivo donde abunden los vagos y patudos que quieran vivir del trabajo ajeno como en Chile.

    Y no se me ponga melancólico compadre, que vieja estará la ropa, pero con ánimo y como Mañalich no nos dejará tomar, ni fumar, ni comer, seguro el 2022 Don Hunter seguirá viento en popa.

    ResponderEliminar
  3. lo que encuentro muy acertado en el articulo del Wall Street es cuando dice que Piñera le ha cedido la supremacia moral a la Izquierda.
    Tu no puedes jugar a la defensiva con la Camilita pidiendole perdones por no ser tan progresista como ellos.
    Si de Derechos Humanos se trata primero el PC tiene un tejado de vidrios descomunal, como partido internacionalista.
    Y si de economia se trata, todos arrancan o tratan de hacerlo de paises como Cuba o Norcorea. De China y Norvietnam no ya que son PC con economia capitalista.
    Entonces se le regala a la Izquierda la superioridad moral y las banderas sociales....no teniendo porque hacerlo.
    Y como alguien dijo, mejor el original que la copia.

    ResponderEliminar
  4. Andrés. El problema es que todos quieren ser de izquierda, ya que la mayoría del País tiene esas ideas, entonces, ofrecer “cosas” se ha transformado en la única forma de ganar elecciones. Los políticos de la ex derecha se cabrearon de defender ideas que no son mayoritarias, cambiaron el deber por el poder. Por eso hay que sacarlos de La Moneda antes de que terminen de arruinarlo todo.

    Con un buen trabajo, si sacamos a estos tipos el 2013, y si cambian las caras, las ganas, y los ideales, podremos tener el 2022 un verdadero gobierno de derecha. O tal vez sea demasiado tarde, no lo se.

    ResponderEliminar
  5. Maximo.
    A nuestro estimado Jumbo de Bilbao lo clausuraron.
    Va una

    A nuestros estimados burrocratas los pillaron en una especie de MOP GATE pero en el servicio de Salud Occdente.
    Multa para ti, millones de pesos para ellos
    Van 2

    Y a nuestro estimado Gobierno ahora le bajo su amor por las Salas Cunas, lo que esta bien, pero no bajar el minimo de l9 trabajadores, salvo que la tibia informacion de El Mercurio yerre.
    Van 3

    Y a nuestro inclaudicable Pdte se le olvido, mientras visitaba el Museo Selectivo de La Memoria, cuando el aplaudia a Pinochet durante su estada en Londres-.

    Van 4.

    Mas barato por docena. Seguire leyendo los Diarios

    ResponderEliminar
  6. El problema es que en la medida en que un país se desarrolla, su riqueza aumenta y por ende, aquello que se puede apropiar (léase expropiar) resulta más atractivo. Eso mantiene a la izquierda viva. Lo paradójico es que la pobreza la alimenta y la riqueza la exita ¿Queda alternativa?

    ResponderEliminar
  7. Andrés. Del asunto del Jumbo y el Seremi de salud, voy a escribir un blog mañana o pasado que será una bomba.
    En lo otro te encuentro razón, sigue leyendo nomás, yo estoy en la misma, y ya aparecieron varias “inconsecuencias” mas. Ya se confirmo lo que escribí unos días atrás: Piñera no asistirá a la inauguración del Costanera Center.

    Jagarcia. Son como gatos mirando a la carnicería. Es tanta la plata, y son tantos los votos que se pueden comprar con ella que no resisten la tentación.

    ResponderEliminar
  8. El Jumbo ¿ fiscalizacion o movida politica por la Costanera Center ?

    ResponderEliminar
  9. Andrés. ¿Da para pensar verdad?.

    ResponderEliminar