El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


sábado, 20 de octubre de 2012

PROHIBIDO NO VOTAR.


Los “entregadores de derechos” de la Concertación están asustados, preocupados, incómodos, están tan arrepentidos como el primo ministro lo está de la dictablanda.
¿La razón?. El voto voluntario.
La Concertación ha sacado cuentas, y ha llegado a la conclusión que el voto voluntario los perjudica. Sus clientes no están tan interesados en votar, como si lo estarían los clientes de la Alianza. El negocio no se ve auspicioso.

Aparentemente, la entrega de “derechos para el pueblo”, no solamente se tiene que basar en el bienestar popular, en el clamor popular de la Alameda y sus alrededores y en las encuestas que todo lo saben y lo que no lo inventan. También debe ser un negocio para quien entrega el beneficio, de otro modo, y viendo la reacción de la Concertación, es mejor olvidarse de la democracia, de la libertad y de la competencia, y volver al socialismo. A dividir el Mundo entre lo prohibido y lo obligatorio.

Debe ser obligatorio votar, porque nos conviene a nosotros que sea obligatorio votar. Ese es el mensaje. Aunque los hábiles políticos le dan una vuelta de tuerca al “relato”, y lo convierten en: Debe ser obligatorio votar, ya que al pueblo le conviene que lo obliguen a votar. ¿Por qué?. Eso ya no es necesario explicarlo, mucha información puede confundir a los clientes (perdón, a los votantes).

¿El voto, debe ser obligatorio o voluntario?. Pienso que esa no es la pregunta, creo que estas deberían ser: ¿Tienen los políticos algo que ofrecer?. ¿Son serios los políticos?. ¿Defienden sus ideas, o solo repiten lo que dicen las encuestas?. ¿Respetan su palabra?. ¿Hacen lo que se debe hacer, o se dejan influenciar por grupos organizados?. En el fondo, ¿vale la pena ir a votar?.

Transformar la política en una contabilización de pobres; en una hemorragia de gasto público; en una subida constante de impuestos; en la exacerbación de los derechos y el desprestigio de los deberes; en una lucha de clases y en una lucha por el poder, solo genera desprestigio, desinterés en la gente, y le abre el paso a los grupos extremos.

El problema es, que esto no se ve por donde pueda cambiar.





5 comentarios:

  1. WOOOOWWW por fin veo el cuadro de comentarios de tu blog Maximo!!... así que no dejaré pasar la oportunidad... no sea que blogger me fune de nuevo jaja

    Si, están, como dirían unos amigos, con "el poto a dos manos", ya saben que su voto duro, duro, duro son solo algo más de 500.000 votos, los que votarón el trucharias del año pasado. Por eso es que hacen correr el rumor, sobre todo entre sus "clientes", que el voto para los ya inscritos es obligatorio, esa es la consigna en sectores de menor nivel cultural.

    Al final, jajaja... es lo que en su momento conversamos cuando aprobaron la ley ¿te acuerdas además como querían equilibrar el asunto con los votos zurdos del extranjero?.. aún lo intentan... y capáz que el imbécil de piñata, el inepto de longueira, y el cobarde maricón del primo les den una mano a la corruptación con esto. Todo sea por que al payaso estafador de bancos, le den una sobada de lomo.

    ResponderEliminar
  2. Heitai. Ya le he oído a dos personas eso de que el voto de los “antiguos” el obligatorio. La “Gordi” lo llamaría “la campaña del terror”.
    Recuerdo lo que comentábamos en aquel momento, pues ahora ya está hecho, y si no les conviene sonaron nomás. Quieren volver al voto obligatorio, pero ahí si que se van al piso en las encuestas, eso les pasó por populistas.

    ResponderEliminar
  3. No tenía idea de lo que le afectaba a la Concertación por el voto voluntario. Esa coalición no se dedico a formar ciudadanos, sino monstruos como los dirigentes estudiantiles.

    Escuchando a los nuevos inscritos de la generación de Vallejo, repare que no van a votar. Por tanto, quizás en esta elección vote menos gente, ya que el voto es voluntario. Esa medida, por cierto, excluye a las personas que han sido designadas como vocales, entre las me incluyo. Puesto que soy responsable haré lo que hay hacer o alguien tiene que hacerlo, como diría Bruce Will en 'Duro de Matar'. Por cierto, no es la primera vez que soy vocal, creo, que es la cuarta, y he ocupado los tres cargos en diversas elecciones.

    Y propósito de votos y elecciones, en ese libro de historia que recomienda HPA del periodista norteamericano, él cuenta que en la vieja democracia que tenía el sistema proporcional, los partidos representaban algo así como 2% de la población.Nadie hablaba en los sesenta de crisis de representación como ahora por el sistema binominal. La izquierda quería cambiar la democracia liberal por la democracia popular.

    ResponderEliminar
  4. La verdad que por mi enfermedad estoy bastante alejado de lo que sucede en el mundo y en la red, así que en verdad no sabía que la concertación estaba preocupada por lo del voto voluntario. Lo que si llegó a mis enfermos oidos es que el voto para los antiguos inscritos era obligatorio y quien contó a mi familiar eso justamente fue una colega zurda y otras de igual color asentian. Una campaña de terror? o esa presunta ppreocupación sólo es para confiar al adversario?
    Porque a mi me extraña que la concertación, especialmente el ala zurda esté preocupada, porque toda la vida he sostenido que el voto voluntario siempre los va a favorecer. El zurdo y especialmente el zurdo rojo es disciplinado y aunque sea voluntario el voto siempre va a ir a votar, mientras que el que vota por la derecha se va a ir a la costa, al campo, hará cualquier cosa menos ir a votar. Bueno, de todas maneras son bien pocos los candidatos realmente derechistas, la mayoría pertenece a la "nueva derecha" bastante concertacionista en sus ideas.
    Esperemos que pasa el día de la elección, donde como siempre, lo más seguro que todos sacarán cuentas alegres y se consideraran vencedores.
    De todas maneras, como tu dices en tu tema, vale la pena votar? Nunca, siempre que podía por mis labores, deje de ir a votar. Ahora, y no porque sea voluntario, me cuestiono el ir a votar. Para qué? para que los mismos inmorales, sean del color que sean, nos sigan viendo las canillas, para escuchar las mismas promesas que he oído desde niño y todo sigue prácticamente igual, no vale la pena.

    ResponderEliminar
  5. Javier. Según lo que dicen varios dirigentes de la Concertación hoy en “El Mercurio”, los “ricos” votan mas que los “pobres”, o algo así. Hunter nos cuenta en su comentario que opina lo contrario, y que los izquierdistas más extremos son más disciplinados, estoy de acuerdo con Hunter, tal vez la Concertación se refiere a sus votantes más apolíticos que son más numerosos. El asunto es que quieren volver a legislar, esta vez para restituir el voto voluntario.

    ¿Te tocó ser vocal de mesa?. Pues a cumplir con tu deber cívico, y nos cuentas cuantos “Plan Ahora” hay en tu mesa.

    Hunter. Que lata lo de tu enfermedad, se que esas cosas son largas, hay que tener paciencia, no te queda otra.
    Como le comentaba a Javier, creo que la Concertación sacó cuentas en base a su voto mas blando, como sea, al parecer salieron para atrás al “escuchar la voz de las encuestas”.
    Yo iré a votar solo para apoyar el Plan Ahora, de otra forma no iría.

    ResponderEliminar