El vivo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.

La “clase” política. (Valparaíso, 11 de marzo de 1990)


domingo, 18 de noviembre de 2012

CONTENTO SEÑOR, CONTENTO.


El escritor Jorge Edwards ha publicado la primera parte de sus memorias. Cuenta de todo, como deben ser los recuerdos y las revelaciones a los 81 años, cuando ya no hay nada que ocultar.

Héctor Soto le pregunta en una entrevista para “La Tercera”: ¿Cuánto, diría usted, lo marcó la experiencia de abuso infantil por parte de un cura del colegio (San Ignacio)?.

Edwards: No lo sé. Yo me lo pregunto en el libro……..El abuso se produjo mientras yo estaba en tercera preparatorias y pasé a primer año de humanidades. La cosa tomó su tiempo. Lo suficiente para que a mi hermano Germán, siete anos mayor que yo, le pareciera raro este cura que iba tanto a la casa y algo dijo en el colegio. Debe haber visto algo raro y, bueno, el Padre Hurtado decidió trasladar al cura a una localidad del sur.

Soto: ¿Cree tener cuentas pendientes con Alberto Hurtado en función de ese desenlace?.

Edwards: No, Indudablemente fue el quien tapó el abuso, quizá sin saberlo. Pero era otra época. Estoy seguro de que actuó de buena fe. Debe haber creído que lo que procedía era trasladar al cura sospechoso de abuso a otra parte…Hoy el abuso se ve como un error monstruoso………Así trataba la Iglesia estos casos de pedofilia y homosexualidad.

Las respuestas de Edwards me recuerdan una frase que le escuché al ahora embajador Sergio Romero: “Hay que actuar con mano de hierro y guante de seda”. Edwards respondió de esa manera, fue lapidario y “comprensivo” a la vez.

¿Es un santo Alberto Hurtado?. No, no lo es. Ni él ni nadie. Recordemos que San Pablo, el fundador del cristianismo y su principal teólogo, fue un asesino, y San Agustín, tal vez el segundo personaje en importancia de la religión cristiana, fue un hereje y un pecador compulsivo. ¿Y San Ignacio, el fundador de la orden a la que perteneció el Padre Hurtado?: Un militar que mató a quien tuviese que matar en nombre de Dios, de la Fe católica y de su jefe directo, el Papa. 

El Padre Hurtado, tal como usted que lee este articulo, como yo, y como todos, fue un hombre de su época, actuó de acuerdo a lo que sabía y a lo que creía porque así se lo habían enseñado, defendió a la institución que lo cobijaba, antepuso sus creencia a la vida y a la dignidad de un niño de 11 años. Hoy es fácil condenar lo que ayer se sabía, se toleraba, se entendía como malo y se callaba.

¿Y Allende, y Pinochet?. ¿No fueron también hombres de su época?. ¿No hicieron lo  que hicieron por las mismas razones que invocó Hurtado para actuar y decidir como decidió?. Las costumbres, las ideas, las prioridades, las convicciones, las necesidades del momento, el mal menor, la búsqueda de sus ideales, el bien común.

Hurtado tal vez pensó que ocultar un abuso era preferible a desprestigiar a toda la Iglesia que salvaría la vida y las almas de muchos más. Allende tal vez pensó que sobrepasar la ley, la propiedad y fomentar el odio y el asesinato, era la forma de terminar con la explotación del hombre por el hombre. Pinochet tal vez pensó que matar a dos mil era mejor que matar a decenas o cientos de miles, y que la libertad bien valía ese precio.

Los tres fueron hijos de su época; fueron formados para hacer lo que hicieron, para bien o para mal; miraron a su alrededor y fue un espejo que les sirvió para verse a ellos mismos. Hicieron lo que seguramente hubiera hecho cualquier otro cura, militar y político de izquierda en su lugar.

¿Es peor matar a un terrorista que abusar de un niño o matar a un inocente por ser burgués?. No, claro que no.

Hoy, décadas mas tarde, propaganda de por medio, y con la dosis de hipocresía necesaria, uno habita en los altares de las Iglesias, el otro es “carne para estatuas” tal como fue su sueño, y el tercero es repudiado y se ha convertido en el chivo expiatorio que sirve para ocultar el actuar de los otros dos. Se necesita un culpable para que el resto se pueda salvar. Hay que buscar un “malo” para unir al pueblo en torno a los “buenos”.

Es el contexto, que se acepta para unos, pero no para otros. 

16 comentarios:

  1. ¿Tú columna de hoy?, una sola palabra: NOTABLE.

    ResponderEliminar
  2. Renato. Gracias.
    Esta columna de hoy si me gustaría verla publicada en "El Mercurio" o en "La Tercera".

    ResponderEliminar
  3. Estás cada día mejor, en lo que escribes, no te pases películas jajaja.
    Excelente tu tema de hoy. Qué más se puede agregar? Creo que lo dices todo.De verdad es como para que sea publicado en un medio de difusión nacional, pero como está la cosa es una utopía. Felicitaciones nuevamente,
    P.D. Oye no seaí fresco, él dando consejo de friegas con el carné, dónde la viste? cómo andamos por casa jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Se me adelantaron, ... Brillante!! Máximus

    ResponderEliminar
  5. Respecto del post, es una verdad del tamaño de una catedral. Has oido o leido la expresión "chivo expiatorio", bueno eso es el General Pinochet. Los pecados de todos se cargan sobre uno que debe ser sacrificado por el "bienestar" de la colectividad..
    Nuevamente, buen post.

    ResponderEliminar
  6. Hunter. Menos mal que lo aclaraste, ya me estaba preocupando. Jajajajaja.
    Gracias por los elogios, y el carnet ya me lo he refregado varias veces………….por si a caso. Jajajaja.

    AT. y Rolando: Gracias muchachos.

    ResponderEliminar
  7. Máximo

    Muy bien escrito tu escrito (valga la aparente redundancia), definitivamente y si se desea ser JUSTOS, el contexto en que se desenvuelve una persona, se debe tener en cuenta a la hora de juzgar sus actitudes y pensamientos.

    Sin duda en el juicio a Pinochet, hay una exageración histórica e ideológica absoluta ... eso de que algunos hasta lo ponen al nivel de Hitler, aduciendo que la maldad de un dictador es la misma, independiente de si mató a 3000 o mató a millones, y así lo desean convertir en el "peor" dictador al menos de Latinoamérica en el Siglo XX .... es un juicio absolutamente interesado e ideológico, más que una realidad objetiva.

    Ahora y apartado el análisis general anterior, refrendo lo que ya he dicho de Pinochet en blogs de El Mercurio, de Hermógenes, Chile Liberal y otras partes ... NO ES personaje de mis simpatías y le asigno una clarísima responsabilidad absoluta en las violaciones a los DDHH que ocurrieron en Chile ... él, como detentador del poder máximo en el país ... Presidente de la República, Comandante en Jefe de todas las FFAA y Comandante en Jefe del Ejército en específico, además de Jefe máximo de los organismos de seguridad creados bajo su batuta, pudo y debió hacer mucho más por PARAR lo que debía saber necesariamente que estaba ocurriendo ... ¡y no lo hizo!.

    Mi desapego de su persona, parte con la forma en que defenestró a Leigh de la Junta y del Gobierno … se incrementa con el tema de las violaciones a los DDHH … y aumenta aún más con el hecho del nunca aclarado enriquecimiento de su persona y familia, revelado tras su salida del Gobierno.

    ¡No, no puedo y no podría admirar a Pinochet! … ¡ni modo! … pero eso tampoco me ciega a que el juicio que de él se hace y como se lo presenta frente al mundo y la población joven del país … contiene una cantidad de exageraciones y falta de objetividad importante.

    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
  8. Cristian Munoz. Tú dices:

    Pinochet……….pudo y debió hacer mucho más por PARAR lo que debía saber necesariamente que estaba ocurriendo ... ¡y no lo hizo!.

    ¿Que opinas de esto otro?.

    Allende……….. pudo y debió hacer mucho más por PARAR lo que debía saber necesariamente que estaba ocurriendo ... ¡y no lo hizo!.

    ¿Y de esto otro?.

    Hurtado……….. pudo y debió hacer mucho más por PARAR lo que debía saber necesariamente que estaba ocurriendo ... ¡y no lo hizo!.


    De eso se trata el Blog de hoy, pero tú de eso no dices nada.

    Repito la pregunta: ¿Es peor matar a un terrorista que abusar de un niño o matar a un inocente por ser burgués?.

    ResponderEliminar
  9. Maximo

    La opinión que tengo de Allende no es mejor que la que tengo de Pinochet y mi rechazo por ese personaje está claro y refrendado en miles de posteos en diferentes medios ... Renato Briceño, quien me conoce, te lo podría refrendar, si a él le parece oportuno.

    En cuanto a Alberto Hurtado, su obra gigántesca lo eleva muy por encima de este error que tú le adjudicas ... y obviamente muy, pero muy por encima tanto de Allende como de Pinochet.

    ¿Qué te molesta tanto de mis dichos?... ¿o es que acaso debo "alabar" a Pinochet para que mis palabras "estén bien"? ... me parece que la intolerancia nubla la visión de todos los extremos Maximo.

    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
  10. Cristian. No, tus palabras no están mal, es tu opinión, válida como cualquier otra.
    Yo no alabo a Pinochet ni a nadie, solo digo que las verdades oficiales no las acepto.
    ¿El padre Hurtado cometió un error?. No, claro que no fue error, fue costumbre.
    ¿Para ti es peor que un milico mate, a que un cura abuse y cubra el abuso gracias a la sotana que lo acredita como representante de Dios?. Yo opino todo lo contrario. Las personas que hacían la revolución, eran adultos y sabían en que se metían, es tanto así, que ellos también mataban y hubieran seguido matando de haber ganado. Un niño de 11 anos solo veía con respeto al cura que lo abusaba.

    ResponderEliminar
  11. Maximo

    Me alegro de que te parezcan válidas mis opiniones.

    De cuerdo con eso de las "verdades oficiales" ... a mi solo me interesa la VERDAD a secas, le duela a quien le duela (incluso aunque me duela a mí), y no la "verdad" que convenga a unos u otros.

    Con respecto a la forma en que obró Alberto Hurtado en ese caso, te soy muy honesto y pese a que no oculto mi admiración por Hurtado, si viera un error en su actitud, lo señalaría aunque me doliera ... ahora bien, la calificación de "error" para este caso en particular no es mía, es más bien la que interpreto tú le das, a partir de estas palabras tuyas ... "Hurtado tal vez pensó que ocultar un abuso era preferible a desprestigiar a toda la Iglesia que salvaría la vida y las almas de muchos más" ... sin embargo en esa misma frase, tú mismo con ese "tal vez", insertas la duda, ergo no estás seguro de como y porque Hurtado actuó como actuó ... yo TAMPOCO cuento con antecedentes suficientes para saberlo con certeza, por eso prefiero reservar mi juicio ... lo único que sí asevero, es que Hurtado por su obra está muy, pero muy por encima de un Pinochet o un Allende.

    Ahora si efectivamente actuó tratando de evitar la situación, trasladando al sacerdote infractor, sería un inmenso error sin duda, pero también tiene Hurtado la atenuante que tú mismo señalas, él solo habría actuado a base de los parámetros de su época para tales hechos ... si Hurtado viviera hoy, lo más probable es que lo haría en forma completamente distinta, ¿no crees?.

    Por último, para mí NO ES ACEPTABLE ni que un cura abuse de un niño, ni que un milico mate o torture, unos y otros son crímenes INTOLERABLES ...ahora bien, si el milico mata en un enfrentamiento directo, frente a otro armado y que a su vez trata de matarlo a él, ¡lamentable sería, pero nada que objetar! ... ahora, eso es muy distinto a que si mata a un prisionero y después trata de pasar eso por "enfrentamiento", ¿no te parece? ... y en cuanto a la tortura, es inadmisible siempre.

    Espero haber sido suficiéntemente claro estimado.

    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
  12. Cristian. No, no fue un error lo de Hurtado, ninguno de los tres personajes cometió una equivocación, hicieron lo único que podían hacer ya que en aquella época se hacían las cosas de esa manera, por eso no es posible enjuiciar actos del pasado en base a las costumbres de hoy. El problema es que el criterio que yo expongo, solo se le aplica a unos y no a todos.

    Los padres fundadores de USA, Washington, Adam, Jefferson y el resto, eran esclavistas, no pudo haber sido de otra manera ya que era la única manera posible de hacer las cosas en esa época. ¿Tu crees que en USA se les juzga mal por eso?. No, porque nos son hipócritas como los chilenos.

    Si Hurtado, Pinochet y Allende vivieran hoy, harían las cosas como se hacen hoy, eso es todo.

    Nada es inadmisible siempre, todo ha sido admisible en la época en que se ha considerado normal hacerlo.

    Hay que juzgar a todos con la mima vara (Palabra de Dios).
    Hay algunos que ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio (palabra de Dios).

    ResponderEliminar
  13. Maximo

    Obviamente, cuando hablo de "tremendo error" para el caso de Hurtado, lo señalo a base de los parámetros con que HOY JUZGAMOS tales actos ... por lo mismo te señalo que a no dudarlo, si Hurtado viviera hoy, actuaría en forma muy diferente.

    En el resto de lo que señalas, creo que concordamos plenamente ... de hecho yo mismo lo he sostenido así en muchos blogs ... en todo caso y no es por llevar la contraria, sino que es también un hecho objetivo ... el rechazo a las violaciones de los DDHH cometidas tras el 11.09.73, ya estaba instalado en la humanidad a esa época ... pese a todo, se continúan cometiendo violaciones incluso hoy.

    La misma muerte de Osama Bin Laden, pese a que el tipo merecía lo que le ocurrió, fue un ASESINATO sin más, hecho en forma consciente por un Gobierno y ordenado por su Presidente, hoy reelecto, y a quien sin embargo, nadie condena por ello y de hecho, Presidente a quien hasta gente de izquierda admira ... ¡o sea, hay mucha hipocresía en el mundo! ... ¿no crees?.

    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
  14. Maximo

    Por ahí dices: "Nada es inadmisible siempre, todo ha sido admisible en la época en que se ha considerado normal hacerlo".

    ¡Mmmmm! ... la verdad es que yo creo que SIEMPRE han habido cosas INADMISIBLES, por ejemplo el matar a un semejante, ha sido juzgado desde los orígenes de una humanidad con conciencia, como un crímen, con los matices que desees, pero algo que no está bien y se debe evitar ... en nuestra conciencia y desde que comenzamos a ser una especie racional, hay algo que nos dice que eso NO ESTÁ BIEN ... y hay otras cosas sobre las que se puede sostener lo mismo, aún y pese a los altibajos de conciencia o moralidad que la humanidad ha tenido a través de su historia.

    En el resto de lo que señalas y con las variaciones que ya he expuesto, concordamos.

    Cordialmente te saludo de nuevo

    ResponderEliminar
  15. Cristian. Digo que eran admisibles, no que se consideraran buenas o malas. Se toleraban esas cosas en el contexto en que se vivía.

    Veo que comenzamos a concordar en este asunto.


    ResponderEliminar
  16. Maximo

    En eso tienes razón ... han habido épocas en que ciertas cosas eran consideradas "admisibles" ... aunque eso no significara que fueran buenas.

    ¡Sí! ... creo que estamos concordando.

    Cordiales saludos

    ResponderEliminar